¿Por qué ganará Nicolás Maduro?. Por Miguel A. Jaimes N.

0 544

Miércoles, 10/04/2013 04:45 PM

Se superará la crisis de marzo

El Pueblo en las calles grita y escribe en sus paredes: Chávez, vivo te amamos, muerto te veneramos. Esta fue la misma oración que siguió inspirando la lucha de Manuelita Sáenz tras la desaparición física de El Libertador Simón Bolívar el 17 de diciembre de 1830.

Ahora, tras la lamentable partida de Hugo Chávez el 5 de marzo del 2013 se han activado extremadamente todos los demonios itinerantes de la oposición nacional e internacional, igual como sucedió en 1830 algunos ya se han levantados y operan no tan sigilosamente, más bien hacen mucho ruido e intentan fastidiar a diario.

El primero en levitar fue el candidato opositor de la ultraderecha venezolana, considerado por sus seguidores todo un pasquín de peligrosa ecolalia Sus protectores han saltado desde la Oficina oval en Washington, a pesar de haber sido derrotados por Hugo Chávez en octubre de 2012 ahora se han dedicado de nuevo a enterrarse unos a otros.

El actual modelo y método telepronter del candidato opositor es de inspiración agresiva, va derrotado, desencajado. Sus seguidores de Acción Democrática y Copei lo ven como el principal problema. Primero Justicia impone políticas fuera de sus consensos porque su candidato es de la tolda que advierte la enfermedad del cólera: el amarillo.

Primero Justicia es un partido al mejor modelo republicano estadounidense, no le dejan nada a su rancia derecha de seguidores. La diáspora política han tenido que entregarle su tarjeta pues si no todas las siglas de sus partidos desaparecerían.

Pero el candidato opositor se ha pasado de sincero y viene con muy peligrosas intenciones. Nadie imaginaba que en el contexto atravesado fuese capaz de acusar a la familia presidencial de haber sido parte de un plan que ocultó la verdad sobre el fallecimiento del primer mandatario nacional, sus discursos vienen acompañados de acciones intimidatorias propias de un candidato que intenta propiciar el desconocimiento de los resultados electorales que ya lo dan como perdedor en las diversas encuestas.

Intenta recrear escenarios de guerra, aprovechados tras el delicado momento que Venezuela atraviesa y el cual todo indica que venimos recuperándose de la grave situación vivida con la pérdida del máximo líder: Hugo Chávez.

Mientras tanto, Nicolás Maduro hace labor de gobierno y a todos nos ha sorprendido con su buen discurso y el repunte diario en las encuestas. Está inyectando una nueva vida institucional de total aceptación, desarrollo y dinámica de un nuevo mandatario de la misma línea de Hugo Chávez.

Maduro y su gabinete han sido los hombres y mujeres más leales a los principios del chavismo, son la fidelidad de un pueblo desbordado por los caminos de esta revolución pacífica pero bien armada en los cinco componentes militares, quienes están aprestos a defender la paz y soberanía nacional.

Nicolás Maduro es humilde al reconocer que los 14 años de Hugo Chávez no se suplantarán de la noche a la mañana, esto ha logrado inspirar el reconocimiento de millones de seguidores quienes lo elegirán con más de diez millones de votos el próximo 14 de abril. Mientras las agresiones del candidato de la ultraderecha se verterán en favor del mandatario de la revolución y para esto sólo faltan días.

Las marchas que acompañaron en millones al comandante Hugo Chávez son comparadas a los de otros importantes hechos de la historia mundial. Son un sinnúmero de activados a llevar y proteger de ahora en adelante al nuevo líder de los pobres, cientos ven en la inspiración de Maduro el legado de su antecesor.

Chávez honrado en el Museo del 4F, sitio público, visible y con permanentes honores, será visto todas las veces que sean necesarias por la fiel compañía de su pueblo. Esto reconfortará y consolará el dolor actual.

La democracia venezolana es joven, pero desde hace década y media está en peligro. La conspiración interna no descansa y la externa sueña con ideas bastante desencajadas que ni sus mismos seguidores logran interpretar o seguir.

Mientras el candidato de la derecha sigue empeñándose en ser un connotado y oculto sionista, maneja formas suaves para escabullir sus discursos blandos pero en el fondo es un tiburón imperialista. Primero Justicia incluso recibe asesoramiento radical desde el Reino Unido, directamente desde el partido político de David Cameron.

Uno de sus principales investigados es Richard Mardo, quien no se escapa en este enjambre internacional y nuevamente está tras los ataques contra la embajada cubana y en los recientes mensajes desestabilizadores, esa es su tarea.

Su doctrina política tampoco los aparta de sus cercanos amigos los israelitas de Netanyahu. Vean los casos de Colombia y sobre todo en Panamá donde los sionistas dominan el lavado de dinero el cual encumbra las altas finanzas y esferas de aquel país centroamericano. La logística de sus campañas multimillonarias apuntan a dineros provenientes directamente de las mafias del narcotráfico.

Se comportan como verdaderos derrochadores durante la actual campaña, se han caracterizado en mantener un gigantesco despliegue logístico, dirigen, financian y mantienen invasiones, recrudecen sus actividades opositoras hacia áreas populosas, es el candidato del telepronter mafioso, igual a los carteles colombianos.

Los enjambres de Primero Justicia justifican miles de millones en supuestas donaciones no justificadas ubicadas las mayorías en depósitos de los bancos Provincial y Mercantil y sus declaraciones al fisco son pírricas. Es decir esconden la verdad sobre los cuestionados montos.

Existen razones suficientes para nombrar a Primero Justicia como aquel partido colombiano que llevo al senado a Pablo Escobar, ¿será que están tan cercanos a los grupos del narcotráfico?, cuando el rio suena es porque piedras trae.

[email protected]

 

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta