Mandatarios asesinados. Por Miguel A. Jaimes N.

0 585

Miércoles, 22/05/2013 12:08 PM

Hugo Chávez podría estar en las listas del último de los mandatarios asesinados y todo ha sucedido mientras el planeta es militarizado por el bosque militar. En estas horas los presidentes de Mali y África Centroccidental tras estas lúgubres horas de la historia han sido derrocados, mientras los gobernantes de Siria, Irán y Corea del Norte están dentro de los planes del Control del Espectro Total norteamericano.

Las amenazas de guerra contra Pyongyang realmente son contra China y al igual que en Libia buscan expulsarlos de sus principales inversiones, militarizándoles sus costas y fronteras.

Al denominado gigante asiático le cobran sus posiciones en el Consejo se Seguridad de las Naciones Unidas. Tratan de detenerles el impresionante modelo de crecimiento económico.

La reciente versión de derrocar mandatarios es una vieja costumbre. Desde la década de 1980 se han acentuado estas intolerables prácticas. Son los métodos de los servicios secretos de EE.UU. y de los países de la reflotada OTAN.

Las acciones homicidas son ejecutadas por todos los medios tecnológicos. Trabajos sucios llevados a niveles de objetivos militares convertidos en acciones políticas. Métodos dirigidos a fenecer ánimos de pueblos, para posteriormente desarrollar con suficiente odio comunicacional las venganzas, rencores colectivos y guerras.

Lo ocurrido en Venezuela después de las elecciones del 14 de abril 2013 donde la oposición asesinó 11 militantes de la revolución, nos sitúan en el país suramericano al cual le aplican los modelos ejecutados en Libia contra los seguidores de la Yamairiya.

Militante capturado afecto a Gadafi primero le sacan violentamente un ojo y después lo ejecutan ante la mirada de quien sea. Estamos frente a los nuevos códigos mundiales del fascismo.

No sería elucubrar, pero Hugo Chávez pudo ser asesinado, habrá que esperar las investigaciones científicas anunciadas por el gobierno venezolano, aunque llama la atención como toda la ciencia fue puesta al servicio de su recuperación y sin embargo no pudieron hacer nada, está enfermedad avanzó estrepitosa y velozmente.

Imaginémonos por un momento la logística puesta al servicio del mandatario venezolano: medicinas de última generación, aparatos, equipos, exámenes, personal médico del más calificado las 24 horas al día, diagnósticos, pruebas, tratamientos y de paso toda la tecnología, profesionalismo, más la atención de un equipo internacional, todos encima, pero Hugo Chávez no logró recuperarse. Algo raro y fuera de lo normal tuvieron que enfrentar.

Estudiemos estas fechas. Desde 1980 se coordinó el asesinato presidencial como modo fulminante de sustituir mandatarios adversos al modelo político―económico de Washington y Europa.

Quienes no fueran sometidos para abandonar el bloque socialista y optar por la ferocidad neoliberal, empezaban a ser considerados como perturbadores y tendría que ser eliminado del juego político.

Pero hubo un hombre que sorteó por más de dos décadas su liderazgo, desde su salida a la libertad en abril de 1994, demostró inmunidad, los ataques infecundos de los medios de comunicación no lo detuvieron, el golpe de Estado del 2002, mas bien lo fortaleció, tampoco lo detuvo el paro petrolero, más los intentos de magnicidio dentro y fuera de Venezuela, toda la manipulación mediática, saboteo económico y para colmar la paciencia: la industria político―publicitaria no pudo evitar todas sus victorias electorales.

Chávez pudo ser asesinado con armas biológicas y la enfermedad de los demás líderes latinoamericanos podría ser algo similar a este efecto colateral, haber estado cerca del líder venezolano pudo haber sido aprovechando en eventos ocasionales, ahí pudieron haber sido atacados biológicamente.

Seguro esto era inevitable. La mayor traba para ellos y amenazas para nosotros es el tema de las grandes reservas venezolanas de petróleo. No sólo se tiene el más gigantesco volumen de energía disponible en todo el planeta, sino el enemigo más cercano: los Estados Unidos de Norteamérica.

Lo único que faltaba a los EE.UU. era controlar a Chávez en los anteriores 17 procesos electorales, pero no pudieron. El último 7 octubre de 2012 ya no habría posibilidad, después de esto Hugo Chávez era asesinado o la amenaza de una intervención militar en Venezuela interna y externa difícilmente podría ser detenida.

Démosle un vistazo a la vergonzante lista que ahora encabeza el Presidente Hugo Chávez:

1. Hugo Chávez. 5/3/2013 aseguraba independencia y soberanía política en América Latina. Posible ataque Biológico.

2. Robin Cook. 2005. Opuesto a Guerra de Irak. Montaje de asesinato en el Reino Unido.

3. Yaser Arafat. 2004. Fundador de la internacional y poderosa Organización para la Liberación de Palestina. Envenenado. Muere en Francia. Posteriormente se descubrió plutonio en sus ropas. Un integrante de su anillo de seguridad era un infiltrado al servicio del régimen israelí.

4. Carlos Pizarro. 1990. Ex comandante guerrillero y candidato a las elecciones colombianas. Ejecutado en pleno vuelo comercial mientras viajaba dentro de su país.

5. Maurice Bishop. 1983. Nacionalismo e independencia. Ejecutado en Grenada por mismos revolucionarios.

6. Olof Palme. 1986. Pacifista, universalista y opositor a la política norteamericana. Ejecutado en Suecia.

7. Omar Torrijos. 1981. Soberanía del Canal de Panamá. Accidente sabotaje aéreo. Panamá.

8. Jaime Roldos. 1981. Soberanía de Ecuador. Accidente sabotaje Aéreo. Ecuador.

9. Monseñor Romero. 1980. Sacerdote progresista Fusilado en El Salvador en plena catedral cuando repartía hostias.

10. Aldo Moro. 1978. Soberanía económica de Italia. Ejecutado en Italia.

11. Joao Goulart. 1976. Soberanía y democracia. Envenenado en Brasil.

12. Salvador Allende.1973. Socialismo y soberanía nacional. Ejecutado en Chile.

13. John F. Kennedy. 1963. Adecentamiento de la Política Norteamericana. Ejecutado. EE.UU.

14. Jorge Eliecer Gaitán. 1948. Soberanía y Asistencia Social. Ejecutado en Colombia.

Y no dejemos de lado al presidente de Guinea Bisau ejecutado el 29 de marzo del 2009. Jaime Pardo Leal y Bernardo Jaramillo de la Unión Patriótica colombiana. Recientemente el avión presidencial de Polonia cayó a tierra junto a su presidente y todo su equipo de gobierno, justo cuando pretendía ser reelegido.

Libia con su presidente Muamar Gadafi, asesinado después de torturarlo públicamente frente a cámaras de televisión que trasmitieron horrorosas imagines sin ningún pudor.

Fueron sacados del poder por enfrentarse a la logia norteamericana los presidentes Manuel Zelaya de Honduras y Fernando Lugo de Paraguay. Lo mismo intentaron hacer pero sin lograrlo en contra de Fidel y Raúl Castro, Evo Morales, Rafael Correa y Hugo Chávez quien falleció en extrañas circunstancias.

[email protected]

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta