Militares que dieron golpe de Estado en Mali son revolucionarios. Por Miguel A. Jaimes N.

0 483

Miércoles, 28/03/2012 03:38 PM 

La república de Mali es un país del África occidental con trece millones de habitantes. Es el séptimo país más grande del África. Tiene límites con Argelia, Níger, Mauritania, Senegal, Costa de Marfil, Guinea y Burkina Faso. Su capital es Bamako. Se mantiene de la agricultura, pesca, oro, sal y uranio. Es considerada una de las naciones más pobres del mundo. En 1959 se independizo de Francia quien la dómino, exploto y saqueó durante décadas. La mitad de su población vive con un dólar y cuarto diario.

En 1992 Amadou Toumani Touré, un general retirado lidero un cruento golpe de estado y desde entonces gobierna la nación. Toumani occidentalizo sus relaciones con EE.UU. Desde 1988 se sometió a las reformas del Banco Mundial y FMI y desde 1988 a 1996 reformó gran parte de sus empresa públicas, 16 empresas fueron privatizadas, 12 parcialmente privatizadas y 20 liquidadas.

El 90% de su población es musulmán de mayoría sunita quienes ahora están muy cercanos a los EE.UU, mientras que las condiciones de salud son de las peores del mundo. Sólo el 63% de su población tienen acceso al agua potable.

Recientemente sus calles han sido testigos de un hecho que quedará en su historia a favor de un cambio político legitimo, pues el Partido Solidaridad Africana por el Desarrollo y la Independencia (SADI), importante fuerza de izquierda de Mali organizadora del último encuentro de la izquierda africana más combativa con presencia de varias destacadas organizaciones comunistas en su capital Bamako, ha emitido un comunicado saludando el derrocamiento del gobierno por parte del “Comité Nacional por la Reconstrucción de la Democracia y la Restauración del Estado” encabezado por el Capitán revolucionario Amadou Sanogo y que tiene como portavoz al teniente Amadou Konaré.

Inmediatamente la izquierda pro Gadafi y antiimperialista de Mali apoyó el derrocamiento militar del presidente Amadou Toumani Touré.

Los miembros del partido SADI habían exigido desde el pasado 9 de febrero la dimisión del presidente por su posición pro imperialista. Toumani firmó un acuerdo en Argel capital de Argelia la llamada “Puerta del África” el 4 de julio de 2006 autorizando intervenciones militares franco-mauritanas en el país en abierta violación a la soberanía maliense.

El teniente Amadou Konaré es el hijo del ex presidente que gobernó el país en 1992 y quién manifestó una posición independiente y africanista con una línea de centro-izquierda.

Pero en esto también está metido el gobierno francés, pues en estas condiciones se comprende la indignación del agresivo gobierno imperialista y ultrabelicista de Sarkozy, quienes han recibido tras estos hechos un golpe directo a sus intereses neocoloniales con la caída de su títere Toumani. París ha anunciado la suspensión inmediata de la ayuda militar que ofrecía al gobierno de Toumani.

La Unión Europea no ha tardado en imponer sanciones, bloqueos y busca maneras de congelar bienes, activos y reservas, colocando a la nación en una especie de embargó no sin antes amenazar con intervenir militarmente con una fuerza de coalición integrada por países africanos y bajo el tutelaje europeo.

Los militares rebeldes han anunciado al mundo que el derrocamiento expresa la voluntad del pueblo maliense de defender su soberanía e integridad. Esperan que la rebelión de los guerreros tuaregs muchos de los cuáles combatieron a favor del Líder Muamar al Gadafi en Libia se resuelvan pacíficamente con las nuevas autoridades militares con respeto a los derechos democráticos de toda su población. El capitán Sanogo ha prometido un gobierno de unión nacional y afirma contar con el apoyo de todas las fuerzas armadas del país.

[email protected]

http://www.aporrea.org/internacionales/a140896.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta