JFK

0 557

Por: Miguel A. Jaimes N. – M sc. Ciencias

Martes, 30/03/2010 06:38 PM

El estadounidense Willian Cooper fue miembro del equipo de información de la Inteligencia Naval de los EE.UU. integro la comisión que investigo uno de los crímenes más polémicos de la historia del siglo pasado, cuando transcurriendo los años sesenta se planifico y ejecuto el magnicidio contra el Demócrata, John F. Kennedy.

Cooper revelo diversos secretos muy oscuros del asesinato del Primer Mandatario, donde estaban involucrados la Central de Inteligencia Americana, conjuntamente con el Departamento de Estado, más diferentes organismos gubernamentales y la Nasa, todo fue detallados en su libro: “Behold a Pale Horse”, traducción: “Contemplar un caballo pálido”.

Esta obra contiene evidencias de una investigación que demostró como el 22 de noviembre de 1963 en Dallas, Texas, mientras Kennedy desfilaba junto a su esposa en la limousine descubierta por una concurrida avenida, el primer disparo lo recibe es de su conductor, y no como siempre se ha afirmado que los tres disparos provinieron todos, desde francotiradores situados en los edificios cercanos.

Posteriormente del disparo de su chofer, recibe dos disparos mas, pero el primero salió desde el asiento del conductor, esto lo demuestra un único video, mencionado en el polémico libro, donde el autor tuvo acceso debido a su trabajo en la Inteligencia Naval.

En varias oportunidades, Cooper puso al descubierto la existencia de estas pruebas pero las mismas fueron opacadas, esto le valió que en el año 2001 Cooper haya sido asesinado por funcionarios del Departamento de Estado.

Cooper demuestra técnicamente en su libro, como el conductor de la limosina presidencial se voltea hacia el Presidente y con su mano izquierda acciona el primer disparo que impacta en el rostro de Kennedy.

Esto, mientras el otro acompañante -un segundo guardaespaldas- que viaja en el asiento del copiloto le grita: “nos dieron, vámonos de aquí” pero el conductor no reacciona, siguiendo con toda tranquilidad la marcha del vehículo oficial, no hace nada por colocar al resguardo al Presidente. Al ser interrogado posteriormente en las investigaciones, señala que este no escucho el disparo, y es cuando vienen los otros dos balazos que aseguran la muerte del Presidente.

Esto explica como un conductor, que es un militar, miembro del primer anillo de seguridad presidencial, tuvo necesariamente que oír los disparos, debió percatarse de que la esposa del primer mandatario estalla en pánico y casi se lanza del vehículo, veía como los escoltas corrían en medio de una gran conmoción y tratan de sujetar a la Primera Dama y de cubrir el cuerpo del Presidente, necesariamente escuchaba los gritos de la esposa del Gobernador de Texas quien cae herido y ella trata de cubrirlo para protegerle, pero el automóvil sigue su marcha muy tranquilo, no acelera, sin dudas este hombre aguantaba el paso para que el Presidente fuese asegurado con los dos balazos siguientes.

William Greer era el agente del servicio secreto responsable de conducir aquel vehículo presidencial, entrenado en innumerables cursos de manejo, preparado para esquivar cualquier atentado contra el Presidente, pero no actuó, era un hombre de experiencia, formado en la defensa, alerta, defensivo, dispuesto a sortear cualquier altercado.

Cooper revela mediante una grabación que este conductor aquel fatídico día acciona su arma contra la humanidad de Kennedy, posteriormente en la investigación concluye como varias fotos y radiografías realizadas durante la autopsia, desaparecieron de los informes oficiales.

Los organismos de inteligencia norteamericana le han ocultado al mundo y a la sociedad estadounidense su participación directa en este magnicidio. La causa del asesinato de Willian Cooper, se da mientras este, revelaba pruebas y se acercaba a la verdad del fatídico crimen de Dallas.

http://www.aporrea.org/internacionales/a98008.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta