Ley cisada. Por Miguel A. Jaimes N.

0 587

Jueves, 11/08/2011 11:04 AM

Intentan los gringos sanciones en contra de Venezuela

Recientemente la “Dama de la diplomacia norteamericana” Hilary de Clinton, conocida en los países pertenecientes al Magreb (Sahara occidental, Argelia, Túnez, Mauritania y Libia) como “La perra del desierto”, anunciaba al mundo una amenaza más en contra de la soberanía e independencia venezolana, donde seriamos duramente sancionados por haber mantenido relaciones comerciales y políticas con el Estado Iraní.

Estas intimidaciones vienen desde la descosida Ley Patriota, una especie de ley madrastra dueña de cuanto antojo irreal y agresivo se pretende hacer en contra de los países opuestos políticamente a los blancos de los Estados Unidos de Norteamérica.

Uno de sus maléficos hijastros es la Ley Cisada, significa la Ley de desinversión, contabilidad y sanciones en contra de Irak. Legalizada por esa maléfica cueva del terror llamada la Organización de las Naciones Unidas, bajo la resolución 1929 de su Consejo de Seguridad.

También está la FATCA: Foreign Account Tax Compliance Act, esto aclara aún más su significado, lo cual está orientado hacia IMPUESTOS PARA ASUNTOS EXTRANJEROS. Esta ley no podía haber sido promulgada por otro imperialista, del cual el mundo debe conocer que es un judío de formación, Barak Obama.

Aún cuando no está claro incluir personas o empresas venezolanas  en la lista de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC). Si los EE.UU determinan que existen actividades conjuntas entre nuestro país e Irán entraremos en esta nueva lista.

El encargado de dar a conocer las declaraciones fue Dennis P. Wood,  directivo de Cumplimiento e Implementación de la OFAC en el marco de la  XI Conferencia Anual  de FIBA para la Prevención del Lavado de Dinero, todo esto fue repetido por la Clinton.

Esta ley, busca bajo cualquier término bloquear el programa nuclear de Irán y terminar con el supuesto desarrollo de armas no convencionales y misiles balísticos que dudosamente se le atribuyen a este país musulmán. A tal fin, se amplían notablemente las restricciones ya recogidas en la  Iranian Sanctions Act  de  1996  (ISA) y en la  Iranian Transaction Regulations, que aplica el  Departamento del Tesoro a través de la OFAC.

En el aspecto financiero se amenaza  a los bancos de EE.UU a no realizar transacciones directas o a través de bancos extranjeros, con la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC), con los bancos iraníes sancionados o que de alguna manera faciliten  el programa nuclear de Irán o apoyen las supuestas intenciones terroristas de la nación islámica.

Los conocidos reguladores estadounidenses recomendaron a bancos e instituciones financieras tanto nacionales como extranjeras, que cumplan rigurosamente con la debida diligencia establecida por la LEY USA PATRIOT según la sección 312,  mientras se pública el reglamento de la CISADA.

Esta afanosa y penosa ley aún no posee reglamento ni regulaciones, pero aprovechan para que las  amenazas de sanción también lleguen hasta Venezuela. Para esto el Departamento de Estado no pierde tiempo y se ha tomado la facultad de incluir en la lista OFAC a las personas, empresas e instituciones que violen las disposiciones de la CISADA. Y de la cual hasta el momento solo aparece en ella una empresa iraní.

En torno a las relaciones de bancos americanos con extranjeros, Andrés  Fernández, del escritorio Gunster  de Miami, asomó que se manejan varias posibilidades:

  1. Que el banco americano deba hacerle una auditoria a su par extranjero a fin de determinar que éste no viola la ley CISADA.
  2. Que el banco extranjero deba otorgar a su par americano una certificación, al estilo de la que actualmente establece la USA PATRIOT, asegurando que no sostiene negociaciones que violen la ley CISADA.
  3. Que el banco americano establezca políticas y procedimientos especiales  basados en la perspectiva de riesgo, en sus relaciones con el banco extranjero.

La estrategia norteamericana está en constituir una avanzada global en contra de nuestro país, no dejarlo avanzar ni que sirva de ejemplo en ningún escenario internacional, solo hay que ver la actuación en contra del equipo nacional conocido como la Vinotinto, donde cualquier argucia fue legal para detener su avance.

[email protected]

http://www.aporrea.org/tiburon/a128201.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta