En el zaguán de la guerra. Por Miguel A. Jaimes N.

0 612

Miércoles, 18/01/2012 03:57 PM 

Mientras, quieren hacer creer al mundo entero imponiendo mediante el terror informativo que Irán y Siria acabarán con buena parte del planeta utilizando bombas atómicas, Estados Unidos y sus socios guerreristas reunidos en la OTAN intentan cuadrar condiciones desdobladas tan imposibles como las de un inmenso y obsceno glotón que intenta acomodarse una franelita de un bebe recién nacido.

Es lunes, inicio de semana, mientras amanece ya se escucharon las palabras del Imán: (clérigo Jomeini) “todos defenderemos el corazón de nuestra patria”. Mientras a un diplomático destacado en el Golfo Pérsico recibe buenas noticias y llega junto a sus oídos el cantar de un gallo y entonces escribe:

Damasco y Teherán amanecen tranquilos, afuera está lluvioso y hace mucho frío. Dos importantes noticias ya se hace sentir, por un lado la decisión del Presidente de Siria Bashar al Assad de efectuar una amnistía general ha causado buena reacción del pueblo y de sus países vecinos. Por otra parte, se cocina un embargo petrolero contra el segundo mayor productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo: Irán. Entonces, esto romperá los caminos atados que tenía China y ahora se posicionará en esta década como la primera potencia económica del planeta.

En cuanto al Estrecho de Ormuz, el gobierno de Estados Unidos (EUA) envió una misiva el 15-01-2012 al presidente del gobierno de iraní Mahmoud Ahmadinejad, tratando según él, explicarle a Teherán el derecho de navegación en aguas internacionales, es decir, codeando la intención de abrogarse el gobierno de Barak Obama el derecho de navegar e intervenir en el Mar Pérsico. ¿Será que no se dan cuenta que por algo se llama el Mar Pérsico? Mientras, Irán ha estado probando tácticas marinas con sus pequeñas lanchas rápidas misilisticas.

Sigue la garua y el diplomático prosigue: si en ese espacio cerrado a EUA se le ocurre provocar un incidente, sufrirá la peor derrota de su historia, inmediatamente se verá interrumpido el suministro de petróleo no tan sólo de los Emiratos Árabes Unidos, región perteneciente a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) porque Irán no se quedará de brazos cruzados y responderá bombardeando los oleoductos de ese país y de cualquier aliado occidental que inicie una ofensiva.

Damasco, asienta un gran poderío misilistico y están apuntando a sus enemigos de la región y acabarán a quien los agreda lo más rápido posible, no los dejaran tener espacio para una segunda reacción.

Además, también está el poder misilistico de Irán que no sólo está en su territorio, también se activaría el poderío del Líbano y el de Siria juntos, harán la guerra de las guerras y desaparecerán al enemigo, entre ellos Israel.

Muchos, ataques serán tan rápidos y sorpresivos que a los profusos países enemigos no les dará tiempo ni de levantar un teléfono, menos conectarse por internet.

Mientras, Irán sigue teniendo total dominio del Estrecho de Ormuz y de gran parte del Océano Índigo, tiene el dedo sobre el botón para impulsor unos 200 mil misiles en pocos minutos, distribuidos por varios países y en puntos estratégicos, esto traería como consecuencia la destrucción de refinerías, la obstaculización de la ruta marítima por donde se desplazan los buques petroleros y la imposible toma militar de algunos países por fuerzas de EUA y la OTAN, la destrucción irá hacia las grandes ciudades, el encarecimiento del barril de petróleo y la lenta recuperación de la industria petrolera destruida, llevará a los altos costos de la vida en EUA, Europa, Asia y el Medio Oriente.

De todo esto, saldrán países como Rusia, Ecuador y Venezuela beneficiados, estos dos últimos correrían el riesgo de una rápida intervención militar por parte de EUA para proteger su futuro y condición de imperio.

Siria no se queda atrás, pues también se encuentra apuntando más de 150 mil cohetes a los principales países que acompañan la aventura de verlos destruidos, pero la sorpresa será otra.

La relación entre Siria e Irán es muy estrecha, tanto así que en el año 2004 mientras los EUA pretendían derrocar al gobierno de Bashar al Assad después que invadieron a Irak y utilizaron aquel territorio como base militar para realizar sus operaciones, inmediatamente Irán y Siria firmaron un acuerdo de defensa mutua, desde entonces vienen trabajando estrechamente, asimismo a comienzos de diciembre de 2011, estos países firmaron otro compromiso de libre comercio para romper el bloqueo comercial que les está imponiendo la Unión Europea (UE) y EUA, acuerdo que se realiza a través de los dos territorios y hasta con el visto bueno del gobierno de Irak.

Pero más allá de este convenio y acuerdo Sirio – Iraní, hay una triangulación de defensa y rompimiento del bloqueo comercial que adelantan Siria, Líbano e Irán. Mientras, China y Rusia están a la expectativa de comprar el petróleo que Irán dejará de venderle a Europa, así como estos países lo han hecho con Siria.

Existe la posibilidad que empresas rusas, chinas y de la India, inviertan en Irán los próximos meses, construirán refinerías, y almacenadoras de petróleo, esto romperá con las políticas coercitivas de la Unión Europea y EUA, mientras Irán y Siria ya habiendo aprendido la lección en un futuro muy cercano serán quienes rompan con el suministro de petróleo a Europa y EUA.

Todo esto, da a entender que en unos años Europa por sus actuales malas políticas de vetar a Irán, sufrirá por las falta de hidrocarburos. Por lo que tendrán que seguir jugando conjuntamente con EUA a derrocar a estos gobiernos para asegurar el suministro en un futuro muy cercano.

Sin embargo, han bajado las tensiones, creo que se está relajando la situación, tanto en el Estrecho de Ormuz como en Siria, el juego diplomático está en el escenario y debe ser el gran ganador.

La posición firme de Rusia y China ha frenado los ímpetus guerreristas de EUA y la UE.

Mientras, todas las supuestas revoluciones de la primavera árabe, hoy sabemos que no fueron ningunas revoluciones, siguen mandando los de siempre. En Túnez se hostiga el descontento como en Egipto donde acosan mandando los militares de Mubarak.

Cambiaron la persona, pero las estructuras políticas de estos derrocados regímenes siguen gobernantes. La gente no dejará de desafiar en la protesta, hasta consolidar los cambios, pero la cúpula militar lo impide, todo pareciera indicar que la primavera árabe fue un fiasco.

Ha amainado la lluvia, calienta un poco el clima, es hora de seguir andando…

[email protected]

http://www.aporrea.org/tiburon/a137034.html

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta