Yemen: La revolución congelada. Por Miguel A. Jaimes N.

0 488

Miércoles, 07/03/2012 02:31 PM 

Algunas investigaciones señalan que Yemen significa a la Derecha de La Meca por su cercanía con Riad, Arabia Saudita. Estamos en los territorios del centro de la civilización del Oriente Próximo.

Son regiones están dedicadas al pastoreo y la cría de aves. Su centro político está conformado por un Consejo Presidencial de cinco miembros dos del Norte y tres del Sur. Su parlamento y un consejo clerical llamado la Shura eligen a sólo dos únicos candidatos como los únicos que pueden medirse en cualquier proceso a las elecciones presidenciales y toda la oposición política queda por fuera.

Yemen, formó hasta mil novecientos dieciocho partes importantes del Imperio Otomano y hasta mil novecientos sesenta y siete fue dominada por los británicos. Cuentan que cuando los ingleses escucharon que de sus puertos se exportaba el oro negro salieron tras su captura, era el café que salía por el Océano Indico.

El partido político del presidente saliente, Salem es el Consejo General del Pueblo y en su escudo nacional puede leerse lo que ya ninguno de sus habitantes cree: Dios, la Patria y la Revolución. Cuenta con 527.968 km cuadrados y 1746 km de fronteras.

La capital yemenita es Saná y su reunificación política entre Yemen del Norte y del Sur se dio tras la firma de su constitución en mil novecientos noventa.

Apenas el 1% de su superficie es irrigable. Tiene grades depósitos en su subsuelo de petróleo y gas. En Yemen hay veinticuatro millones de habitantes y tienen cincuenta millones de armas. El analfabetismo supera el 50% y el 35% de su población en edad útil está desempleada.

El presidente saliente Ali Abdullah Saleh llevaba más de treinta y tres años en el poder, ahora sale y traspasa su poder a su vicepresidente el cual ocupa el cargo desde mil novecientos noventa y cuatro, quien se presentó como único candidato a una farsa de referéndum el cual se celebro el martes veinticuatro de marzo del dos mil doce y debe mantenerlo en el poder por dos años más.

Sus principales socios son Tailandia, Japón, China, Corea del Sur, Singapur y Arabia Saudita, pero Yemen es el país más pobre del mundo Árabe.

Salem de mayoría Sunita 53% se reparte el poder con su vicepresidente de minoría Chiita 46.9% Abd Rabo Mansur Hadi. Se traspasaron el poder político entre ellos, de Salem a Mansur, esto es decir más, pero mucho más de lo mismo.

El problema radica en el control acérrimo de las fuerzas armadas y de la Guardia Republicana la cual fue entrenada en suelo estadounidense, allí está la verdadera fuente del poder, hoy en manos de los hijos de Salem, el ejército es dominado por Ahmen Ali y la aviación por su otro hijo.

Desde el alzamiento y desobediencia de la población civil la cual inicio su lucha después del tercer trimestre del año dos mil once las muertes no se han hecho esperar, hasta ahora más de doscientas ochenta muertes han sucedido.

La gigantesca acampada desde la “Plaza del Cambio” se niega a la misma suerte de los de la Plaza Tahir en Egipto y a que su población siga viviendo con menos de dos dólares diarios.

La situación política yemeni es dominada desde Arabia Saudita, quienes pretenden sacar los futuros oleoductos desde su territorio pasando por Yemen y descansando en las aguas del Océano Indico, pues la amenaza de cierre del Estrecho de Ormuz detiene la petromonarquía saudí quien exporta diariamente hacia EE.UU y los países de la OTAN más de diez millones de barriles diarios, mas la producción de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Kuwait, Catar Y Bahréin.

Para esto han desplegado la mayor ofensiva político-militar con el llamado Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) una especie de organismo internacional dominado por las petromonarquías y quienes desarrollan un despliegue internacional para instaurar al islamista partido Islah de la nueva clase política de la Hermandad Musulmana o lo que es lo mismo los Hermanos Musulmanes impuestos ya en Egipto, Túnez y Libia y proponen el derrocamiento de Siria e Irán.

Para esto cuentan con Al Qaeda y los temibles fascistas los Sidafistas, como Yemen es un país de muchos tribus Salem gobernó acostumbrándolas a sus antojos para toda la actividad sucia. Al Qaeda se crece o se calla según la voluntad de Salem y no importa que hoy físicamente no esté en el poder.

En Yemen la revolución está congelada, sus gobernantes han desarrollado el siguiente plan: dejen que pase para que todo continúe igual, mientras reprimen y asesinan a sus líderes con la intervención saudí y norteamericana.

En Yemen, todo está encriptado para que se dé una gran guerra civil, estas puertas ya han sido abiertas.

[email protected]

http://www.aporrea.org/internacionales/a139773.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta