Revolución en Bolivia

0 519

Por: Miguel A. Jaimes N. (*) – M sc. Ciencias

Martes, 11/08/2009 03:58 PM

Por los caminos hacia La Paz, pasando por Oruro, allá en El Alto, desde la famosa Cochabamba, en la humilde Tarija y desde el gran Potosí, Bolivia la primogénita del Libertador se levanta, arde en sus pasos y desata la gran polvareda austral. Desde el arrabal del sur Bolivia anda en revolución.

La criolla minúscula oligarquía tiene odio a los venezolanos, esto es enseñado abiertamente, no ocultan su ira, el mismo odio es más grande que él de los escuálidos venezolanos a los cubanos. En la media luna boliviana es horrible la Persecución y los intentos de linchamientos.

Al gran aymara Evo Morales lo aman y firmemente si se está viviendo un proceso revolucionario. Cuando Evo se lanzo en huelga de hambre los movimientos sociales se concentraban en grandes grupos en diferentes puntos del país, su presencia era multiplicada por el respeto a su mandatario. En ciudades, pueblos o aldeas acompañaban a su líder igualmente con huelgas de hambre, esta es la razón de porque los aymara son un poder.

Y es en realidad un poder que lo consiguieron con organización, trabajo, discusión sana, coherencia en todo para el avance, no hay que equivocarse, nadie, ni sus niños toleraran que sus guías, los revolucionarios se pierdan.

Los movimientos sociales son liderados por los cocaleros de la hermosa Cochabamba su nivel de organización es la principal base que es extendida en todo el país, no descansan, no duermen ni hay excusas la revolución es una responsabilidad y en ella no se descansa.

La coca es la digna representación de las costumbres indígenas, es masticada en las duras y altas montañas, su ancestral uso es parte de su vida incluso en los modernos momentos del hoy. Así la oposición boliviana no quiera a los cocaleros, ellos son un gran poder.

La coca es como el café para nosotros los venezolanos o los colombianos, o lo que es el té para sus hermanos los chilenos, la hoja de coca es parte de la vida diaria, como lo es desde la antigüedad para todo el pueblo boliviano.

Se comenta por sus calles la entrada de mercenarios del Este Europeo tratando de asesinar al Presidente, pero la vida de Evo esta en el corazón de hombres y mujeres de tamaño medio con sus cachetes quemados y de ojos vivos. Los saltones de piel aguamiel en silencio lo cuidan y encomiendan a sus chamanes ritos, inciensos, claveles, aguas mágicas de vivos colores y alocados aromas.

La oligarquía de Santa Cruz le teme a lo que saben es la magia de actuar de aquella mayoría indígena, esta bella ciudad es ver a nuestra Maracay en el Estado Aragua. Se sienten y andan muy seguros los blanquitos racistas, caminan por sus calles brabucones, atienden sus grandes tiendas y contratan mano de obra llevada casi a condiciones de esclavitud, odian a los colores aguamiel, detestan los ojos suaves saltones.

El pueblo mira los pasos y camina con las miradas, Evo sale, llega, anuncia, inaugura, camina, salta, va apurado, enciende la revolución, taimado, alegre, de poco hablar, ellos sientes sus pensamientos, sufrimientos, lagrimas, esperanzas. Evo es el pueblo, el pueblo le ama…

(*) Doctorando

[email protected]

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta