Todos están en el terreno. Por Miguel A. Jaimes N.

0 515

Lunes, 05/09/2011 06:19 PM

En unos caseríos olvidados llamados los Pueblos del Sur del estado Mérida, en un pueblito llamado Canagua, sus habitantes cuando quieren resaltar que hay un gran problema dicen: “manso peo”. Y eso, sencillamente en estos instantes es lo que quedara para la eternidad en el pueblo libio y para todos los que somos testigos de este mundo.

En el terreno están los sidafistas, brazo de grupos terroristas amparados por la CIA y encubiertos por los Sunitas, estos son los mismos que intentan dividir el sur de Yemen, todo por sus pletóricas reservas de petróleo y por terminar de entregar la entrada del Cuerno del África  a los estadounidenses.

También esta, Abdelhakim Belhaj al mando militar de la capital del país. Este sanguinario terrorista es el numero dos dentro de la red terrorista Al-Qaeda. Igual, operan terroristas traídos desde la cárcel de Guantánamo en Cuba, hombres torturados hasta la saciedad, locos por matar, y los mercenarios de Sudan, Túnez y de otros países que integran el Magreb.

Desde barcos que atracan en los puertos de Bengasi y Trípoli, llegan cientos de legionarios y armamento de los países que invaden esta nación, todos en la legalidad de la máscara OTAN.

En nada queda la capital Libia, -Trípoli- ciudades y pueblos convertidos en añicos por la furia de los vuelos Tornado GR-4. Aves de hierro agazapadas lanzando misiles Crucero, sin dialogo, solución, negociación y menos paz.

Es la guerra combinada con trances impíos de extremistas enardecidos, es una fiesta de mercenarios, avalada por los países mas “desarrollados”. La meta es destruir a los pequeños.

Pero esto no se atreverían a hacérselo a Rusia, China, Estados Unidos, menos a cualquier país de los saqueadores europeos. Para los llamados países del desarrollo no hay sanciones, amenazas, mucho menos desembarco de mercenarios, y cuando necesitan fabricar cualquier invasión, ellos mismos crean sus terroristas y se hacen atentados tontos que con el pasar de los pocos años, el mundo queda turulato antes las invenciones norteamericanas-europeas.

Ahora solo queda esperar, aguantar, soportar, pero con la seguridad que esto no será igual a lo sucedido en los pasados años.

[email protected]

http://www.aporrea.org/tiburon/a129686.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta