La marcha de los cangrejos

0 670

Nada derrotara ni detendrá a los pueblos cuando han decidido ser libres

Por: Miguel A. Jaimes N. – M sc. Ciencias Políticas

Domingo, 26/04/2009 01:16 PM | Versión para imprimir

Los cangrejos también marchan, son como inocentes pueblos que inician sus duras y largas marchas buscando justicia y cambio en los modelos de trato hacia los más discriminados.

Lucharon desde la inquisición, en las cruzadas, contra la esclavitud, se enfrentaron al racismo, segregacionismo, resistieron la primera y segunda guerras mundiales, el holocausto, el fascismo, dictaduras, represiones, desapariciones. Y allí están dispuestos a dar una nueva cruzada, cada uno en su país, desde los sin tierra hasta los que reclaman se haga justicia en los tribunales o ante Fiscales de sus Ministerios Públicos.

Como dejo bien dicho Pablo Neruda, «Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.» Lucharemos desde todos nuestros puestos, el mundo esta dispuesto a dar una de sus más duras y últimas batallas de esta era que recién comienza.

Estas batallas ya empezaron, desde la resistencia iniciada al cambio de nuestras organizaciones hasta el cambio de sociedades y regímenes enteros ya hoy agotados y de espaldas a los urgentes cambios más sentidos de los habitantes de estos continentes.

Las injusticias podrían abrir el Sexto Continente, esta sería la nueva área de las ilegalidades provocadas por la desidia judicial, hasta por los que aún mueren de hambre y son perseguidos por brutales grupos de exterminio al mando de insensibles gobiernos.

En Venezuela son 1.507 los campesinos enjuiciados y con regimenes de presentación en todos los tribunales de la República, imputados a solicitud del flamante Ministerio Público, mientras que de los 214 campesinos que han sido asesinados ¿Cuántos de los responsables se encuentran en régimen de presentación, están presos o han sido fichados por el CICPC?

¿De quien es el mundo? No debe ser acaso de los cientos de millones que marchan diariamente pidiendo justicia. De todos aquellos los injustamente señalados por tribunales y Fiscales del Ministerio Público que se han apoderado de la República de nosotros y ahora con antidiluvianas y anacrónicas leyes pretenden estos inmorales de la formación goda, conservadora, representar a un sector del Poder Judicial bastante parecido a la impunidad.

Existe una gran fuerza moral que intenta que el mundo cambie, que las sociedades sean otras y para esto, quienes son más inmorales, los Piratas Somalíes que reclaman con dignidad como el mundo “Desarrollado” los ha olvidado, mientras entre el saqueo de sus costas ven morir a sus hijos de mengua.

Después del tsunami que les azoto, los perversos países desarrollados han vertido material radioactivo en sus costas, les han contaminado sus playas, sus hijos están naciendo deformados y hoy, la falsedad mundial reclama porque son piratas a bordo de endebles embarcaciones.

O quizás el mundo no podría ser de los millones de Haitianos podridos en el olvido, famélicas sus familias, secuestrado su Presidente por los Estados Unidos y tirado en los países africanos.

Mas cerca, la dura situación militar de Colombia entre un Estado narcotraficante, paramilitar, que no esconde lo verdugo cuando despedazaron sus Fuerzas Elites el cuerpo del Comandante Raúl Reyes y patearon su cabeza hasta dejar un cráneo despedazado sin piel ni cabello y luego tirado a enfurecidos perros, mientras su cuerpo fue picado en cientos de pedazos con moto sierras.

El mundo se olvida acaso de los homicidas que andan persiguiendo al Presidente Evo Morales, y ahora pretenden las autoridades de Croacia, Hungría e Irlanda defender a los presuntos terroristas abatidos la semana pasada por la Policía de este país. Son los mismos que pagan su frustración humillando a inocentes campesinos, cuando no asesinándoles con escuadrones de la muerte.

Sin duda que este incriminado panorama de proxenetas son los mismos en diferentes partes de este mundo. Cual es la diferencia de las inmobiliarias y banqueros que rematan las casas de estadounidenses que perdieron sus hipotecas sólo porque al loco del Bush se le ocurrió hundir a su país en el foso de la guerra contra Irak y Afganistán, allá fueron a parar los cientos de millones de dólares destinados a una economía del armamentismo y del asesinato, las economías de vapor.

La penosa situación de la juventud en Centroamérica con los denominados Maras, jóvenes con toda su humanidad tatuada. Son tintas que los acompañarán por todas sus vidas. Son hordas de jóvenes integrados en feroces pandillas que se matan entre si, y que son expresión del reclamo hacia una sociedad que los abandonó en todos sus momentos.

Algo tiene que estar pasando en este país centroamericano cuando los jóvenes prefieren tatuarse sus cuerpos de por vida.

Los cangrejos van, los cangrejos avanzan y en toda su historia, que es mas vieja que Matusalén, nada ha logrado destruirlos y siempre comienzan una nueva marcha…

[email protected]

http://www.aporrea.org/actualidad/a76779.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta