El adoquín que le faltaba a la rectora Cecilia «Arocha». Por Miguel A. Jaimes N.

0 572

Miércoles, 23/11/2011 09:58 PM

Sacaron parte del presupuesto universitario para un banco en Panamá

Como se busca problemas la Rectora de la Universidad Central de Venezuela Cecilia “Arocha” García.  Ordeno, cerrar completamente esta importante casa de estudios del país, pero esto llama poderosamente la atención, pues ni en los momentos más difíciles habíamos visto una acción tan desventurada en contra de la educación superior.

La rectora y su equipo están metidos en graves líos, sombríos personajes que para nada quieren a la UCV, menos saben lo que es ser universitario y en su desespero opositor encargaron la quema de dos lujosos vehículos de las llamadas “autoridades” universitarias.

Todos saben que este incendio deja rastro de complicidad y premeditación, todo planificado por la misma rectora “Arocha”, artífice de varios montajes en desventuradas acción terroristas, quien trata en su desespero que la situación se enturbie dentro de la universidad, mas ahora cuando sus planes no le están resultando nada bien. Pero sus objetivos fueron más allá y ordeno la expulsión del estudiante Kevin Ávila.

Kevin Ávila es uno de los mejores estudiantes de la Escuela de Trabajo Social, quien denunció ante el país la realidad del comedor universitario y de cómo este equipo rectoral después de haber contratado hace menos de tres años una empresa privada para la reparación de estas instalaciones, hoy, estas se esté cayendo a pedazos.

Por eso el pasado 17 de noviembre y ya habiendo decidido el cierre definitivo de la UCV, la rectora “Arocha” convoca a su Consejo Universitario y deciden expulsar al estudiante Kevin Ávila.

Pero, ¿qué hay detrás de todo esto? La rectora quiso ser candidata por la Mesa de la Unidad Democrática a la presidencia de la república, pero no paso, a pesar de haber desenfundado dinero y haber pagado cuantiosas facturas por gastos causados de su campaña anticipada, ahora quiere ser alcaldesa del municipio Chacao o del Hatillo.

Pero, para esta nueva aventura necesita más dinero. Entonces, ¿qué hizo la rectora? Mando una gruesa suma de dinero a ganar intereses a un banco en la ciudad de Panamá. Este dinero era de partidas de la UCV.

Pero, mientras el dinero estaba en Panamá ganando intereses, el banco quebró y la rectora perdió el dinero perteneciente a parte del presupuesto universitario.

Ahora la rectora trata de remendar el capote y su desespero la ha llevado a cometer toda esta locura de cerrar la UCV y de expulsar a este importante miembro electo para desempeñar un cargo desde la Federación de Centros Universitarios.

Mientras la UCV esté cerrada los pagos de aguinaldos y otros bonos están paralizados para todos los empleados (profesores, obreros, personal administrativo) con esta tratan de ganar más intereses.

Esta es la causa por la que está cerrada la UCV, por una decisión arbitraria, burda y desesperada de esta rectora violadora de la libertad de opinión en este país. Ahora delinquiendo con los dineros de la universidad.

Recordemos las investigaciones que recomendó la Contraloría General de la República en contra la Fundación UCV, dirigida por su testaferro Genaro Mosquera.

[email protected]

http://www.aporrea.org/educacion/a134145.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta