Ordenemos los Aló Presidente

0 514

Por: Miguel A. Jaimes N. – M sc. Ciencias

Miércoles, 09/09/2009 11:56 AM

Desde hace años, no nos es indiferente los días domingo, escuchamos los Aló Presidente. Llegan a nuestros recuerdos aquellas primeras trasmisiones, con un Presidente Chávez, narrando sus programas desde viejos estudios con la bandera de Radio Nacional de Venezuela al fondo.

Ahora, estos programas ya sobrepasan las trescientas trasmisiones, se ha hablado y dicho de todo, sin duda, es una de las mayores garantías de luz, en esta revolución. Hemos visto a nuestro Presidente preocupado, feliz, cantando, regañando, corrigiendo y manteniendo la dura llama, reclamando que todo sea arreglado en el país, donde se muestre la nación cambiada, venciendo los mitos del atraso.

Los Aló Presidente, han sido toda una novedad, desde trasmisiones internacionales, hasta llegado a ocupar el primer lugar de un espacio trasmitido desde cualquier lugar o rincón de Venezuela, su pujanza a tocado todos los trescientos treinta y cinco municipios, llegando a incontables parroquias.

Hemos visto desde ministros cometiendo una y otra vez los mismos errores, hasta aquellos que no saben cuánto cuesta un kilo de azúcar. La preocupación por la historia, geopolítica de los recursos, política petrolera, noticias, análisis internacionales, pases y entrevistas con mandatarios mundiales o personajes,

Este espacio a sido testigo del lanzamiento de todas las Misiones, inauguración de importantes obras, así como el inicio, de majestuosos e importantes proyectos. Ahora, todos sienten lo vivido, lo real, lo que sucede desde nuestros barrios. Se han reconocido líderes y héroes anónimos. Es una transmisión bendecida por cientos de viejecitas, las cuales cobijan prosperidades a la vida de su Presidente.

Pero hace falta algo, después de estos diez años de difusión, deben ordenarse los Aló Presidente, muy pocos programas, verdaderamente, son escuchados por sus asistentes. Impera la bulla, gritos, chillidos, aullidos, silbidos, toda una cadena de distracciones, lo cual indica, que muchos acuden a esta actividad, pero no escuchan el mensaje presidencial.

Incluso, en algunas oportunidades se siente la molestia del Presidente, llama la atención, pide paciencia, que esperen, que ya los va atender, encomienda algún ministro o General que ¡vayan rápido a ver que quiere aquella gente! Se preocupa por lo que les pasa.

Por otra parte, los camarógrafos esmerados en ponchar bellos rostros y ellas desfilando para que las saquen, esto no es un certamen de belleza, menos para saludar a amigos por intermedio de las cámaras, esto, es una transmisión con una gran orientación ideológica y de principios, al cual debe prestársele atención.

Se supone que estamos en la formación del nuevo republicano, un ciudadano responsable, con otra conducta, con mística y disciplina. Ningún pueblo del mundo, o gobierno tiene la capacidad y la posibilidad de escuchar orientadoras reflexiones para un nuevo país, como las tenemos nosotros, donde nos enteramos del avance de un proceso tan inédito como el llevado a cabo en Venezuela.

Así pues, ordenemos los Aló Presidente, la orientación esta clara, ahora, nos toca la responsabilidad, a todos, desarrollar una mejor actitud, para gozar de una mejor aptitud. Para empezar a ser verdaderos revolucionarios, estamos llamados a implementar una nueva consciencia, claridad, y una mejor y mayor responsabilidad.

[email protected]

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta