Diputado Elvis Amoroso

0 504

Por: Miguel A. Jaimes N. – M sc. Ciencias

Sábado, 09/01/2010 02:39 AM

Carta abierta

Estimado Diputado.

Todos los que han adquirido vehículos con sobreprecio ven con gran optimismo el que se pueda hacer justicia por medio de una ley, que regule los abusos de las concesionarias y se devuelva el dinero quitado a los usuarios como se sigue haciendo actualmente.

Sentimos con impotencia como se abusa con los exagerados montos de un vehículo nuevo o usado, aparte, a los usuarios se les obliga a adquirir el seguro, para esto tienen corredores en sus agencias, es decir, los mismos dueños capturan este negocio, incluso, esto se exige, así, el carro sea comprado de contado, a los usuarios que no los secuestra la banca con sus aseguradoras los agarran las concesionarias.

Aparte las concesionarias igual obligan que todos los accesorios les sean comprados a ellos, es decir, toda una rapiña en donde se exprime a los usuarios.

Los elevados precios de los automóviles, aparte de la adquisición del tema de los inmuebles, (casas, apartamentos, terrenos) miden de manera importante nuestra inflación, como estos dos servicios o mercados, son tan importantes, nuestra economía presenta tan variados niveles de exagerados aumentos. Quieren llevar al país a que ni la cesta básica regulada de alimentos exista, que todo sea comprado a precios exagerados.

Diputado muy extraño me ha parecido el silencio de otros de sus colegas y defensores de nosotros los ciudadanos, ojala en esta lucha usted no este solo en la Asamblea Nacional, pero recuerde que el poder radica en el pueblo, y este se siente estafado con la compra de sus vehículos, hablar de organización es convocar siempre al soberano.

Por otra parte, una de nuestras grandes deficiencias es nuestro sistema de justicia, este no sanciona, solo en algunos casos aislados, ni siquiera porque existe una de precios asignada a las concesionarias, esto coloca a la población en un esquema muy fuerte de inseguridad.

Las instituciones cómplices, tribunales, fiscalías del Ministerio Publico, CICPC, policías, INDEPABIS, SENIAT, y otras más responsables en impedir estos atropellos, no actúan con una cobertura trasparente, amplia, inmediata, que tengan como resultado castigar a estos estafadores, ejemplo, el SENIAT acepta que las concesionarias paguen impuestos elevados que no corresponde con los precios reales, ellos ven que hay un sobreprecio ¿y qué hacen? ¿Será que no se dan cuenta como estafan a la población? Es una cadena muy larga, donde los que se benefician son vistos como unos grandes sacrificados, estos son los intocables del país.

Peor situación en este entrampado escenario es el elevado aumento de los repuestos, igual no existe ética económica en elevarlos si es posible diariamente, esconden los mismos y sus vendedores son obligados a trasmitir que estos se descontinuaran, esto genera crisis y los usuarios se vuelven locos por adquirirlos, así no sean necesarios, de esta manera los repuestos básicos como los destinados al servicio constante del vehículo siempre están escasos, nunca conseguimos filtros de aceite, correas u otros sencillos repuestos.

Finalmente Diputado, aun mantenemos las esperanzas en la nueva legislación que usted seguramente junto a otros compañeros de trabajo, impulsan desde la Asamblea Nacional para que logren poner freno a este desmán de abusos que se cometen con el chantaje de la venta de vehículos.

Espero sean conscientes del aumento de nuestra economía, los predios de los vehículos son un constante medidor de nuestra economía, adquirimos productos elevadísimos de precio, cuando en realidad deberían a costos muy inferiores y la venta de vehículos a sobreprecio impulsa la quiebra de nuestra Producto Interno Bruto.

Suerte en su responsabilidad.

[email protected]

http://www.aporrea.org/regionales/a92846.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta