Agenda energética municipal. Por Miguel A. Jaimes N.

0 492

Lunes, 23/12/2013 02:45 PM

Campo Boscán

En Venezuela el 97% de los dólares que integran el invaluable presupuesto nacional vienen directamente de la renta petrolera. En el país existen 335 alcaldías y bien prudente sería que sus burgomaestres se acercasen hacia algunas consideraciones en las áreas energéticas, sobre todo en los planos petroleros y gasíferos.

Las potencialidades permanentes y altos recursos provenientes de estos minerales, deben encender las alarmas hacia donde debe invertirse bien y ver que otras naciones ni posibilidad tienen de poderse desarrollar a partir del petróleo. Las inversiones hacia los servicios básicos deben ser mejor orientadas.

No podemos seguir el dilapidador ejemplo de malos recipientes para la basura distribuidos en aceras con materiales malos, casi desechables, cuando tenemos una emergencia nacional de desechos sólidos. Aquí hay talento, buen diseño y excelentes materiales para hacer un buen recipiente para la basura que sea colocado en cualquier calle y el cual pueda tener una vida útil de varias décadas. Aquí en Venezuela somos campeones en hierro por sólo poner un ejemplo.

Los recién elegidos alcaldes deben orientar las nuevas inversiones de los servicios municipales hacia una buena calidad, montar integralmente al país como una prospera nación petrolera que invierte bien sus recursos.

Los alcaldes con sus concejales deben seguir priorizando en el tema de la municipalización de la salud. Paralelo a esto, se ameritan un tratamiento definitivo y radical a la grave situación de la basura que se presenta en todo el país. Los grandes hospitales Tipo IV, conocidos muy bien por lo colapsado y sus montañas de basura deberían tener al menos un camión compactador de basura. Un vehículo color blanco con el emblema de una cruz roja, dedicado sólo y exclusivamente a la recolección de basura de los centros asistenciales. El problema de la basura es nacional.

Otro tema. Si tenemos satélite para mejorar nuestras telecomunicaciones para la ampliación y mejora de la cobertura de internet. Escuchamos anuncios de apertura en nuevos megas incorporados al mercado de las telecomunicaciones. Tenemos fábricas de computadoras en sus modernas versiones de Tablas y laptos, pero no tenemos un sólo espacio donde exista servicio libre de Wifi para los usuarios.

Una agenda energética de estos recién elegidos alcaldes iría a proponer semáforos con paneles solares. Primero, ahorramos electricidad y segundo es una alternativa, es seguridad hasta para enfrentar los apagones. Esto es vitrina municipal y son propuestas para futuras para inversiones en estos servicios.

Estas ideas son herramientas que bien podrían ser propuestas en el seno del Consejo Federal de Gobierno, Consejos de Ministros, Asociaciones de alcaldes. Ya basta de aceras y brocales solamente. Basta de seguir administrando la cotidianidad.

Si Venezuela es la primera reserva de gas de Suramérica y la cuarta reserva mundial en todo el planeta, pues los concejales y alcaldes deben pensarlo en serio, comenzando a crear ordenanzas que expongan a los municipios como vitrina en la utilización de este importante recurso.

En Colombia existen 55 ciudades conectadas a gas, mientras que en Venezuela sólo hay 6. Esto es grave en el sentido que teniendo tanto gas no sepamos qué hacer, o peor, no tengamos claridad de ideas en la importancia de negociación de un recurso tan vital y por el cual la población pasa mucha necesidad. Las alianzas internacionales para su explotación son necesarias, verter sus ganancias en cobertura son necesidades y los recién electos tienen parte de esta nueva responsabilidad para los municipios.

De lo que se trata es de la municipalización del gas para toda Venezuela y atender las graves trabas de la peregrinación que se hace de este bien tan preciado. Cambiemos la realidad de golpeados habitantes que de día y noche llevan bombonas sobre sus hombros buscando gas por todas partes.

Los nuevos concejales y alcaldes deben proponer y discutir Ordenanzas donde establezcan que un porcentaje de las construcciones de centros comerciales, escuelas, liceos, universidades, conjuntos residenciales y hasta centros de salud, deben funcionar con servicio permanente de gas.

El gas es muy económico. Es tanto que a las empresas privadas que han invertido en las bombonas, trasporte, centros de llenados, oficinas y personal para atender el servicio casa a casa, prácticamente les regalan el llenado del Granel de gas en las plantas de PDVSA. Las empresas privadas que se encargan de esto poco invierten en el mantenimiento de sus equipos, los cuales han dejado deteriorar de una manera grosera y casi premeditada, por eso el Estado debe actuar y el poder municipal también es gobierno.

[email protected]

 

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta