Ahí van los pobres. Por Miguel A. Jaimes N.

0 578

Miércoles, 09/11/2011 04:42 PM

A los honrosos pobres de este continente.

Hombres curtidos de azul con más saberes que limpieza, marcados en su espíritu, que por las heridas de sus cuerpos, añejos en cabellos y barbas, nunca esgrimen quejas, su vida es marchar, andar, buscar rumbo y nunca abandonar los sueños que laten desde su cabeza.

Así, es ser pobre en América Latina, donde aún muchos necesitados seguirán en su deambular. Nadie habla de ellos o los conversa, pero ninguno podrá ignorarlos, apartarlos, menos eliminarlos.

Andan con franelas viejas, percudidas, sucias, manchadas, muchas de ellas son de candidatos en viejas campañas electorales, días en que hasta un limosnero vale, es tomado en cuenta, pero seguirán solitarios después del pase del carnaval electivo, importunarán como siempre en el abandono de su olvido.

Pero preferimos ser indigentes a tener que andar con la cabeza gacha como se arrastran los merodeadores de riqueza que a diario se roban las calles de nuestros países.

Para los desheredados ser rico si es malo, la mayoría de los ostentosos son indiferentes ante su drama y los pobres preferirían no llegar a serlo.

Sueñan con servicios, salud, educación, seguros, empleo, comida, en fin, todo lo que encierra más allá de la seguridad social de todos y que de esto ojala se aprovisiones los suyos.

Pero seguirán siendo esas hojas que mas nunca volverán a las ramas. Callejizados deambularan cada calle, cerro, charco de agua y basurero.

No todas las cuerdas están rotas, algunas aún tocan que tocan, cada quien a su ritmo, a su paso, aunque en años andan arrancadas.

Pero prefiero ser hambriento me decía un empecinado viejo después de ver en un noticiero los horrores de este mundo, cuando les roban sus patrias, vidas y hasta los sueños vengados desde el pecho.

Caminan, desfilan, abren bolsas de basura y extienden su mano, antes que para lisonjear una moneda, más bien para recordarles a los hombres lo que es la piedad a quienes les quitaron su hambre.

[email protected]

http://www.aporrea.org/actualidad/a133287.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta