martes, agosto 16, 2022

0 577

El 30 de septiembre de 1928 Gabriel Chacón y Francisco Gómez fueron guindados desde la garganta con unos hierros en forma de S. Estos dos revolucionarios intentaron días antes asesinar al hermano de Juan Vicente Gómez, Eustoquio Gómez, quien era gobernador del estado Táchira.

Gabriel y Francisco se metieron en la casa de Eustoquio y con hachas y machetes destruyeron la puerta de madera, pero el gobernador se escondió en el sótano y se les escapó. Al huir dejaron olvidadas sus herramientas las cuales tenían grabadas sus iniciales y nombres, por eso fueron buscados por la policía y puestos tras las rejas y condenados a muerte.

Gabriel quedó herido y desde la Casa de Gobernadores que aún queda en Barrio Obrero en la capital tachirense en San Cristóbal fue llevado sobre una sábana blanca ensangrentada. Francisco llevaba en su pecho una especie de protector cosido o tejido de cabuya para sujetarlo.

Solo tres policías los llevaron caminando hasta los predios de lo que hoy se conoce como la Plaza Los Mangos, allí los esperaban unos dos agentes más. Al verles los gendarmes les preguntaron: usted es Gabriel y usted Francisco a lo cual cada hombre respondió afirmativamente.

Gabriel llevaba una chaqueta gruesa ubicada entre colores blancos y negros. Esas eran unas zonas solitarias, nadie vivía por esos sitios. aún hoy se conserva el árbol gigante donde ambos fueron sacrificados, no podría definir su especie, solo se le ve muy triste, es frondoso, grueso de tallo y a sus pies se alza una pequeña capilla con una placa y los nombres de estos inocentes en media luna.

Siempre hay una luz, una vela, unida a velones y algunas placas de agradecimiento. hoy habrá misa pues son héroes de nuestro pueblo.

Mi abuela que nació en 1908. Ella me contó la historia, pues los vio, decía que cuando los llevaban amarrados la gente se asomaba entre postigos, puertas y ventanas a medio abrir, pero nadie dijo nada.

Sus carnes se pudrieron en aquel grueso mecate, los perros comían y arrastraban sus carnes y huesos. Se dice que por allí llegaron unos extranjeros, pudieron ser unos gringos y lograron fotografiar aquel duro episodio muy doloroso para nuestra trajinada historia política.

[email protected]
[email protected]

@migueljaimes2
Skype: migueljaimes70

0 566
Un estanque petrolero de PDVSA en el complejo industrial José Antonio Anzoátegui en Anzoátegui, Venezuela, abr 15 2015. Venezuela preferiría que la petrolera estadounidense Harvest Natural abandonara sus operaciones en el país, pero antes quiere que venda su participación en el proyecto que comparte con PDVSA a una empresa con músculo financiero para hacer grandes inversiones, dijo el presidente de la estatal venezolana. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

En Venezuela la mayoría de los gobiernos militares que han tocado el petróleo coinciden en sus visiones en cuanto a la defensa de los mismo. Comencemos por el General Cipriano Castro quien gobernó el país desde 1899 a 1908. Castro fue un nacionalista revolucionario y no dudó en enfrentar militarmente las conspiraciones del banquero Manuel Antonio Matos. Matos aprovechando la primera intervención de Estados Unidos de Norteamérica lideró La Revolución Libertadora.

Antonio Matos recibió dinero por parte de compañías petroleras de EE.UU. miles de dólares fueron otorgados por la trasnacional New York & Bermúdez Company para adquirir armas, municiones y contratación de hombres. Llevando al país a una nueva cruenta guerra civil la cual se desarrolló a partir de 1900.

Con él, vino el destacado Liberalismo Amarillo el cual consignó con su ataque la ridiculización hacia Castro, exponiéndolo como un mono encima de su escritorio presidencial tomando decisiones y todo por la defensa de Venezuela la cual les resultaban muy incómodas.

La petrolera New York & Bermúdez Company logró contratos en medio de transacciones ilegales, estos datan desde 1885 en pleno gobierno de Joaquín Crespo, cuando Horacio R. Hamilton y Jorge A. Philips les vendieron la célebre Concesión de Guanoco, un permiso para explotar los predios del lago de asfalto natural ubicado en el estado Sucre (Venezuela).

Con la New York & Bermúdez Company entraron a Venezuela las primeras compañías estadounidenses, luego vendrían los holandeses y a su lado también comerían los ingleses. Todas, la Standard Oil, la Shell y otras se encargarían a partir de ese histórico momento exclusivamente de la explotación del futuro mercado petrolero nacional.

Bajo Castro la legislación minera comenzó a regular el petróleo. Con la ley minera del 23 de enero de 1904 se fijaron de modo específico normas para la explotación de hidrocarburos: asfalto, petróleo y alquitrán.

Posteriormente Juan Vicente Gómez ratificaría el principio de que el Presidente podía administrar y otorgar estas concesiones sin consentimiento del Congreso y con eso abrió el país a las trasnacionales. Todas aquellas condiciones de los contratos de explotación contemplaban un impuesto de 2 bolívares por hectárea del área asignada, y un canon de 4 bolívares por tonelada extraída teniendo una duración de 50 años. El concesionario comenzaba a disfrutar, además de libre importación y maquinarias con un gobierno obligado a ejercer su poder regulador dentro de los límites de la ley minera, y a no exigir otros impuestos.
Dado que se trataba de un privilegio para los amigos personales del presidente, se añadió en las normas que los títulos podían ser vendidos o traspasados a voluntad del poseedor. Las personas o compañías adjudicatarias eran consideradas como nacionales, quedando sujetas a las leyes del país, y las disputas que surgieran tendrían que ser juzgadas por los tribunales venezolanos. De modo que 1907 lo consagraron como un año clave al proceso de la explotación petrolera en Venezuela, aun cuando no se tenía entonces ni la idea más remota de sus proyecciones.

Posteriormente para los años del 1941-1945 gobernó al país el también General Isaías Medina Angarita, quien a causa de la II Guerra Venezuela tuvo que enfrentarse a una difícil y repentina tormenta económica; el 13 de septiembre de 1939 promulgó la Gaceta Oficial 19.978.

Con esta Gaceta entre otras muchas cosas se defendería la neutralidad de Venezuela en el conflicto. Pero 1941 fue un año muy prospero para el país, pues el negocio de hidrocarburos dio la inimaginable suma de 228 millones de barriles.

Esta situación trajo como inmediata consecuencia con motivo de la caída de Pearl Harbor un importante bastión norteamericano que ya era alimentado con petróleo venezolano. Posteriormente, submarinos alemanes, aliados con los japoneses, la noche del 14 de febrero de 1942 en pleno Gobierno del General Isaías Medina Angarita torpedearon tres buques petroleros que transportaban crudo a las refinerías de Curazao y Aruba, eran el San Nicolás, Tía Juana y el Monagas. Aquel hecho obligó a rebajar nuestra producción a 148 millones de barriles año, reduciendo los ingresos del gobierno.

Inmediatamente, una medida importante fue la revisión de la política petrolera. A causa de la baja de producción el gobierno pidió una revisión básica de la legislación petrolera. Medina convocó al congreso a sesiones extraordinarias: así, el 13 de marzo de 1943 Venezuela tuvo una nueva Ley Petrolera.
Veamos algunos aspectos destacados en esta ley:

  • *Unificación de todas las medidas adoptadas sobre petróleo en los gobiernos anteriores.
    * Obligatoriedad a las Compañías de ampliar en Venezuela, y a expensas de ellas las instalaciones de refinación.
    * Aumentar impuestos y regalías, hasta igualarlas con los ingresos fiscales y las ganancias de los consorcios.
    * Renovación por parte del Gobierno de todos los títulos otorgados y ampliación de su vigencia por cuarenta años y renunciar a todos los juicios legales contra la industria del crudo.
  • Los beneficios de la nueva ley fueron de efecto inmediato, grandes cantidades de dinero ingresaron al Estado. Esto dio aliciente para que el Gobierno entregara nuevas concesiones, trece millones de acres. Naturalmente esta situación abiertamente favorable a la industria trasnacional aumentó la producción fijada en 300 millones de barriles anuales.
    En las ventajas económicas se destacó la elevación de la regalía, el Royalty del cual nos habló bastante el abogado Salvador de La Plaza, era el valor de la explotación la cual logró alcanzar la sexta parte o el dieciséis con dos tercios por ciento de la producción.

    Aumentó el impuesto inicial de explotación a ocho bolívares por hectárea y el impuesto de exploración se llevó a seis bolívares igualmente por hectárea durante los tres años que duró el periodo de esa actividad, mientras el impuesto superficial se incrementó en forma progresiva a medida que envejecía la concesión para obligar al concesionario a explotar la misma.

    Conjuntamente con estos impuestos especiales, se sometió a la industria petrolera a pagar impuestos generales, de acuerdo a su Ley de Impuesto Sobre la Renta y se eliminó la mantenida exoneración obligatoria del pago de impuesto aduaneros.

    Más adelante con don Rómulo Gallegos (1945-1948) el panorama político del país se mostró totalmente respetuoso de las libertades públicas. Resaltó una abundancia de excelentes medidas de tipo educacional, económico, asistencial, laboral.
    En lo petrolero se vieron los siguientes pasos:

  • * Creación de la comisión preparatoria para estudiar y planificar las posibilidades de explotación petrolera, por parte de una empresa nacional, la que además estudiaría la iniciación de la industria de refinación del crudo.
    * Se logró una bien planificada política petrolera y una duplicación de las entradas al fisco por conceptos de renta petrolera.
  • Posteriormente vino la Junta de Gobierno con Carlos Delgado Chalbaud. Este militar fue un gran nacionalista, progresista. La primera delegación petrolera que salió de Venezuela a Teherán la mandó Delgado Chalbaud a reunirse con Mosadeh, aquel líder iraní que también fue derrocado por la CIA, pues quiso recuperar el petróleo de Irán para los iraníes, como Delgado Chalbaud que quería recuperar el petróleo de Venezuela para los venezolanos, por eso lo mataron. La mano yanqui estuvo detrás del asesinato de Carlos Delgado Chalbaud.

    Posteriormente vino Marcos Pérez Jiménez, cuando la cantidad de barriles de petróleo extraídos pasó a 1,8 millones de barriles diarios en 1957. Esto se tradujo en una nueva atrofia económica puesto que aumentaron considerablemente las importaciones, también un sustancial incremento de ingresos fiscales, los cuales canalizaron de nuevo la economía a través del gasto público.
    Para 1956 y 1957 se otorgaron nuevas concesiones a las compañías petroleras internacionales, de acuerdo a la Ley de Hidrocarburos de 1943. Según este instrumento legal las empresas que recibían concesiones tenían derecho a explotar durante cuarenta años los recursos de hidrocarburos que se encontraron en el área asignada, pagándole al Estado unos impuestos especiales, aparte del Impuesto Sobre la Renta por los ingresos obtenidos por las concesionarias.

    El entonces Ministro de Minas e Hidrocarburos Edmundo Luongo Cabello convocó a una reunión del Consejos Superior de la Producción, en la que participaron representantes de los diversos sectores económicos. Exponiendo en esa reunión del 11 de enero de 1956, consideraciones técnicas y económicas que sustentaban la decisión del Ejecutivo Nacional en cuanto al otorgamiento de nuevas concesiones.

    En ese sentido, destacó que a través de esta política se podría mantener a la industria petrolera nacional en la jerarquía mundial que tenía para ese momento, al mismo tiempo que se aumentarían las reservas probadas de hidrocarburos por las nuevas exploraciones que hicieran las compañías concesionarias, ya que al ritmo de producción de la época las reservas petroleras del país duraban menos de catorce años. El Ministro evalúo la participación que había tenido el Estado en los beneficios originados por la explotación de hidrocarburos durante el lapso 1943-1954.

    Por su parte, el gobierno de Pérez Jiménez percibió en esos mismos años por concepto de impuesto de exploración, e inicial de explotación un monto de Bs. 3.116 millones, pagados por las empresas Creole, Shell y Mene Grande, así como por diez compañías petroleras internacionales adicionales.

    El otorgamiento de nuevas concesiones petroleras durante los años 1956-1957 acentúo la dependencia de la economía venezolana del exterior, según lo confirma J.L. Salcedo Bastardo:

  • la dependencia venezolana del extranjero y del petróleo se acentúa; la importación de mercancías crece sin parar, Venezuela cambia su aceite por bienes perecederos y suntuarios en gran medida. La corrupción administrativa favorece el saqueo del país; el régimen sirve a las apetencias foráneas y en ellas encuentra, recíprocamente, su mayor base de sustentación
  • .

    Para el primer mandato de Carlos A. Pérez (1974-1979) este transcurrió con el despampanante anuncio de la nacionalización petrolera (1/1/1976) y tras él llegó la bonanza y el despilfarro de la abundante renta petrolera. El barril de crudo se fue de 3.50 a 17 dólares y ya para 1980 llegó a 20 dólares el barril. Entrábamos en la época donde todos se vanagloriaban creyéndose ser la “Venezuela saudita”. Mucho dinero para un país que comenzaba a sumergirse en la pobreza, mientras la clase dirigente hacía desmanes en contra de aquellos que se les oponían. Se iniciaba la era más lúgubre en contra de los dirigentes de izquierda y guerrilleros. Empezaron los asesinatos y las desapariciones forzadas de la disidencia política mientras los demás estaban anestesiados. Nadie decía nada por la chorrera de dólares que se despilfarraba en el país.

    Luego en el segundo gobierno de Carlos A. Pérez (1989-1993) se intentó regresar a una falsa “Venezuela saudita”. Los intereses en los bancos llegaron hasta un 100%, tanto para aquellos que disfrutaban de las estruendosas ganancias como para quienes pagaban créditos, préstamos y tarjetas de crédito.

    Con Rafael Caldera el apoyo por parte del gobierno a PDVSA y con la política de promesas de reducción del hueco fiscal y de las privatizaciones, PDVSA logró desarrollar su mejor política aperturista y privatista. El espejismo de la competitividad empresarial generaría la promesa de una gran productividad con enormes excedentes económicos, promoviendo justicia social entre patronos y trabajadores. La tan necesaria reforma del Instituto Venezolano del Seguro Social (IVSS) y del régimen de prestaciones sociales, serían la base para desarrollar e implantar una seguridad social controlada.

    Rafael Caldera aprobó todas las extravagancias antinacionales con la apertura petrolera y puso a sus alfiles al frente: al Grupo Giusti. Con estos se llevaría a cabo la idea de no estimular la migración de personal calificado y competente de PDVSA sino de transferir la cultura organizacional acumulada por la industria petrolera nacional al resto de las instituciones, es decir la pedevisación de la administración pública.

    De igual manera, propuso un desenvolvimiento de la instancia política, la cual se centró en el desarrollo de convenios y liderazgos, lo cual fortalecería el respaldo social, la toma de decisiones oportunas y efectivas, la autoridad de quienes gobernaban por mandato popular, la representatividad de los elegidos y la conciencia social, todo en función de las nuevas clases sociales y dirigentes.

    Se atacaría la anomia y anarquía de los diferentes factores críticos de ruptura. El logro del consenso no es la interrupción de una agenda política para diferir tensiones sociales, sino el logro de una agenda económica que plantee la reducción del desmedido empobrecimiento y la desigualdad social; los partidos políticos reducidos sólo funcionarán como facilitadores, no como decidores, y los nuevos liderazgos dentro de este espíritu, debieron ser controlados para que no vayan más allá de la corriente demócrata y socialcristiana. Pues los nuevos liderazgos bolivarianos, progresistas y de izquierda debían ser eliminados.

    Por otro lado, la jugada maestra de los petroleros consistió en garantizar que Caldera ubicara como presidente de PDVSA a Luis Giusti junto a un sector de tecnócratas, grupo éste que conformaría, posteriormente, el Plan Giusti, momento a partir del cual se les abriría otra posibilidad. Ya se había observado que la peripecia del llamado Golpe seco se perfilaba, amenazante, con el fin de derrocar al gobierno de Ramón J. Velásquez, (1993) razón por la cual Caldera pidió a Muñoz León su renuncia con la de todo el alto mando militar, cosa anómala en la política venezolana.

    Al respecto, en 1994 Ramiro Helmeyer señaló que el golpe seco fue creado para derrocar el gobierno de Ramón J. Velásquez en 1993, y tenía por finalidad que el ex ministro de la Defensa Radaméz Muñoz León, asumiera temporalmente la presidencia de la república, para después entregársela a Oswaldo Álvarez Paz.

    Pero llegó el gobierno de Hugo Chávez y se empeñó en rescatar el precio del barril de crudo y lo logró. Creó el Plan Siembra Petrolera. Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima (PDVSA) anunció en el año 2012 su nuevo plan de inversiones para la industria petrolera. El mayor proyecto sin precedentes económico y de expansión histórica de la primera industria petrolera, una de las más importantes del mundo.

    La desinversión interanual de la anterior PDVSA únicamente llegó a invertir tres mil millones de dólares, muy por debajo de los diez mil millones de dólares que hasta el presente ha invertido la industria petrolera sólo en el 2011 y de los quince mil millones de dólares en ejecución para el año 2012.

    La confianza internacional obtenida en el gobierno de Hugo Chávez hizo que países como China y Rusia intervinieran con frescas y gigantescas inversiones, lo cual constituyó una gran fortaleza en el contexto nacional e internacional. El Producto Interno Bruto (PIB) de la industria llegó a superar los trescientos mil millones de dólares y, cuando la vieja PDVSA solo se presentó con noventa mil millones de dólares, ahora superado en más del 200%.

    Al cierre del año 2011, la estatal petrolera dio ganancias de 127.877 millones de dólares. Mientras q con el paro petroleros las pérdidas ascendieron a 21.000 millones de dólares. Mientras que el crecimiento de activos se traduce en 129% en lo referente a pozos, plantas, refinerías y transporte, pasando de 48.000 a 174.000 millones de dólares.

    Para 1998 PDVSA mantuvo déficits acumulados superiores a los 14.600 millones de dólares. Esto obedeció a una planificada estrategia colocándola al borde de la quiebra e induciendo automáticamente a su privatización. Este plan contempló la venta de taladros y buques, más la entrega de importantes terminales, aunado al establecimiento de convenios operativos con transnacionales. Fiel ejemplo de aquella era gris fue la desnacionalizadora de la Apertura Petrolera.

    Ahora, PDVSA desarrolla la Faja petrolífera del Orinoco Hugo Chávez. Esta nace el 7 de enero de 1936, hace exactamente 80 años cuando se completó la perforación del pozo La Canoa – 1, con lo cual se daría inicio a la explotación de lo que posteriormente se denominaría Faja Petrolífera del Orinoco (FPO), certificada como una extensa zona rica en petróleo pesado y extrapesado la cual se ubica en la margen norte del río Orinoco, la principal cuenca hidrográfica de Venezuela.

    Su extensión se extiende sobre el área 650 km de Este a Oeste y unos 70 km de Norte a Sur, para una superficie total de 55.314 km² y contando con un área de explotación actual de 11.593 km².

    Estos territorios comprenden parte de los estados venezolanos de Guárico, Anzoátegui, Monagas y Delta Amacuro, desde el suroeste de la ciudad de Calabozo, en Guárico, hasta la desembocadura del río Orinoco en el océano Atlántico.

    Forma parte de la cuenca sedimentaria oriental de Venezuela y por las magnitudes de los yacimientos de petróleo y gas, constituye una cuenca por sí misma. Está considerada como la acumulación más grande de petróleo pesado y extrapesado que existe en el planeta.

    La faja petrolífera del Orinoco está conformada por cuatro campos:
    Campo Carabobo con reservas estimadas en 227.000 millones de barriles.
    Campo Boyacá 489.000 millones de barriles.
    Campo Junín 557.000 millones de barriles.
    Campo Ayacucho 87.000 millones de barriles.
    Para un total de 1.360 billones de barriles, subdivididos en 29 bloques de 500 km² cada uno aproximadamente, teniendo un potencial aún mayor de producción si se explorase en su totalidad.

    Durante toda la historia del petróleo venezolano se han cobrado víctimas, derrumbado gobiernos, y se ha justificado la guerra, por supuesto todo ello controlado desde los Estados Unidos de Norteamérica, que siempre ha tenido como principal interés adueñarse del tan preciado “Petróleo”; de los campos petroleros que no le corresponden. Por eso debemos ser cuidadosos ya que somos un país petrolero por excelencia y la mirada del mundo está dirigida hacia nosotros.

    Por ello, comparto la idea de conformar un Consejo Nacional Energético con autonomía de discusión, aprobación y ejecución del país que deseamos, el cual cada día con mejor voz reclama el soberano. Debemos tomar conciencia de la gran importancia del petróleo y la necesidad de estudiarlo y que los venezolanos sean preparados en este tema; por eso somos uno de los países petroleros más importantes del planeta por sus reservas.

    Debemos llevar adelante un nuevo modelo que tenga la responsabilidad en torno a la riqueza petrolera y conciencia de saber que somos nosotros quienes tenemos la primera reserva mundial de crudo.

    [email protected]
    [email protected]

    @migueljaimes2
    Skype: migueljaimes70

    1 682

    Tun, tun, estará por ahí Luis…
    Después del mantecado puesto por el personaje que regenta la Organización de Estados Americanos convirtiéndose en un accidente al frente de su Secretaria General, donde estelarmente demuestra ser un imperfecto incapaz de la conspiración internacional en contra de Venezuela, pisoteador de las relaciones internacionales en la región.

    Luis cayó de rodillas ante el nuevo papel empresarial internacional reclamado en esta área geográfica por unas corporaciones viejas y otras nuevas, es decir, por los mismos de siempre, por eso para Luis es mejor seguir arrodillado que aguantar el lastre de la moral sudamericana. Sus pocos seguidores ya le anuncian un muy triste destino en su organización venida a menos donde sus exsecretarios, incluyendo el actual, han hecho un papel opositor estruendosamente mundial.

    Han construido su desierto y en este van metiendo el paisaje de sus pocos seguidores, es escaso lo que puedan decir de ahora en adelante. En fin, en la OEA no hay ni dialogo y la culpa es de su actual Secretario General.
    Pero no hay nada más desleal que acabar con la propia moral y el Mr. Luis sepultó los principios de una reciente decencia absurda, sin comentarios, nacido de una tarde con rostro de madrugada infeliz.

    Por eso su destino es andar en su desierto. Sin gritos, sin seguidores, sin decoro, ni país, pues hasta en su patria es despreciado, él mismo se llevó a un centro vacacional sin rostro ni instructores. Allí quedará en el cáncer de su olvido.

    Luis, tu tiempo histórico es haber llevado a la OEA a un arrabal. Para ti trascender era demasiado. Tu conciencia es la guerra. Eso de intentar llevar a nuestra Venezuela a una guerra civil donde por millones nos extermináramos será un hecho imperdonable para nosotros. Eres el gran culpable al arrastrar nuevas mentiras de la desconstrucción. No sabes ganar un juego limpiamente. Eres el arte de la mafia.

    Por eso Luis sueña con heredar la guerra. Se inspira con los halcones de El Pentágono, abraza la pentagonización, la desfragmentación, le gusta la balcanización. Luis socialmente no es útil en un modelo con valores de paz, es un tumor en la OEA.

    Miremos estas estadísticas las cuales para el año 2010 batieron varios records mundiales. La primera de ellas llevó a la población a 7 siete mil millones de habitantes. Mientras el número de vehículos a nivel planetario ascendió a 530 millones de unidades, solo en 55 años y en esos mismos 55 años el planeta fue desde 1955 de 10 millones de consumo diario a 90 millones de galones al día de petróleo.

    Pero hay algo que desconoces en tu suprema ignorancia. Analfabetismo jamás visto en un Secretario General de la OEA. El año 2010 el planeta batió record mundial donde hubo más guerras: magnicidios, intervenciones, explosiones sociales, conflictos, guerras internas y externas, es decir, la humanidad entera jamás estuvo tan cercana a su exterminio, todo esto superó a los países involucrados y arrastrados por lo más extremo de la II Guerra Mundial la cual tristemente nació un 30 de septiembre de 1939 cuando la Alemania nazi se le ocurrió invadir Polonia y todo terminó el triste año de 1945 con bombas atómicas y demás, esto dejó 55 millones de seres humanos asesinados, sus fantasmas aún deambulan por el planeta buscando justicia.

    Solo la entonces Unión Soviética perdió 28 millones de almas y tu Luis como Barón de la Guerra has pretendido llevar a la patria de El Libertador Simón Bolívar a la conflagración. Eres del pantano de los conflictos.

    Por eso la OEA no sirve para nada, andan al 100% de la mano con la guerra, son espectros gemelos en propiciar conflictos: la OEA y la ONU juntas no dicen nada ante el mega magnicidio mundial que asola nuestra humanidad.

    Luis por eso en Venezuela tenemos la página de ruta más importante de la región: El Plan de la Patria y en su quinto adjetivo habla de salvar a la especie humana. La especie humana que como nunca antes está amenazada en su extinción.

    La vida se extingue en el planeta y los principales culpables son la OEA y la ONU. Organismos protagonizados por seres indiferentes. La vida se extingue por el odio, por la indiferencia y por la opulencia la cual llevan agarradas de sus uñas horrorosas.

    Por eso Luis, caerias muy bien para la próxima elección como Secretario General de la ONU. Y como la ONU es otra de esas organizaciones imperfectas y ruinosas, indiferentes ante el dolor de miles de refugiados por solo poner un triste ejemplo, pues solo saltarás de Washington a Nueva York. Así seguirás en la lista de los tarifados que hunden el planeta.

    Luis, recuerda nuestra diferencia, nosotros con una moral inmensa e infinita, tú con tú cáncer: el odio. Bien, veremos quien dura más.

    Y ahora quien enjuiciará las irresponsabilidades de Luis en el desmedido manejo que le ha dado a la OEA, bueno, hasta más pronto…

    [email protected]
    [email protected]

    @migueljaimes2
    Skype: migueljaimes70

    0 615

    Por: Miguel A. Jaimes N.

    Últimamente me ha dado por escribirles directamente a algunos personajes, y uno de esos no es cualquier protagonista, es Mario del Valle Moronta Rodríguez, Obispo de la Diócesis de San Cristóbal (Táchira) desde 16 de junio del año 1999 el mismo año en que Hugo Chávez llegó al poder.

    Mario Moronta nació un 10 de febrero de 1949, caraqueño, ordenado como sacerdote un 19 de abril de 1975 —fecha histórica— luego, en otro abril fue escogido como Obispo Auxiliar de la capital del país llevando el título de Obispo de Nova.

    Elucubrando yo, en su consagración del 27 de mayo de 1990 de manos del Arzobispo de Caracas José Alí Cardenal Lebrún Morantinos, y ante la verdad que me inspira Mario Moronta, pienso que habrá sentido alguna incomodidad, pues quien lo consagró fue un maestro del fascismo, traidor, converso, golpista.

    Ahora en mi poco conocimiento de Encíclicas y Bulas Papales acá hay algo que considero muy importante. El 24 de septiembre del año 2009 el entonces Papa Benedicto XVI nombró a Mario Moronta como miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y esto no es cualquier cosa, pues la función de este título es vigilar la moral de la doctrina católica en el mundo.

    Mario Moronta, ¿usted de verdad cree en la moral de la Conferencia Episcopal Venezolana? Usted ha escuchado declarar a los miembros de esto que más bien parece un partido político donde incluso compiten por los cargos más altos. Usted está consciente de cómo mienten abiertamente sus compañeros responsables de la fe cristiana en nuestro país. Usted se dio cuenta como han apoyado golpes de Estado, como han abierto los espacios de todos como son las iglesias para guarinbear. ¿Usted ha visto todo esto Mario Moronta?

    Tampoco deseo dejar pasar la convocatoria al segundo Sínodo Diocesano de San Cristóbal, cuyo lema es: «La Iglesia del Táchira se renueva en espíritu y verdad» y cuyas sesiones fueron cerradas el 12 de octubre del año 2007. Dígame algo excelentísimo Obispo, usted no siente asco de cómo los monseñores de nuestro país hacen lobby ante El Vaticano para ir a entregarle informes al Santo Padre inundados de mentiras, ficciones, farsas, blasfemias, todas en contra de la revolución bolivariana.

    Hermano Mario Moronta usted ha sido nombrado por El Vaticano para vigilar la moral de la doctrina católica en el mundo, y eres miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe nombrado por el Papa Benedicto el 24 de septiembre del año 2009. Y que haces hermano reunido con quienes no son tus compañeros en la Conferencia Episcopal Venezolana, pidiendo con el delirio de diputados manejados por Henry Ramos Allup, borrachos de poder, cosas que van en contra de tu buena moral y principios religiosos.

    Que haces hermano emparejado con esa fanaticada de fascistas, ellos, compinches secuestradores del buen espíritu y de las buenas intenciones de la iglesia. Ellos, que se burlan de sus feligreses con la Conferencia Episcopal Venezolana convertida en un partido político más de la oposición venezolana.

    Mira a tú alrededor, observa a tus colegas: Baltazar Porras, sabes todo lo que se dice de este señor, por sus pecados y violaciones al verdadero espíritu de La Biblia, es peor que un Judas.

    Has escuchado las miles de mentiras que dice a los cuatro vientos Su Excelencia Monseñor Roberto Luckert León, Arzobispo de Coro, habla como el Monseñor de los Nazis.

    Y que sientes cuando oyes hablar al mitómano mayor, (trastorno psicológico que consiste en mentir de manera compulsiva y patológica. El mitómano falsea la realidad para hacerla más soportable e incluso puede tener una imagen distorsionada de sí mismo, generalmente con delirio de grandeza lo que produce una gran distancia con la imagen real) el Excelentísimo Sr. Cardenal y Arzobispo de Caracas y de paso Presidente de Honor de la Conferencia Episcopal de Venezuela Jorge Urosa Sabino. Ese señor escupe odio.

    Mario Moronta los Monseñores y el Arzobispo de este país dan asco. Usted que es un hombre que no puede mentirnos me respondería si puede dormir en paz después de toda la función que han dado en los recientes días. Mario Moronta, usted no siente dolor por los familiares de quienes perdieron la vida y que ahora alegremente la Asamblea Nacional de El Cambio desea amnistiar a sus asesinos.

    Usted no siente acaso un poquito de patriotismo de cómo has sacado la imagen de nuestro Libertador a patadas de El Hemiciclo. Como se ríen de la muerte de Hugo Chávez y de cómo se burlan de sus hijos, usted hermano se ha percatado de esto.

    Usted fue el único que oficio misas en vida al Comandante Supremo Hugo Chávez, igualmente después de su fallecimiento. Pero, acaso usted puede olvidar aquellas conversaciones frente al Santo Cristo de La Grita (Táchira) junto a Hugo Chávez. Yo no creo que usted se parezca a sus compañeros de ese partido político que es la CEV.

    Aún lo creo un hombre de dignidad, millones lo respetamos, no cuide un cargo del cual todos están a punto de inmortalizarse como cobardes. No necesitas caer hasta un fondo donde nadie te recordará como un buen ejemplo.

    Mario Moronta, no te llenes las manos de sangre como el resto de sus compañeros, Chávez te creyó distinto y diferente no te conceptuó como un converso. Recapacita hermano…

    [email protected]
    [email protected]

    @migueljaimes2
    Skype: migueljaimes70

    0 870

    Por: Miguel A. Jaimes N.

    Estimada sargento de la Guardia Nacional Bolivariana Betty Romero. Millones de venezolanos tenemos veloces noticias de usted, no sabíamos nada, no le conocíamos y como un relámpago usted aparece a defender la imagen de El Libertador Simón Bolívar junto al Comandante Supremo Hugo Chávez y del Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros.

    Créame, ante la audaz desventura de un grupo de malos venezolanos que circunstancialmente intentan manejar a su antojo la honorabilidad de la Asamblea Nacional, uno no deja de reclamarse y decir en un estruendoso silencio: dónde están los hijos de esta patria nacida en revolución.

    Y zas, sale usted Betty Romero, una venezolana, un venezolano, una héroe, con gallardía, con respeto, con dignidad tan ausente en este momento, y como ejemplo para todos haces respetar a la patria.

    Usted una mujer, militar, con una inmensa dignidad te has enfrentado solita a los representantes de los 40 años de corrupción de la cuarta república en nuestro país. Betty Romero resististe al puntofijismo, a quienes asesinaron a miles de venezolanos en la insurgencia ocurrida en nuestro país en las décadas de 1960 a 1970.

    Te plantaste como una valiente soldada, solita y autentica en contra de aquellos que dieron la orden de asesinar a miles de seres humanos el 27 y 28 de febrero de 1989 en algo que se llamó el caracazo. Y ellos, quienes hoy escupen las imágenes de nuestros máximos libertadores ordenaron enterrar a miles de inocentes en algo horrible llamado La Peste. Millares sacrificados, seguro estoy que sus animas no descansan pues pasito a pasito nos reclaman justicia y que se acabe la impunidad.

    Los que hoy dirigen la Asamblea Nacional deberían haber estado presos y enjuiciados, todos tienen sus manos manchadas de la sangre de inocentes. Han sido financiados por paramilitares, por narcotraficantes, sedientos han recibido dineros del narcotráfico de los negocios que hace la DEA de Norteamérica acosando los arcos caribeños y sudamericanos.

    Y usted mujer, militar, desde muy joven ya eres una héroe, usted y miles más sabrán dirigir a nuestro pueblo en las lunas que habrán de iluminar los pasos del no olvido ni perdón.

    Usted desde ya está en los llanos, forma parte de los manglares, de las montañas, cerros, picos y sierras. Sabanas y caseríos recibirán a un gentío para conversar con. Betty Romero, millones te apoyamos y no tan solo en nuestra patria, ya usted es una héroe en un mundo que nos respeta, que nos admira ahora más que nunca…

    [email protected]
    [email protected]

    @migueljaimes2
    Skype: migueljaimes70