Silos de papa el collado del Cóndor (III)

0 573

Por: Miguel A. Jaimes N. – M sc. Ciencias

Sábado, 10/10/2009 03:59 PM

Se salvo la Papa

Los actuales silos de Papa ubicados en el sitio de carretera más alto de Venezuela, sobre los 2.200 msnm, en el municipio Rangel del Estado Mérida, deben llevar por nombre “Ernesto Che Guevara” es una de las inversiones destinadas a la recuperación de infraestructura más importante del país, destinados a la guardia y custodia de uno de los rublos más significativos por su alto nivel de consumo y proteico en la dieta y alimentación básica de los habitantes de esta nación.

En cualquier rincón que pisemos, visitemos o estemos instalados, se come Papa en todas sus formas o presentaciones, consumimos un aproximado de 23 kilos de este tubérculo por persona al año.

Actualmente, a pesar de las pocas condiciones técnicas de los galpones se almacenan unos 99.000 sacos, las primeras estimaciones de los técnicos, especialistas instalados en la zona, proyectan poder guardar en cada uno de los silos, hasta 200.000 sacos, es decir, el reto es doblar la capacidad mantenida hasta ahora.

Este estratégico espacio geográfico está constituido actualmente por 11 galpones en pie, en un principio habían 14, pero una fuerte tormenta de nieve derrumbo 3 de estos hace 30 años, aun pueden verse los hierros y vigas retorcidas pintadas de color azul, los cuales un día sucumbieron ante el poder de la nieve, quizás, pidiendo respeto y regulando estos inmensos espacios.

El área consta de 6 hectáreas y allí, se guarda la semilla de Papa para toda la producción de la demanda nacional. Siendo la importancia de estos silos enorme, puesto que allí se almacena la semilla que en el próximo ciclo volverá sembrarse, así, garantizar la próxima producción.

Nuestra extensa gastronomía nos enseña a consumir este tubérculo durante toda época del año. Las plantaciones más importantes del país están concentradas en el anillo andino-occidental, arranca desde los Estados Táchira, Mérida, Trujillo hasta el Estado Lara, quienes arriman hasta los silos del Collado del Cóndor el 95% de toda la semilla nacional.

Los sigue Anzoátegui, Monagas hacia los lados de Caripe, Miranda, Aragua, quienes arriman un 5% restante. La producción actual nacional es de 580.000 toneladas año, sembradas en 22.000 hectáreas, con lo cual se llega a un 80% de la producción nacional, pero el Estado lanzo el reto de sembrar las 4.000 hectáreas faltantes, para cubrir el 100% de la demanda, el faltante 20% entra de importaciones y contrabando.

El Proyecto Integral de Desarrollo Agrario 2009, adscrito al Ministerio del Poder Popular para Agricultura y Tierras, plantea apoyar la siembra de las 22.000 hectáreas de Papa a nivel nacional.

El Estado Mérida, consciente del fortalecimiento que apunte a la seguridad alimentaria y con el apoyo de organismos nacionales, ha fortalecido en los últimos 10 años en varios municipios, las Asociaciones de Semillistas de Papa, esta acción a detenido la importación y el contrabando, garantizando semillas de calidad, desarrollado una cultura en torno a este vital rublo agrícola.

Pero las condiciones actuales de estos silos, ameritan de grandes inversiones, orientadas al rescate definitivo de estas importantes áreas.

Allí, cada productor trae a guardar sus semillas, solo cancelan Bs.F 0,20 por cada saco, por cada día que estos sacos estén allí, pagando por adelantado solo un mes, el resto se cancela a los meses en que se retira el producto.

Las nuevas inversiones deben garantizar condiciones técnicas que contribuyan al mantenimiento de este rubro, si la asistencia y condiciones técnicas fallan, este rubro corre riesgos en su mantenimiento, y empiezan a fallar sus condiciones de calidad después de 6 meses, ya, que en un proceso natural, la Papa expele calor y su ambiente tiene que airearse.

Tienen que rescatarse los ductos subterráneos y la ventilación automática generada por grandes sistemas de ventilación que no funcionan, les robaron motores, ¿cómo pudo suceder esto? cuando estos silos estaban bajo el cuidado y administración a lo largo de más de cuarenta años en manos de una sola familia.

No existe un laboratorio con el que puedan hacerse pruebas, se coloca semilla buena con semilla que pueda estar descomponiéndose, conllevando como resultado que la misma se contamine. No existen controles ni clasificación de semillas, hasta la romana para el pesaje de lo que entra, está completamente deteriorada.

La Papa bien cuidada, al ser sembrada, nos ofrece su nobleza, esta se reproduce hasta en siete plantas, una parte se dedica a la venta para el consumo normal y la otra se procesa industrialmente.

Está zona estremecida por el imponente frio, acompañada de las roanas de los habitantes, donde puede verse la copa de las montañas, apreciar desde arriba el majestuoso techo de los glaciares, sus ríos, lagunas y el paso del gran cóndor de los andes, son montañas que nacen desde aquí, y terminan allá, a lo mas infinito del sur.

A un lado de los once silos que con el pasar de las décadas se mantienen en pie, están las antenas de los diversos medios de comunicación y descansa la trasmisión de las comunicaciones para estas importantes áreas geopolíticas.

En los meses de junio, julio y agosto las temperaturas descienden hasta los menos 3ºC. Adentro de los silos cada saco de semilla, identifica a su dueño, marcados por ellos mismos con vivos colores le dan vida a esos enormes bultos marrones, impregnados de las tierras de sus Estados, también se los conocen por sus nudos de amarre.

La Corporación Venezolana Agraria, desarrolla el trabajo desde el lugar más alto y distante del país, las coordenadas, el punto carretero más elevado de Venezuela, 4.200 msnm, con temperaturas entre menos 0ºc, a los 7 ºc.

[email protected]

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta