Nuestros jueces (III). Por Miguel A. Jaimes N.

0 490

Miércoles, 25/08/2010 11:18 AM 

Caso: Ex Juez Florencio Silano

Hasta hace pocos días Florencio Silano fue juez. Alguien con un poco de pudor, coherencia y vergüenza jurídica, gracias a Dios y lo destituyo. Y fue removido por una causa lo suficientemente grave que de haberse ejecutado hubiese metido en espinosos problemas al país y al gobierno del Presidente Hugo Chávez. Mientras este gobierno anda extraditando narcotraficantes de todas las nacionalidades, mientras somos atacados y vilipendiados nacional e internacionalmente, acusando a este gobierno de ocultar a poderosos narcotráficos y de ser cómplices con los carteles de la droga. Pues este ex juez el día 30 de julio de este año, siendo las últimas horas de la tarde del día VIERNES de un solo plumazo mando a liberar acá en la región capital, a la esposa del narcotraficante Hermágoras González Polanco,, alias “el Gordito”, considerado El Jefe del Cartel de la Guajira, buscado hasta por la DEA. Esta “decisión” motivo que fuese destituido de su cargo, cuestión que aplaudimos millones de venezolanos por la valentía de seguir enfrenando los tentáculos del narcotráfico. ¿Pero cómo llegó este señor a ser juez de la república y haber tenido que descansar en sus manos un sinfín de decisiones? Esto es solo una muestra de cómo una parte del poder judicial esta penetrado por mafias nacionales e internacionales. Sin duda, Florencio Silano recibió millones por esta decisión, que de haberse llegado a consumar andaría la oposición en vez de estar pasando el refrito de “Los Guardianes de Chávez” estaría trasmitiendo “El Narcotráfico de Chávez” lo cual hubiese sido peor. Pero esta no solo fue una de las infelices decisiones del ex juez Silano, ojala que las autoridades no se conformen solo con destituirlo, menos volverlo a reenganchar y se dignen en abrirle un juicio y lo metan pronto tras las rejas. Vean otras de las “Dignas Decisiones de Silano”. El veintiuno de diciembre del año dos mil seis el Juez Sexto de Control, Florencio Silano, postergó para el próximo año (20079 la decisión sobre la solicitud de desaplicación del artículo 314 del Código Orgánico Procesal Penal, realizada por el Ministerio Público en el acto conclusivo del caso Danilo Anderson. Nuevamente se postergo la decisión, esto porque se acercaba el plazo que vencía en tres días y que establece el Código Orgánico Procesal Penal, para que el tribunal Sexto de Control se pronunciara sobre la petición hecha por el entonces Fiscal General. Pero sorpresivamente no fue así, el titular del despacho, Florencio Silano convoco una audiencia para decidir sobre el acto conclusivo, recalcando que el Ministerio Público presentó el archivo del fiscal fuera del lapso correspondiente. Esto hizo que la defensa de Nelson Mezerhane, la Sra. Magaly Vásquez, introdujera un escrito al tribunal haciendo señalamientos de derecho contrarios a lo que había expuesto el ex Fiscal General Isaías Rodríguez, cuando solicitó desaplicar la norma procesal. Una vez realizada esta audiencia con presencia de las partes, el juez Silano se pronuncio, declarando extemporáneo el archivo del fiscal, presento el acto conclusivo y, en su defecto, ordeno el archivo judicial, en cuyo caso ceso, para los “presuntos” autores intelectuales, la condición de imputados. “El miércoles, 18 de noviembre 2009, se cumplió el quinto aniversario del criminal atentado terrorista que le quitó la vida a Danilo Anderson, el Fiscal Valiente. “Y por Danilo y por todos los mártires de este tiempo de Revolución, no puedo sino unir mi voz a la de todo el pueblo: ¡Castigo a los culpables! ¡Basta de impunidad!” Así lo expresó el Presidente Hugo Chávez en “Las Líneas de Chávez” del 22 de noviembre de 2009 Desde hace rato estamos viendo como los tribunales pasan agachados ante los acuciantes problemas nacionales, esperando que la “crisis” explote, para solo así actuar, pero a destiempo, tan solo “espoleados” por la “ira presidencial”. Ojala, ahora que se están descubriendo los negocios del ex juez Florencio Silano, al fin los organismos públicos que debieron haberse pronunciado hace años contra los autores intelectuales del asesinato de Danilo Anderson, y que miran para otro lado cuando los hermanos del fiscal fallecido gritan que al fin se haga justicia, por Dios hagan algo. Mas ahora con la extraña muerte de uno de los hermanos del Fiscal Anderson. Donde nadie se come el cuento que el hampa lo asesino para “robarle”. ¿Acaso no fue Florencio Silano quien llegó hasta el exabrupto de impedir que los representantes judiciales de las víctimas y los hermanos de Danilo, tuvieran acceso a las actas procesales? Exabrupto consumado por el juez Sexto de Control aquí de Caracas, Florencio Silano, quien impidió que los hermanos del fiscal fallecido pudieran acceder al expediente, a solicitar las acciones que el COPP contempla con profusión, siempre en protección de los derechos de las víctimas. Como hizo falta es esos terribles momentos para la honorable familia Anderson una acción de Amparo contra dicho Juez Florencio Silano y su inmediata destitución, y así no haber llegado hasta las actuales consecuencias. Fue solo cuando el 19 de mayo de 2008, con ocasión de un amparo constitucional solicitado por los hermanos del hoy occiso, la Sala No. 2 de la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas con Competencia exclusiva para conocer de las causas por delitos vinculados con el terrorismo acaecidos en todo el territorio nacional, dejó establecido la condición que los hermanos de Danilo Anderson, reafirmando su carácter de víctimas, restableciéndoles mediante sentencia el derecho de poder intervenir en el proceso que se sigue como consecuencia de la investigación de los autores intelectuales de la muerte del fiscal asesinado, esto a la luz de los artículos 119 y 120 del COOP. Silano ocultaba con su poder que los hermanos de Danilo Anderson se enteraran de los detalles de la investigación y de los autores intelectuales que asesinaron a su hermano, entre esos, la del más destacado, Nelson Mezerhane, hoy prófugo de nuestra justicia gracias a Silano. Surgen cientos de preguntas por el empeño del juez Florencio Silano de que las víctimas no accedieran al expediente sin ninguna justificación: ¿Cuál era el interés del Juez Silano aun arriesgando su propia carrera, pero manteniendo una conducta de “rebeldía legal”, para impedir que las víctimas accedieran al expediente que cursaba por ante ese tribunal Sexto de Control? ¿Quién le había dado esa orden de no permitir que las víctimas accedieran al expediente?, porque es difícil pensar que este juez podría actuar solo, en un asunto tan delicado, como era negar la intervención de los hermanos de Danilo Anderson, yendo contra lo básico que el Copp establece en esta materia. Pues bien, al desbloquearse el acceso al expediente mediante la acción de Amparo referida, se pudo avanzar, y con fundamento en las actas del proceso, interponiendo sendas querellas contra los ciudadanos Richard Tucker e Ignacio Salvatierra, -Presidente este último de la Asociación Bancaria- las cuales fueron admitidas por el juez Sexto de Control, Álvaro Lozada, pasando dichas querellas al control del órgano fiscal para que se iniciara la investigación. Al respecto, se solicitaron una serie de diligencias de investigación que tampoco se han cumplido. ¿Por qué razón no se han efectuado? La misma complicidad, son los delincuentes que quieren controlar, oh, ¿ya controlan nuestro poder judicial? Recientemente los hermanos de Danilo Anderson, a través de su representante legal interpusieron querella contra el ex fiscal General de la República, Isaías Rodríguez, por encubrir y cooperar con los autores intelectuales de la muerte de su hermano. Debe recordarse, que desecharon varias hipótesis, incluso las dadas el día 5 de enero de 2005 por Venezolana de Televisión, por el ex Ministro de Interior y Justicia, Jesse Chacón. También desecharon el informe que presentara el Comisario José Cuéllar, con pretextos que eran pocos serios e inconsistentes, como por ejemplo, que dicho Comisario era de la CIA y que el informe fue presentado a motus proprio. Igualmente, como ya se sabe, hay pruebas concordantes que señalan que por utilizar al testigo “estrella” Giovanni Vásquez de Armas, para inculpar a personas inocentes, en boca, nada más y nada menos, que del mismo testigo y de uno de los fiscales que llevaba la investigación, Hernando Contreras. ¿Que esperarán los funcionarios que llevan esta investigación, que el mismo Presidente Chávez ordene que metan preso a alguien por este delito, para que todos comiencen a trabajar en este sentido, y al fin detengan a los autores intelectuales de la muerte de Danilo Anderson? Hasta ahora el Presidente Chávez tiene el mérito de ser la única persona del gobierno que pide a gritos que encarcelen a los culpables de la muerte de Danilo Anderson, y a quienes pagaron para que fuese asesinado. Los demás callan, se parecen al personaje de una cantautora colombiana, son sordos, ciegos y mudos. ¿Y cuando los hermanos Anderson logran esta aplastante victoria contra el reciente ex juez Florencio Silano, su hermano es asesinado en un supuesto atraco, que cosas tan raras pasan en este país? Son temas de tesis para los futuros graduados en criminología. Igual, como se llegó a permitir que el día 20 de diciembre del año 2005 por decisión del juez Sexto de Control del Circuito Judicial Penal de Caracas, Florencio Silano, el empresario Nelson Mezerhane fuese liberado para empezar a ser juzgado en libertad. La decisión fue adoptada por este inmoral tribunal de la causa, luego que Magaly Vásquez y Vicente Puppio, abogados de Nelson Mezerhane, introdujeron un recurso de revisión de la medida privativa de libertad dictada en contra de su “cliente”. La medida igual fue extensiva a Salvador Romaní (hijo), al General (R) Eugenio Añez Nuñez y a Fernando Moreno Palmar. Mezerhane, Romaní y Añez Núñez habían sido señalados de ser los autores intelectuales del atentado en el cual perdió la vida el fiscal del Ministerio Público Danilo Anderson, el 18 de noviembre del 2004. Contra ellos, el Ministerio Público atribuyó delito de Homicidio Calificado mediante incendio. Mientras, Fernando Moreno Palmar está señalado de ser cooperador inmediato. Magaly Vásquez expresó que ellos introdujeron el recurso de revisión contra la medida privativa de libertad de Nelson Mezerhane, porque “su cliente había dado muestras de quedarse en el país y que no existía, por lo tanto, peligro de fuga” que vulgaridades son las que ampara este sistema judicial que se llena la bocota de ser justo, bolivariano y revolucionario. Quise trascribir parte de las decisiones de este vulgar ex juez Florencio Silano, para que nunca se nos olvide la calaña de algunos jueces a quienes les han abierto las puertas de par en par de nuestro sistema judicial para que desde allí hagan por dinero lo que se les dé la gana. Nada más y nada menos dejo en libertad a esta mega banda de delincuentes para que estafaran a los ahorristas del Banco Federal, Silano dejo en libertad al autor intelectual del asesinato del Fiscal Anderson. Y el asesino del Mezerhane, ahora anda de visita en las comisiones de Derechos Humanos de Washington denunciando al gobierno bolivariano de perseguirlo y violar sus libertades. Florencio Silano debería de ocupar los cuartos de La Planta, pero como nuestro sistema judicial sigue siendo tan permisivo y díganle lo que le digan simplemente calla y siguen protegiendo a otros cuantos más como Florencio Silano. Tranquilos, delincuencia organizada opositora, aún hay muchos Florencios Silanos.

http://www.aporrea.org/actualidad/a106603.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta