Rumbo petrolero. Por Miguel A. Jaimes N.

0 723

Viernes, 11/04/2014 08:08 AM 

Campo Boscán

Los nuevos negocios internacionales son el petróleo con sus mercados, demandas y necesidades todas tangibles en el no tan indiferente consumo y portentoso crecimiento del parque automotor mundial rebasado por los 530 millones de unidades al año 2010 cifra que se lleva la mitad devoradora tanto de producción como del consumo es decir el 47% de los 90 millones de barriles extraídos diariamente.

Ahora estamos por acudir a la rebelión de los principalísimos holdings petroleros pertenecientes a la Organización de Países Exportadores de Petróleo y es únicamente un aviso. Las empresas extractoras de crudo tanto estatales como privadas tendrán contratos para lanzar sobre sus territorios nacionales e internacionales los tendidos en cuando a la nueva producción de la demanda mundial la cual debe llegar a las nuevas cifras récords.

Por consiguiente los países sudamericanos miembros plenos de la OPEP Ecuador y Venezuela deben apuntalarse en las nuevas áreas críticas tras la formación de técnicas y profesionales tanto para labores internas como profesionales, capacitación a otras empresas de la región en áreas de capacitación, cursos, asesoramientos, estudios, aprendizajes y adiestramientos. Pero también deben proponerse las creaciones de escuelas técnicas ambientales donde se faculten bajo el más elevado adiestramiento y exigencias de las industrias petroleras de la región.

Es urgente la creación de espacios dedicados a la instrucción y creación de componentes electrónicos, mecánicos, software, más centros de investigación que permitan el diseño de novedosos componentes para aumentar el kilometraje por litro de gasolina. Este es un aporte que el mundo del auto está esperando.

No obstante, para el gran mercado mundial de los hidrocarburos no todo es color de ángeles y de esto no se escapa Sudamérica. Muchos países deben estar conscientes de las amenazas por el control de sus reservas y podrían darse inconvenientes, transformaciones que no se detienen pero contraen un significativo número de inversiones en seguridad que se pierden de sus ganancias. Esta es la realidad de los mercados lo cual luce atractivo a las grandes corporaciones de la seguridad.

Subirse al transporte de la energía es clave para las inversiones foráneas tras los hallazgos de los recientes depósitos y de las exploraciones que van a encontrar mucho más petróleo que el hasta ahora anunciado. En términos conservadores, las reservas reales de Venezuela están por descubrirse en los próximos años y cuadruplicarán las existentes; por lo mismo el reclamo marca el inicio de las alarmas de lo que estaría por sucederle a toda la región.

Son necesarias las incorporaciones de nuevas ciencias aplicadas y servicios básicos de todo tipo, pero más importante, urgente y necesario es el personal que van a llevar adelante los expectantes acaecimientos y negociaciones ambientales, puntos que deben desarrollarse muy bien ya que los mercados de las competencias internacionales mantienen y acercan importantes redes donde residen futuros negocios con base a nuevas necesidades mundiales.

El mundo petrolero está cambiando y no es sólo para nosotros; también se mueve para importantes productores quienes todavía piensan, pesan, miden y calculan hacia dónde deben ir y permanecer aseguradas sus inversiones.

En esto entra un concepto muy importante: lo político. Y es justamente allí donde a muchas trasnacionales petroleras deben advertirles legalmente que tienen que invertir para ver el cálculo y las garantías de los nuevos mercados y el ambiente es la mayor ganancia para una sociedad.

Anteriormente las operadoras políticas utilizaban estos métodos para inmiscuirse en situaciones reales de cada país, influyendo así por cualquier medio para inclinar cientos de intereses a su favor. Sin embargo, hoy los sucesos con sus realidades han cambiado y muchas trasnacionales petroleras son percibidas en otros países como un riesgo. La verdad es otra, hay que encontrarla ya que con esta vamos a tropezarnos en los titulares espasmódicos de los principales medios noticiosos.

Los anónimos rumbos petroleros no se están apolillando dentro de la OPEP pues muy al contrario todas las doce administraciones que la conforman alistan diferentes dígitos y taladros para que su producción alcance demandas mundiales y exploración de anhelados mercados ya hoy legítimos.

Pero en medio del patio del consumo deben estar las nuevas ofensivas de los mercados y el replanteo geográfico más la seguridad y defensa como lo geoestratégico y geopolítico.

[email protected]

@migueljaimes2

Skype: migueljaimes70

Página Campo Boscán.

Trabajo especial Diario Frontera Mérida.

Abril 12 de 2014

[email protected]

http://www.aporrea.org/energia/a186147.html

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta