Genios de lo vil. Por Miguel A. Jaimes N.

0 495

Martes, 08/11/2011 06:50 AM

Todo el actuar israelí es infame. Los recientes acontecimientos siguen confirmándolo. En aguas internacionales se asaltan flotas de barcos que transitan con el objetivo de llevar medicinas, agua y comida a cientos de familias aisladas sobre Palestina.

Si la maldad relatada en las sagradas escrituras existe, está planificada desde la capital Tel Aviv. Sus jerarcas no guardan respeto por la reciente decisión que acompaño la palestinidad sobre el concierto de naciones que apoyan la naciente soberanía, más de cien países votaron por un Estado palestino. El ataque contra ellos es la venganza y el reto contra un confín de naciones que apoyan esta causa mundial.

Y todo, mientras el mundo observa perplejo la masacre de inocentes habitantes sin que la ONU intervenga las acciones de Israel que son apoyadas por Estados Unidos y Gran Bretaña.

Los medios de comunicación mundial volverán a pasarse las páginas de mentiras y promesas mientras esperamos un nuevo ataque.

Este fundamentado cinismo no descansa en atacar una nación libre y amenazar a otras soberanas, donde el derecho internacional lo mandaron a la bacinilla de la historia barata y absurda.

Mientras, toda la discapacidad israelí es llevada a su máxima expresión para que la misma sea capaz de fusilar a inocentes, incluyendo niños, ancianos y mujeres, pero el concierto del fingimiento mundial, nada es capaz de poder decir, aunque las noticias e imágenes les causen no sabemos si dolor.

Llenos de ilusiones seguirán cientos de valientes sobre inocentes barcos, naves asaltadas una y otra vez con potentes fusiles mientras trasportan harina de trigo para un pueblo valiente.

Los inocentes seguirán encarcelados, sobrevivientes de las mazmorras, después las autoridades de aquel violador Estado declararán al mundo que estos no quieren a su Estado, pero que a pesar de todo lo señalado, están en Israel como huéspedes.

[email protected]

http://www.aporrea.org/internacionales/a133170.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta