La oposición celebra en el acantilado

0 566

Por: Miguel A. Jaimes N. (*) – M sc. Ciencias Políticas

Viernes, 19/06/2009 03:22 PM

Mientras Ledezma grita: quítate tu pa` ponerme yo

La oposición es un nido de descaros, ahora hacen campaña electoral con un ejemplar azul de la constitución en la mano. Ledezma emprende su maniobra de votante constituyendo sedes regionales en todos los estados del país, sacando dinero de la alcaldía que malsanamente dirige.

Muy feliz se siente Ledezma con la huida de Manuel Rosales, sabe que el camino le ha quedado libre y condena que este quiera ser candidato presidencial desde Perú, ante lo cual apuesta a modo de un antiguo anuro berreando, que la oposición le quiere detener su carrera política la cual considera va en ascenso.

Y como desea ser candidato, entonces enjuicia todo, conversa y departe desechadas frases. Es experto petrolero, experto en finanzas, versado en infraestructura, técnico en viviendas, da soluciones a las infernales colas, diseña proyectos, inventa, hace planes, expele toda una serie de aforismos sin ninguna concreción.

Reclama duramente al Presidente que viola abiertamente la Constitución, sin señalar artículos, se cree un tremendo psicoanalista, un guía, se profesa todo un maestro. Ha desatado la quema de los ranchos que quedan por partidos y que sepultaron en la oposición.

Prepara y anuncia demandas, le arreglan ruedas de prensa en las cuales ataca ministros, y no se diga en el tema de la inseguridad, señala que la misma se endereza con bombas lacrimógenas y plomo. Ledezma es todo un caso, mantiene Ramos Allup.

Cuando este abuelo Monster era Gobernador de Caracas en plenos sucesos de febrero de 1989 comandaba desde una lujosísima camioneta Vans, desde allí decretaba, robaba, estafaba y se embriagaba.

Este vehículo suntuoso quedo en el recuerdo del despilfarro y de la arrogancia adeca, tenía una tremenda silla de descanso, licores, teléfonos, y hasta un par de secretarios. Ledezma se hizo famoso por su Vans.

Ahora, creyéndose todo un experto propagandístico se propone llorar, señalando que la oposición debe apoyarle en una candidatura presidencial, ante esto Allup se adelanto y le expuso que su partido estaba quebrado en militantes y el resto de las siglas partidistas representadas en la fulana Mesa Democrática son todo un parapeto de la ficción.

Oposición masculladora, sin verbo, palabras, reinante en la adulancia y desvariación. Sus métodos separaron a sus militantes y solo invocan el enfrentamiento con mentiras cortas, como que el gobierno le quitara los hijos a todos sus padres. Son tan falsarios como las recetas baratas que invitan a perder diez kilos en solo tres días.

La oposición es una propaganda de tan poco valor, que cualquier mentira es depositada en ruedas de prensa, arregladas por los reyes del palangre mediático y de la ocultación encargada desde Globovisión, sede especializada en la mentira y quien mantiene un cortometraje diario sin guion, con el actor Ledezma.

La oposición juega con su caída, desprecia a su militancia, desarrolla métodos antiguos, aprecian el fracaso y señalan orgullosos un camino sin rumbo. Ciertamente ya dejaron de existir, ahora se mantienen en las confesiones de la mentira y los más aprovechadores acarician la idea de asaltar la Esquina de Bolero.

[email protected]

http://www.aporrea.org/oposicion/a80364.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta