PDVSA morada de colosales «verdades»

0 774

Por: Miguel A. Jaimes N. – M sc. Ciencias Políticas

Viernes, 24/04/2009 05:31 PM

El gusano esta por dentro

Le están mamando el gallo al Presidente Hugo Chávez, Ministro Rafael Ramírez, tome correctivos. No se sigan haciendo los locos. Despójese de tanto adulante que lo acompaña y póngase las botas de la revolución y desarrolle las tres R.

Ante estos mentirosos junglares que cohabitan dentro de la estructura petrolera, no quiero ni imaginarme si aquí se plantean nuevamente un paro petrolero. ¿Hacia dónde creen uds. que se inclinará tanto opositor dentro de PDVSA?

Ministro Rafael Ramírez, no escribo estos artículos porque me caiga bien o mal, le escribo como un venezolano más que ve con preocupación lo que sucede en el ministerio que ud, actualmente preside. Véase como responsable de lo que hacen muchos de sus directores y gerentes corporativos, escuche las quejas de verdaderos empleados angustiados por cómo se viene arriesgando el presente y futuro control de la industria petrolera.

Mire, aunque ya lo sepa, entro a explicarle el modus operandi de sus infiltrados: Llaman a un proceso de licitación sobre fabricación de uniformes, gana una cooperativa, por fin ante tantas empresas, luego de ocho meses le dan la buena pro, ésta debe presentar una serie de requisitos como son fianzas de fiel cumplimiento y de anticipo, por supuesto, primera vez que contratan y no tienen dinero para hacer la fianza ante la Sociedad de Garantías Reciprocas, entonces, piden dinero prestado, hacen la fianza, la presentan a P.D.V.S.A y después pasa hasta un año y no le han depositado el anticipo, que por ser cooperativa le corresponde el 50% de adelanto, así se estipula en la Ley y en el contrato..

Entonces, están endeudados y esperando el dinero para ejecutar lo estipulado y P.D.V.S.A sólo les dice que tienen que esperar, porque eso es un proceso tardío, mientras tanto los costos siguen aumentando y se corre el riesgo que P.D.V.S.A prescinda del mismo como está establecido en la Ley de Contrataciones.

Esto, Ministro Ramírez, es parte del trabajo que está haciendo la oposición apátrida dentro de la industria y no hay nadie que haga nada. Esta pobre gente de las cooperativas siguen desesperanzados por algo que no termina de llegar, estas cooperativas son familias sin trabajo, sólo esperando que se materialice su esperanza.

Entonces, ¿que aconteció en la quinta empresa petrolera más grande del mundo para llegar a esta situación? Sencillo, que un grupo de vivos vio la gran oportunidad de su vida y tomó la tienda en la cual el dueño no estaba. Y quienes fueron llamados para levantar el paro petrolero en su gran mayoría fueron contratistas a los cuales nunca se les había dado una oportunidad para trabajar como personal fijo. Entonces los utilizaron vilmente y luego cuando vieron que ya la refinería trasteaba los mandaron de vuelta a sus casas.

Ahora les piden un currículo equivalente al de los astronautas de Cabo Cañaveral, allá en la NASA y miles de requisitos más que nunca fueron necesarios cuando la emergencia del paro. ¿Pero quiénes fueron las personas incorporadas después del paro? Pues los familiares cercanos a los nuevos súper gerentes, sus panas, sus amiguitas, sus compadres y los únicos que no fueron invitados, fueron “los paseados” de siempre, los eternos explotados de las contratistas. Una vez más, quedaron como la guayabera.

Aquellos días en los que no existía horario ni fecha en el calendario, tan sólo el
deseo por ayudar y retomar el control de esta empresa (con o sin gasolina) quedaron como un sueño que poco a poco se convirtió en pesadilla, la carnetitis borró todo. Ahora, sólo quedan fotos y recuerdos de una memoria de desilusiones.

Con estas actuaciones era eminente un proceso de desideologización tan grande que ahora nadie habla de revolución ni se acuerda del Presidente Hugo Chávez, mucho menos se participa voluntariamente. Si en PDVSA no se organiza el buen trasporte, la alimentación y la hidratación, nadie ni se imagine que es trabajo voluntario. Claro más los viáticos.

Las Misiones y el PSUV dan caspa con sólo recordar estos nombres. Aquellos primeros días donde se escuchaban las emocionadas canciones de Alí Primera en los comedores ha pasado, los verdaderos pocos revolucionarios que allí hay, hoy son oposición.

Y no olvidemos a CITGO, hay un escuálido allá en Houston (EAU) que se unió al paro petrolero y luego lloró para que la gerencia de entonces lo perdonara, es quien nada más y nada menos financia los negocios de los escuálidos contrarrevolucionarios en este Estado donde trabaja, es vice presidente de Asuntos Públicos y tiene un grupo de infiltrados que poco a poco van siendo asignados a CITGO. Es fácil reconocerle, abiertamente habla mal del gobierno revolucionario.

Esto Sr. Ministro, sin querer recordarle el tema de las cooperativas de trasporte. ¿Ud. sabe que son Empresas de Trasporte? y que la mayoría de los gerentes tienen allí sus carros afiliados. ¿Sabe Ud. qué ayudan a financiar estas cooperativas en algunos Estados? A la oposición, Sr. Ministro, a la flamante oposición. Y esto se hace con los reales de la República.

Sin duda que éste será un artículo más en Aporrea, ligarán los escuálidos que se publiquen muchos ese día para que este baje y se oculte pronto. Pero me queda una gran esperanza: ya la gente no es la misma y espero que pronto la misma gente haga una verdadera revolución dentro del mayor engaño social de este proceso que es PDVSA.

Duerman tranquilos, Sr., Ministro y Sres. Directores y Gerentes Corporativos, que aquí, aún no pasa nada.

[email protected]

http://www.aporrea.org/energia/a76701.html

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta