Danzando la venganza. Por Miguel A. Jaimes N.

0 551

Miércoles, 07/12/2011 03:34 PM 

Cada mañana despierta con un día sombrío para los cinco solitarios candidatos de la opositora Mesa de la Unidad Democrática. Créanlo, algunos andan pidiendo a Dios que interceda, y si en algo puede, no les suspenda la ignorancia, mientras otros ruegan para que se disimulen las metidas de pata entre María Corina y el campeón del bisturí: el ex gobernador de Caracas Diego Arria.

El candidato Arria es uno de los más desesperados, mientras todos preguntan de dónde saco más de un millón de bolívares fuertes para participar en una contienda a la cual no podrá sacarle ningún beneficio.

Fiel exponente de un escenario de dictadura modernizante, sueña con arrasar de la escena política al gobierno bolivariano encarnado en el Presidente Hugo Chávez.

Mientras, agazapadamente se arrastra Guillermo Aveledo, personaje oscuro quien intenta hacer política, cuando le conviene es experto en beisbol, peo nunca esconde su gorra verde, este caballerito es el principal dueño de la empresa privada apodada la MUD, ahora mantiene la aspiración de sepultar a los apergaminados candidatos de su parido Copei, ya incinero a Oswaldo Álvarez Paz, Cesar Pérez Vivas y Eduardo Fernández.

Aveledo, ha danzado durante décadas a la venganza política de sus cercanos, quienes estando en escasas oportunidades en cargos de gobierno nunca fue tomado en cuenta ni para repartir café en las reuniones de parranda, engaño y olvido de sus jefes.

Para esto ha logrado sacar magistralmente a todos los copeyanos del juego político electoral, acaricia la turbia idea y apuesta por un gobierno de transición encarnado en el fósil político de Diego Arria.

La venganza política de la derecha venezolana siempre se aventurará por un escenario arrasador, donde se convoque al odio y a la venganza de unos contra otros, para esto, Guillermo Aveledo administra el dinero que otorga constantemente el Departamento de Estado Americano, quienes no descansaran hasta lograr desestabilizar no tan sólo a nuestro país, aquí lo que está en juego toda una región, pues el notable avance de la revolución bolivariana a cada momento hace sucumbir a una derecha sin propuestas, principios y sin capacidad gerencial para gobernar.

El Departamento de Estado decide quién será el próximo candidato de la derecha venezolana, y aún no resuelven si se dejaran llevar por la vía electoral.

[email protected]

http://www.aporrea.org/oposicion/a134963.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta