Nixon Moreno, Antonio Melean y Eduardo Manuitt un profugo, un fallecido y un imputado

0 831

Por: Miguel A. Jaimes N. – M sc. Ciencias Políticas 

Miércoles, 25/03/2009 09:38 AM

Lo que dicen de la justicia venezolana…

El día lunes 09 de Marzo quedamos impávidos ante tres noticias cuyas características fueron siempre la impunidad.

NIXON MORENO: Estudiaba la carrera de Ciencias Políticas y ya veía al confuso dirigente estudiantil planteando problemas enrarecidos, claro, era apoyado por algunos profesores que le hacían el juego a su perorata de confusos planteamientos. Esos son los orígenes de este dirigente, que primero fue chavista, se rasgaba las vestiduras por el Presidente Hugo Chávez y que hoy es su acérrimo enemigo, igual actitud es la de muchos enemigos del Primer Mandatario, primero sus más grandes defensores y después sus más conspicuos discrepantes. Nixon fue utilizado hasta la saciedad para luego dejarlo solo, abandonado por la oposición, es un anima a la cual ningún mortal le enciende una vela.

Las ansias de poder eran tales, que ni siquiera se pusieron de acuerdo para lanzarlo como diputado en el Estado Mérida. El Movimiento 13 de Marzo, fundado a partir de los fatídicos hechos del Marzo Merideño de 1987, una gran explosión social de casi las mismas dimensiones del Caracazo de 1989 tuvo sus orígenes con el asesinato del Graduando de Ingeniería Luís Carballo Cantor. De esa lucha nace este movimiento.

Movimiento, cuyas actuaciones fueron desfiguradas desde un principio por las personas que se acercaron a dirigirlo y desde allí controlar negocios con la Universidad y con cuanto gobierno corrupto y represor se instalada en esta ciudad.

Posteriormente como el gobierno del Presidente Hugo Chávez no les dio beneficios económicos se volvieron sus más locuaces enemigos. Pero lo de Nixon no tan sólo es responsabilidad de la oposición, es también responsabilidad de la permisividad, irresponsabilidad e impunidad de nuestro gobierno y de los órganos que tienen la responsabilidad constitucional de administrar la justicia.

La Fiscalía General de la República y los Tribunales de Justicia no quieren dar ejemplo de sancionar a cuanto Fiscal corrupto, mafioso, instigador de esos que montan expedientes, trafican, imputan a inocentes por venganzas personales, es decir, utilizan los órganos de la Fiscalía para desde allí desfigurar y montar acusaciones falsas. Jamás se ocuparon los Fiscales y Jueces de este Estado a destapar los delitos que contra estudiantes indefensos se cometían desde la Cuarta República.

O cuantos culpables sobre todo de la Policía de este Estado están presos por no decir enjuiciados por torturar estudiantes hasta la muerte, sí, hasta asesinarles, los que no fueron acribillados en las calles de Mérida por sus armas o escopetas tapiadas de metras que dejaron jóvenes parapléjicos, sobre todo de educación media y universitaria a quienes les proporcionaron certeros disparos en sus cráneos con potentes escopetas lanzadoras de bombas lacrimógenas. Otros eran metidos dentro de tanquetas de la Guardia Nacional con bombas lacrimógenas adentro y cerradas sus compuertas, eran golpeados en los testículos o volados sus dientes con golpes de ladrillos.

Eso sucedía en el Estado Mérida mientras la Fiscalía y Tribunales se llenaban de copeyanos y dejaron actuar posteriormente a sus anchas y como le dio la gana a Nixon Moreno, “el intocable” y ya ven estos son los resultados, esta es la Crónica de una Fuga Anunciada.

Se escapo Nixon Moreno con la complicidad de Monseñor Baltazar Porras, un cura adeco, opositor de lo más rancio y podrido de la curia católica. Y sale pitando porque aquí no quiere de ninguna manera haber justicia contra opositores delincuentes, como Oscar Pérez (cabeza de motor) ladrón de carros y la Fiscalía anda en la parafernalia del flux, los bellos trajes y las palabras técnicas y nuestros chancletudos ni una comunicación les pueden aceptar en horas que no sean de oficina, ni siquiera se recibe fuera de la hora de trabajo una comunicación en la sede nacional de la Fiscalía General de la Republica por los vigilantes de guardia que custodian este armatoste.

Como se ve que aquí por lo menos estos funcionarios no escuchan al Presidente, ellos dirán para qué, si a la final nosotros sí somos ahora un poder.

Y todavía se preguntan ¡Ay, mira, se escapo Nixon! ¿Y cómo lo hizo?

ANTONIO MELEAN: Ese mismo día nos enteramos que presentarían al homicida de este otro asesino asesinado conocido siempre como Antonito Melean, nada más y nada menos que uno de los más grandes criminales y dirigente de capos del Sur del Lago Venezolano.

Permítanme contarles lo siguiente: Era el mes de Febrero del año 2001 y me encontraba ejerciendo funciones de Coordinador de Políticas Territoriales en la Vice Presidencia de la República aquí en Caracas, cuando una mañana muy temprano conocí a Tibisay de Avendaño, viuda de William Avendaño, líder agrario asesinado antes de la promulgación de la Ley de Tierras. Esta es la ley que más muertos ha producido en el país, van 213 campesinos asesinados y cantidades de campesinos lisiados de por vida en una silla de ruedas o postrados en una vieja cama de colchones remendados tomando guarapos y un día sí y un día no hay para sus medicinas por culpa de los hacendados que dirige actualmente Genaro Méndez, Presidente de FEDENAGA..

William Avendaño fue asesinado por la legión de sicarios de Antonito Melean, tenían armamento de alto calibre permisado por el entonces Ministro del Interior “Don” Luís Miquelena, me imagino que el actual Ministro mandó a desempavar aquel lugar porque con la gestión horrorosa de este señor aquel sitio tuvo que haber quedado empavado de por vida.

Avendaño fue asesinado delante de su esposa porque reclamaba tierras y defendía a los campesinos de aquellas zonas, tierras dadas por el otro organismo empavado: el IAN, el cual daba cartas agrarias de titularidad de tierras a nuestros campesinos en actos vigilados fuertemente por Guardias Nacionales y mandaba a los agricultores solos a la muerte segura con los que aún permanecen adueñados de los millones de hectáreas que tiene el Sur del Lago.

A Tibisay Avendaño la llamaba el propio Antonito Melean y le decía “vamos a negociar lo de las tierritas, no defiendas mas a tus campesinos, o quieres que te mate como asesiné al perro de tu marido, ahí te mando un regalito para que reflexiones”: el regalito era un Guajiro cayéndole a patadas a la puerta de su casa en la ciudad de El Vigía con una pistola en la mano gritándole que abriera la puerta para llenarla de tiros.

Tibisay tenía que esconder a sus dos hijas, huyó hacia Santa Bárbara del Zulia a seguir enfrentándose a los mafiosos de la tierra, allí enfermó y murió. El CICPC nunca resolvió el caso de su marido, el tema lo escuché en varias oportunidades mencionarlo de la boca del propio Presidente Hugo Chávez, bueno, no le hacen caso al Presidente, qué podemos esperar los que enviamos cientos de cartas que después ni aparecen en la Fiscalia o Tribunales.

Sí, Tibisay de Avendaño murió, su salud se complicó producto de tanta desilusión, comer polvo de los campos arrebatados del terror de la maldita oligarquía agraria dueña de la mayoría de las tierras del Sur del Lago, se cansó su alma y su cuerpo de luchar contra el latifundio de Omar Barboza, el reciente Secretario de Gobierno del bandido del Manuel Rosales, al mismo que están juzgando por un poco de carros destartalados cuando en su gobierno se cometen todavía cientos de asesinatos, desapariciones, secuestros, torturas y muertes. Donde posee una de las más grandes fortunas y hasta dueño de agropecuarias y lo juzgan por un poco de carros podridos, que vergüenza. Al igual que si hay diligencia y rapidez para buscar al asesino del homicida del Antonito Melean y no hay la misma fuerza o decisión para buscar y llenar las cárceles de este país con los sicarios que han asesinado a 213 campesinos, que su único delito a sido defender la Ley de Tierras que es defender al Comandante Hugo Chávez.

Que ironía la de nuestro sistema de justicia, modelo de la desavenencia, iniquidad y perversidad, en este país no quiere haber ecuanimidad para los pobres, para los pendejos, para los pata en el suelo, para los descamisados, sólo hay probidad para los de traje y levita, perfumes, esmoquin, peinados y largos trajes.

Recuerden, por la impunidad se caen los gobiernos…

EDUARDO MANUITT: Ni que hablar, el noticion que faltaba el 09 de Marzo. A este si no tuve el “placer” de conocerlo ni Gracias a Dios estar cerca de él. El mundo jurídico esta sorprendido que a Manuitt lo hayan imputado por CUATRO AIRES ACONDICIONADOS y que, de paso, como si aquí en este país no hubiesen juicios por resolver por falta de Fiscales le nombraron dos con competencia Plena Nacional.

Si deciden imputar a Manuitt “El Bárbaro” por los 198 crímenes cometidos contra los jóvenes que tenía contratados para proteger sus negociones de contrabando de gasolina hacia Brasil y Colombia y que posteriormente aparecían asesinados le nombrarían a toda la Fiscalía General de la República.

Nunca en la Asamblea Nacional le pararon pelotas al informe de la Diputada por el Estado Táchira Iris Valera, donde se revelaban entre otras cosas las denuncias de las madres que empezaron a ver que sus hijos que andaban con los Manuitt empezaban a aparecer asesinados.

En el Estado Guárico entraban y salían avionetas desde las haciendas de Manuitt sobre pistas clandestinas, sacaban gasolina y entraban con oro proveniente desde las fronteras con el Brasil y Colombia. En sus haciendas se descubrió lo que se les antojaba robar de cualquier otra finca.

Hay hechos peores que la corrupción, la ineficiencia es uno de ellos y es muy grave. Pero otros hechos son peores aún: la impunidad, la permisividad, que se traduce en injusticias. En Venezuela se ha levantado toda una escandalosa opinión en torno a la corrupción y de verdad que este es un tema que lo siento como grave, pero se han ocultado las verdaderas causas de la impunidad y aquí nadie habla de ello. Se esconde la impunidad, las estructuras de justicia les temen a mafiosos como Antonito Melean, no hubo Fiscal con guáramo en este país para enjuiciar a tamaño criminal.

Menos, funcionario policial que le pusiera las esposas, le temían por sus amenazas, las cuales cumplía sin ningún miramiento, pero nuestra sociedad no puede verse acobardada por estas personas. Estamos corriendo el claro riesgo de desestabilizar a la nación de entrar en un hueco sin retorno, llegar al último minuto, entrar en el espiral del silencio.

La impunidad es la misma injusticia y ésta sí tumba gobiernos, acordémonos de los últimos días de Carlos Andrés Pérez, la nación era todo un nido de cómplices, impunidad, corrupción, atracos, asesinatos, mafias policiales y de delincuentes, ¿Cuál de ellas no es peor que la otra?

No vengamos ahora a lamentar que Nixon Moreno se fue del país al igual que Eduardo Lapi, Pedro Carmona, Carlos Ortega, el General de Brigada González González, el Contralmirante Carlos Molina Tamayo, Juan Fernández, Carlos Fernández, el Coronel Faría y el Capitán Faría, los hermanos Salazar Bohórquez, ambos Capitanes del Ejército. Además de los oficiales de la Guardia Nacional que se encuentran en Miami en calidad de “asilados”, que provocaron actos de terrorismo, detonándole bombas de C-4 en las sedes diplomáticas de España y Colombia.

La verdad es que si aquí hubiesen enjuiciado a estos capones, los espantadizos Fiscales del Ministerio Publico y Tribunales ya los tendrían en libertad, hasta se hubiesen lanzado a cualquier cargo de elección popular. Señores, en este país no existe justicia que encarcele a la casta dirigente de la Cuarta República, asesina, explotadora y dueña de cuanto bien se han podido robar. Hacen sus fechorías y se salen con las suyas porque la impunidad les protege.

Están abriendo juicios no por las verdaderas causas que aquí todos conocemos, se está tratando de enjuiciar por peroratas de segunda y de tercera, se esta montando una justicia falsa, irreal, para que creamos que el sistema de justicia Venezolano avanza y esto es una prostituta mentira.

 

[email protected]

http://www.aporrea.org/actualidad/a74926.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta