India tras petróleo venezolano. Por Miguel A. Jaimes N.

0 576

Jueves, 26/06/2014 07:23 AM 

La India es la fuerza de trabajo más grande del mundo: 516 millones de personas. Venezuela envía diariamente hacia la India 400 mil barriles de petróleo. La India es un Gobierno Federal dirigido por el Congreso Nacional Indio, dominado por el Partido Comunista. El número de habitantes alcanzan a 1.241.492 seres humanos. Sus fuerzas armadas ascienden a 3.072.000 soldados, por eso es la tercera fuerza militar mundial del planeta. Mantienen el 1% del comercio mundial con un crecimiento del 3,5% anual y en los últimos años casi llega a un 7%. Su sector manufacturero crece 9,4% anual, uno de los más altos de Asia.

Su economía décadas atrás fue catalogada de perezosa pero aceleró desde 1947 a 1980. Su empresa petrolera es la Oil and natural gas corporation India y en 1990 fueron el consumidor N° 12 a nivel mundial, pero para el 2005 pasaron a la sexta posición. Anualmente venden 1.000.000 de vehículos. Los carros pequeños mantienen un precio de 2500 dólares. Pero se proponen entre el 2006 al 2030 duplicar su flota para ir de 11 a 115 millones de vehículos, para esto construyen la superautopista el Cuadrilátero de Oro con una extensión de 5.876 km, conectando las principales 4 ciudades: Nueva Delhi, Mumbai, Chennai y Calcuta.

Aparte modernizan 64.000 km de vías con una inversión en su primera fase de 6.250 millones de dólares. Todo su consumo interno de minerales lo han aumentado: 1993 acero de 18,2 a 34 millones de toneladas métricas, 87% más. Cobre aumentó 1.000%. Sector metal invierten 86.000 millones de dólares. Gas aumentará 255% de ,1 a 3,9 billones de pies cúbicos.

En petróleo aumentará 76% pasando de 2,5 a 4,4 millones diarios. Cobre 1000% más. Su gobierno y empresas extranjeras están invirtiendo 86.000 millones de dólares. Para esto deben competir con la fuerza del Estado chino, sobre todo después de su pérdida en el año 2005 frente a CNPC por adquirir petrokazakhstan, empresa canadiense dueña de campos petroleros. Han adquirido propiedades petrolíferas en: Argelia, Indonesia, Kazajistán, Libia, Rusia, Sudán, Vietnam, África, Latinoamérica, Asia e invierten en Venezuela en la Faja Petrolífera del Orinoco.

Con un PIB de 691.000 millones de dólares en el 2004, India escalo la octava posición de las economías mundiales. Su mano de obra es educada y barata, el sueldo de un indio en una fábrica es de 2 dólares, mientras que el de un chino lo triplica. Empresas como GM, IBM, BMW que trabajan en China también lo están haciendo en India. Modernizan y construyen puertos, aeropuertos y ferrocarriles. Según el Departamento de Energía EE.UU. prevé que la India aumente su consumo de petróleo de 2,8% anual entre 2004 y 2030 tres veces más que EE.UU. y siete veces más que los países ricos de Europa. Consumirá más energía que Japón. Para esto la India y las empresas extranjeras invertirán 86.000 millones de dólares.

Pero debe competir con empresas chinas, occidentales y japonesas, cosa que en varias oportunidades la ha dejado fuera del juego comercial. Desde 2004 realizan reuniones de trabajo para inversiones energéticas. En el 2005 CNPC y ONGC hicieron una oferta conjunta por una participación de la Syrian Petroleum Company.

La ONGC se alió con Pdvsa para explotación en la FPO mientras que la National Iranian Oil Compañy explota un depósito de gas iraní: el Suth Pars. Los acuerdos de China e India alcanzaron en Pequín un pacto de cooperación, donde las empresas energéticas de cada país informaran de antemano cualquier oferta por un depósito de gas o petróleo.

Estos dos gigantes abrieron inversiones conjuntas, colaborando en marketing y exploración buscando una cooperación estrecha para la búsqueda de recursos energéticos. Para esto en la región de Bangalore se encentra el epicentro industria en software y Nueva Delhi es la capital energética.

Inician trabajos en energía nuclear y junto a China le han dado una rápida solución a las disputas fronteriza en la cordillera del Himalaya que en 1962 los llevó a la guerra. En su visita oficial a Pekín en el 2008 el Primer Ministro Indio manifestó que no había intención de imitar el auge chino y dijo que debían colaborar para obtener beneficios mutuos y que hay espacio suficiente para ambos.

India carece de recursos energéticos pero sus alianzas garantizaran su desarrollo y en esto EE.UU. perderá supremacía. En la primavera del 2005 en EE.UU. el precio de la gasolina había subido y Bush culpó de esto a los nuevos consumidores: India y China. Por eso la unión de China e India modificará el paisaje geopolítico del futuro.

[email protected]

http://www.aporrea.org/energia/a190496.html

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta