El imperialismo ataca. Por Miguel A. Jaimes N.

0 496

Domingo, 06/11/2011 02:44 AM

Alfonso Cano, hasta mas allá de la tierra mi camarada

Miguel Reyes, el Mono Jojoy, Iván Márquez y Alfonso Cano, son los revolucionarios más cercanos a nuestras fronteras que mueren asesinados tras la Política de Seguridad Nacional colombiana, instaurada desde el asiento del asesino mayor: Álvaro Uribe.

La guerrilla colombiana siempre ha sido la alegría del aire de aquel pueblo. La mas resplandecientes de sus aves al igual que en Centro América era el Quetzal, está siempre fue símbolo de libertad, quienes aún vuelan en las altas selvas de este continente. Desde los zapatistas hasta las tierras húmedas de la serranía andina saben que sus vidas han sido de resistencias.

Resisten y resistirán porque ese fue su objetivo desde que juraron nunca abandonar sus montañas.

Aún, cuando el zopilote ande cerca y tenga buena nariz para oler y buscar la muerte, así esta ande muy lejos y llegando temprano para completar su ejercicio persigue como verdugo de aldea en aldea volando como ave enferma sin abandonar su círculo.

Esté zamuro es la vergüenza de los cielos, hoy, presente en las banderas del cobarde ejército colombiano, quien asesina a hombres desarmados que andan dando su vida hasta por el futuro de sus mismos hijos.

Una de estas noches llegaran los asesinos reunidos en las fuerzas armadas, narcotráfico, paramilitarismo, sicariato y consentirán a sus hijos, tomaran sus brazos y les darán muchos besos, pero siempre serán los asesinos de Colombia los que deambulen la gracia de los hijos de aquellas tierras.

Inaudito, ver la tierra del gran Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, la del talentoso Escalona con su Casa en el Árbol, la del ingenioso Botero que recientemente hizo unos bellos cuadros de Jesucristo perseguido por la Doctrina de Seguridad Nacional, dándole latigazos y crucificándole, es lo mismo que hoy hacen con los Dimas y Gestas, hombres que acompañaron a la derecha y a la izquierda las últimas agonías del primer ser humano sacrificado.

Muertes de valerosos comandantes guerrilleros en la propuesta norteamericana llamada La Pentagonización, armar a la mitad del mundo para que asesinen a la otra mitad, son las Bases Militares, son los asesinos que este continente mira como el zamuro.

Alfonso Cano, hasta mas allá  de la tierra mi camarada…

[email protected]

http://www.aporrea.org/tiburon/a133029.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta