Gabriel Chacón y Francisco Gómez

0 598

El 30 de septiembre de 1928 Gabriel Chacón y Francisco Gómez fueron guindados desde la garganta con unos hierros en forma de S. Estos dos revolucionarios intentaron días antes asesinar al hermano de Juan Vicente Gómez, Eustoquio Gómez, quien era gobernador del estado Táchira.

Gabriel y Francisco se metieron en la casa de Eustoquio y con hachas y machetes destruyeron la puerta de madera, pero el gobernador se escondió en el sótano y se les escapó. Al huir dejaron olvidadas sus herramientas las cuales tenían grabadas sus iniciales y nombres, por eso fueron buscados por la policía y puestos tras las rejas y condenados a muerte.

Gabriel quedó herido y desde la Casa de Gobernadores que aún queda en Barrio Obrero en la capital tachirense en San Cristóbal fue llevado sobre una sábana blanca ensangrentada. Francisco llevaba en su pecho una especie de protector cosido o tejido de cabuya para sujetarlo.

Solo tres policías los llevaron caminando hasta los predios de lo que hoy se conoce como la Plaza Los Mangos, allí los esperaban unos dos agentes más. Al verles los gendarmes les preguntaron: usted es Gabriel y usted Francisco a lo cual cada hombre respondió afirmativamente.

Gabriel llevaba una chaqueta gruesa ubicada entre colores blancos y negros. Esas eran unas zonas solitarias, nadie vivía por esos sitios. aún hoy se conserva el árbol gigante donde ambos fueron sacrificados, no podría definir su especie, solo se le ve muy triste, es frondoso, grueso de tallo y a sus pies se alza una pequeña capilla con una placa y los nombres de estos inocentes en media luna.

Siempre hay una luz, una vela, unida a velones y algunas placas de agradecimiento. hoy habrá misa pues son héroes de nuestro pueblo.

Mi abuela que nació en 1908. Ella me contó la historia, pues los vio, decía que cuando los llevaban amarrados la gente se asomaba entre postigos, puertas y ventanas a medio abrir, pero nadie dijo nada.

Sus carnes se pudrieron en aquel grueso mecate, los perros comían y arrastraban sus carnes y huesos. Se dice que por allí llegaron unos extranjeros, pudieron ser unos gringos y lograron fotografiar aquel duro episodio muy doloroso para nuestra trajinada historia política.

[email protected]
[email protected]

@migueljaimes2
Skype: migueljaimes70

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta