Manuel Rosales sí fue un genio

0 604

Por: Miguel A. Jaimes N. (*) 

Miércoles, 10/06/2009 08:56 PM

“Si a mí me matan, y yo me muero, responsabilizo a este gobierno”.

Manuel Rosales.

Nunca podré comprender como este gobierno socialista y bolivariano de ningún modo pudo llegar a intuir que Manuelito, sin duda, era el gran líder proveniente del occidente del país. Sin temor afirmo que después de la gaita, esta él. Lo que pasa, es que esta administración nunca le acertó.

Presidente Hugo Chávez, este país acaba de perder a una de las mejores lumbreras de este recién siglo, vean uno de sus más preclaros pensamientos, como desbordaban en inteligencia y buen tino: «No creo en cantos de ballena». O este otro, “El futuro es mañana.» Y que me dicen de este, «100 años son casi un siglo”. Frases célebres de Manuel Rosales… ¡Palabras de un genuino genio! “Tú quieres ir a pedir peras al horno” combinándola con esta otra: “Voy a perfeccionar la inseguridad”

Tremendo líder ha perdido este país, examinen esto: “Sólo cuando la policía logre desorganizar al hampa, se podrá acabar con el crimen organizado”. Claro, y la verdad es que su principal enemigo no fue el mismísimo gobierno, fue un abuelo macabro, calvo, senil, con sus ojos desviados, como desviada es su personalidad, esa descripción no podía corresponder a otra que al abuelo de los Monster, Antonio Ledezma.

El gobierno está en graves problemas no saben qué Ministerio tendrá que atender a una familia tan excéntrica como los Monster, las averiguaciones genéticas indican que otros miembros de la familia acosan a intelectuales tan famosos como Manuelito, El Benemérito Dr. Zuloaga, Ravoell, Barboza, entre otros.

Ese es el caso de Herman Monster, estupendo líder estudiantil conocido como el “Quema Todo”, quema chaguaramos, quema El Ávila, quema de todo, este nunca logra graduarse de nada, así le pongan el examen con las respuestas, Yon Copiochea. Quien salió inmediatamente a inscribirse en Un Nuevo Tiempo cuando escucho en boca de su líder: “Cuento con el voto de las personas que me apoyan”

Muy injusta igualmente ha sido la oposición con este tremendo ideólogo, ¿a quién se le volverán a escuchar pensamientos tan profundos?, arrancados todos, desde lo más insondable de sus costillas, quien en este país se atreverá a afirmar: “Lucharé por Venezuela hasta que deje de luchar por Venezuela”. Y cuando expreso: “No le pagaré a los jubilados y pensionados de la gobernación del Estado Zulia, porque no están trabajando”. Que sinceridad, que juego de palabras, es imperdonable que este en Perú, solo, tomando Pisco Sauver y comiendo ceviche. ¡Qué desperdicio!

¿Dónde habrá estudiado Rosales? para que inmediatamente este gobierno replique en serie estos centros educativos, ¡Misión Manuel Rosales ya! lean esto: “Educador es el que educa”. Y “Los colegios están vueltos un desastre. Por ejemplo, en los salones de computación no hay microscopios ni reactivos para hacer experimentos”. Que hondura, quien podría negarlo, esta otra, “En el país de los ciegos, el muerto es ley”.

El bobolongo ese que dirige su gobernación, Pablo Pérez, jamás podrá alcanzarle, este nunca conseguirá crear constructos tan profundos como: “El tiempo perdido, hasta los ojos lo lloran”. Igualmente, “El que gane el 3 de diciembre obtendrá el triunfo”. Sin duda que Pablo Pérez opaca a su maestro, la oposición lo llama “El Mudo” y es que para superar a su perito hay afirmar con clarividencia: “No he tenido tiempo de hablar bonito, porque la campaña electoral va demasiada rápida”.

Todos nos preguntamos, qué pensaba el Diputado Mario Isea al interpelar a Manuelito, no se daba cuenta que corríamos el riesgo de perder al autor de pensamientos tan célebres como, “Quien asa varios conejos, alguno se le escapa vivo”. Y que me dicen de este: “100.000 (cien mil) barriles diarios todos los días”.

Definitivamente, ¡La Asamblea Nacional se pasó!, los Ismaeles, el Montoya y el García, jamás podrán conjeturar pensamientos tan finos e ideas tan claras: “Por falta de confianza la cadena norteamericana Seven up rompió su negocio con Citgo”. Ni en Aló Venezuela se han logrado dar señales tan claras: “He notado que a medida que avanzan las horas y los días, más se acerca la fecha de las elecciones”.

Vean esto: “¿Cómo se escribe Plan ése: Con V larga o con B corta?”. “Fortaleceré financieramente a las universidad públicas. Por lo tanto, fomentaré convenios económicos con todas las universidades privadas”. Quien puede dudar de tamaña profundidad en su educación.

Manuelito se sacrificó, el tema de la altura en Perú le pega enormemente, le hacen falta su gente, extraña El Saladillo, La Vereda del Lago, su Puente, las Mandocas, los pastelitos, los tequeños de Chop`s y la pepsi cola, amén de los cepillados de rojo y la horchata. Todo esto junto lo han llevado a distraerse, por esta razón, recientemente confundió una Llama con un burro, de esos, de los que se atraviesan a la salida del Puente.

Los retos al primer mandatario le quedaran en el recuerdo: “Estoy dispuesto a debatir con el Presidente Chávez, pero con la condición de que él no esté presente en el debate”.

Qué demócrata, como fomento la participación del pueblo al afirmar: “Pero como se le ocurre a este gobierno consultarle a la gente como quieren que resuelvan el problema de la inseguridad…eso demuestra que no comprenden lo que quiere el pueblo”

Vean que fue un estratega en propaganda electoral, Goebbels se quedo corto: “Ya la publicidad estaba imprimida”. Y con los logros del gobierno llego a expresar: “Las misiones son una política que ha resultado exitosas, que se van a quedar cuando saquemos a este gobierno de puros fracasados”.

A veces se ponía grosero, pero él, es muy educado, «Yo que perdí mi tiempo buscando esta mierda pa’ dejarla decorando mi billetera”. Y con el tema del agua, muy preocupado: «Compraremos una planta desalinizadora para sacarle la sal al agua».

Cuando se enojaba con su Maracaibo querido, entonces decía que la Isla de Margarita es Zuliana y afirmaba: “Mañana visitaremos Margarita, que es una isla rodeada de agua”.

Cuando recordaba a sus profesores les lanzaba una perlita: “A los profesores hay que darles privilegios, pero en el sentido bueno”. Y cuando se refería a su gesta heroica del 13 de Abril, afirmaba: “Vinieron ríos humanos de gente”.

Un tremendo líder, preocupado por la salud: “Hay que atender las enfermedades infecciosas como la desnutrición”. ¡Qué gerente de la salud!, lean esto: “Vamos a abrir un hospital que trabaje las 24 horas, y la noche también”.

Definitivamente, Manuelito no fue un hombre de este siglo, quizás sea recordado como un hombre de otro siglo, o quizás una reencarnación de Quino sin caricaturas, finalmente, leamos esto, muy propio del filosofo del Zulia: “Yo jamás afirmé que no hay que exigirle peras al horno. Lo que dije es que no hay que pedirle peras al horno”.

Manuelito fue todo un tapíz de buenos y profundos razonamientos, la historia será la encargada de premiarle todo su verbo, toda su elegancia y estilo, tristemente, Pablo Pérez despidió a sus maquilladores, por eso en la última parrillita en Lima, Manuelito lo puso a comer solo yuca.

Recordaremos siempre una de sus últimas intervenciones cuando el oriente del país gritó junto a él, “Patria, Socialismo o Muerte… Venceremos”.

(*)Politólogo

[email protected]

http://www.aporrea.org/actualidad/a79686.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta