Mandatarios asesinados. Por MIguel A. Jaimes N.

0 518

Lunes, 05/03/2012 01:02 PM

En marzo de 2009 el Presidente de Guinea Bissau fue asesinado, quien lo derroco a los dos días supuestamente se suicidó. En el primer trimestre del dos mil doce están por cumplirse tres años de aquel derrocamiento y todo por el control de las minas diamantíferas, pero también es el sitio de recarga del combustible de las avionetas del narcotráfico colombiano.

La Primer Ministro Benazir Butho de Paquistán murió tras un fuerte atentado que voló su vehículo, este asesinato se le debe a los llamados mercenarios reunidos en el Black wáter, los Agua Sucia, hoy su organización es conocida como Xe, todos de procedencia norteamericana dirigidos por un e Seal.

El mismo destino lo corrió el Primer Ministro del Líbano Hariri, una bomba colocada en una alcantarilla voló su vehículo blindado dejando un hueco en el pavimento de veinte metros de profundidad, no sin antes haberse caído el sistema satelital de su caravana, mecanismo controlado por EE.UU, esto fue planificado igualmente por los Black Wáter quienes asesorando a la oposición de Beirut inmediatamente acusaron a los sirios. Desde ese momento empezó el derrocamiento de Bashar quien era considerado a partir de entonces como uno de los nuevos líderes del mundo árabe.

Sacaron del poder a Jean Beltrán Aristi y recientemente Francia en conjunto con los Estados Unidos introdujeron en aquella isla compartida a un viejo dictador, loco homicida, pero no hubo comunidad internacional que dijera nada, la razón, en Haití hay demasiado petróleo.

Derrocaron y ahorcaron a Sadam Husein, envenenaron a Yaser Arafat y a Slobodan Milosevic en la cárcel más segura del mundo: La Haya y a los dos en un par de días los cremaron y tampoco paso nada.

Mataron a Gadaffi y colocaron en el exilio dorado a Salem de Yemen y al acérrimo dictador Ben Ali que torturaba tunecinos en los sótanos del Ministerio del Interior lo pusieron al resguardo de la petromonarquía de Arabia Saudita. Mientras los petromonarcas dictadores de Bahréin que tienen al pueblo alzado en una revolución los reprimen y fusilan.

A inicios de los noventa en pleno vuelo también volaron el avión presidencial de Ruanda con todo y presidente a bordo, esto desató una terrible matanza entre Hutus y Tutsis. Extrañamente otro avión presidencial esta vez cayó en Rusia, era el primer mandatario de Polonia.

Sacaron del poder a Manuel Zelaya de Honduras. Lo mismo intentaron hacer en contra de Evo Morales, Rafael Correa y Hugo Chávez, pero no pudieron, y lo más seguro es que no descansarán para lograrlo.

Desestabilizan a los gobiernos de Irán y tienen a punto de hacer caer al régimen Sirio, es el arco de la crisis que no descansa.

Y todo esto se da en medio de la gran locura guerrerista jamás antes vista en la historia de la humanidad. El año dos mil once fue catalogado como los días en que más guerras y conflictos bélicos y de violencia hubo en el mundo después de la Segunda Guerra Mundial.

No caben dudas, llevaran el destino de gobiernos enteros hasta desbordar el límite de la guerra.

[email protected]

 

http://www.aporrea.org/internacionales/a139667.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta