12 de octubre y el cacique yukpa Sabino, preso aun. Por Miguel A. Jaimes N.

0 467

Miércoles, 13/10/2010 11:12 AM

Algunos creen que teniendo a Sabino Izarra preso se detienen las luchas del pueblo Yukpa, negándose a ver lo que esta de fondo, que no es otra cosa más, que el fracaso de las demarcaciones indígenas y el afloramiento del odio blanco contra la raza originaria.

Sin duda, nada que seguir celebrando en el día más aciago para nuestras comunidades indígenas: el 12 de octubre. Cuando llego la locura imperial, y aun hoy, quieren seguir dominando e irrespetando a nuestros aborígenes.

Nada que elogiar. Cuando los Yukpas de la Sierra de Perijá en el estado Zulia son agredidos por bandas de terratenientes, impostores que siguen adueñando de sus conucos, tierras y sueños.

Nada que aplaudir. Cuando la presidenta del máximo tribunal del país, Luisa Estela Morales, ordeno radicar el juicio contra el luchador Cacique Sabino Izarra, fuera de sus tierras y de sus jueces naturales, mandando el caso de un solo carpetazo hacia el estado Trujillo.

Ha pasado un año y este cacique junto a dos de sus compañeros se encuentran tirados en una inmunda celda de la Cárcel Nacional del estado Trujillo, suspendido de sus jueces naturales y del amor de su gente.

Todo montado sobre un juicio que desde su inicio no ha sabido respetar su condición de Cacique de una comunidad, reconocido por el Estado, pero irrespetado por sus instituciones.

Sabino y sus compañeros mueren en esa miserable celda. Son los mismos barrotes que mantuvieron presos a la dignidad perseguida en la cuarta republica. La misma que sacrifico vida y juventud de cientos de revolucionarios.

Estas siguen siendo las mismas cárceles que inmolaron savia y juventud de heroicos guerrilleros como Fabricio Ojeda. Ese penal mantuvo recluido a este luchador y desde allí comenzaron a torturarle.

En esa mísera penitenciaria paso largos años de su vida El Flaco, Francisco Prada, comandante guerrillero y quien hoy, sin vacilar y con dignidad apoya la liberación de Sabino Izarra.

Esta pesadilla la inicio hace un año la ex ministra del Ambiente, Yubiri Ortega, quien en una montada operación militar, fue hasta la Sierra de Perijá y entrego un vulgar documento sobre la nueva demarcación de tierras indígenas.

Demarcación que estuvo acompañada de mentiras, donde se reconoce el derecho de unos cuantos bandoleros ganaderos, bastiones de la estafa y la rapiña de tierras ancestrales.

Aquí no hay nada que vitorear, mientras la vulgaridad jurídica siga aprisionado a nuestros hermanos, los naturales, los oriundos, los originarios.

Sigue adelante Sabino, aun desde esa mediocre cárcel, preso injustamente y sin juicio, eres ejemplo y la mayoría decente de este país, también tu nación, te respetamos camarada.

[email protected]

http://www.aporrea.org/ddhh/a110160.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta