Petróleo difícil

0 786

Por: Miguel A. Jaimes N.

Confiscados entre informes anuales provenientes de las corporaciones petroleras más importantes del mundo, los análisis son encabezados desde la Shell, pasando por la Bp, afincándose en las operadoras políticas de la Exxon Mobil y terminando en quienes controlan más del 20% del mercado mundial del crudo: la Chevron. Allí están todos los proyectos del futuro energético junto a sus forzados comentarios e informes ocultos.

Mientras, paquetes tecnológicos impuestos por décadas que servían de guía se han revelado, pues ahora encontrar crudo fácil como lo fue con una simple cabria o un martillo percutor a presión ahora sustituido por modernos balancines y taladros de piezas precisas, todo se ha vuelto muy complicado.

Las causas, muchas. La principal de ellas la encontramos estacionada a finales de 1980 cuando el consumo comenzó a exceder los descubrimientos en una proporción de dos a uno. Es decir se consumió más de lo descubierto. Otra principalísima causa es el esnobismo de la militarización petrolera. El cinturón de guerras se han llevado adelante en las más importantes zonas productoras de crudo que son de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, donde los Estados Unidos de Norteamericana junto a la adoptada Organización del Tratado del Atlántico Norte fundada en 1948 con los “vencedores” de la II Guerra Mundial son los causantes de la muerte de buena parte de nuestro planeta. El negocio: venta de armas lo cual les permite adueñarse y controlar la bajada en los precios del petróleo.

Muestras: las acciones guerreristas del Africon seguidas por la militarización del Golfo Pérsico, pasando por las reservas del Mar Caspio y sus agresiones en Ucrania, la triste historia de Afganistán, Libia, Irak y Siria, todo este martillado anillo busca echar el avance chino, agredir a la Federación Rusa más Irán y detener a Venezuela.

Ejemplo: el Califato Islámico. La mayor prueba de una de una pandilla internacional integrada por noventa países, conformada por más de doscientos mil mercenarios provenientes de Afganistán, África Europa, países árabes y Latinoamérica. Estamos relatando la mayor reclutada mundial de homicidas quienes para mantenerse venden petróleo desde inicios del año 2014 a precios pírricos de veinte a veinticinco dólares. Esa es la principalisima causa de los retrocesos del barril desde el 14 de septiembre del 2014 cosa que ya no aguantó más.

En un mundo tomado o distraído por el selfin, adelgazado por el Botox y entretenido entre el fotoshop, todo esto puede sonar como algo muy raro, sonar extraño tras el auge de consumo y no de producción en la Comunidad Económica Europea y el desplome de los precios. Pero si se quitan los efectos de las adquisiciones, las grandes firmas cada vez más encontrarán menos hidrocarburos. Los grandes descubrimientos, como el yacimiento Johan Sverdrup de Statoil en el Mar del Norte de Noruega en 2010, o el bolsón de crudo encontrado en Haití y otro en Cuba y las enormes reservas de Venezuela que suman el 21% del crudo almacenado en el mundo, cada vez son más raros, todos lo saben, y esto inmediatamente hace plantearse interrogantes sobre todo en lo que le depara al crecimiento mundial.

Martijn Rats es un analista de la firma Morgan Stanley, afirmó que el año 2014 fue más que «decepcionante» para los descubrimientos que se lograron a través de la perforación. Todos saben que cada vez es más difícil encontrar petróleo fuera de EE.UU y de la Misma CEE. Aunque hay grandes historias de éxito con el gas de shale y el petróleo «ligero», pero fuera de eso, la perforación convencional se vuelve cada vez menos exitosa, esto no es una suerte de circo pero con muy mala suerte.

Todos lo que se filtra de los ocultos informes anuales son coherentes con las cifras de compañías de investigación, las cuales muestran inocultablemente que el triste y desaliñado año 2014 fue un año muy frágil en cuanto que todos los descubrimientos de nuevas reservas de gas y petróleo cayeron a su nivel más bajo en dos décadas, excepto las de Venezuela las cuales a inicios del 2015 en febrero exactamente incorporó dos mil quinientos millones más a sus reservas para ubicarse en 3000 mil millones de barriles en sus subsuelos.

Pero en el resto del mundo el índice de reposición de las llamadas reservas “orgánicas” de las cinco compañías más grandes del planeta en las medidas de gas y petróleo fue de un 84 por ciento, esto representa uno de los niveles más bajos desde el año 2010.
Una de las fuertes caídas anuales que más han sonado duro van dirigidas contra la Shell y la BP. Pero a lo largo del grupo hay una fuerte caída en el número de barriles que se agregaron como resultado de descubrimientos y ampliaciones de los yacimientos existentes de gas y petróleo, según Morgan Stanley. El año 2014 cayeron 24% para llegar a 2 mil 300 millones de barriles equivalentes de petróleo (BEP) y casi se redujo a la mitad de los 4 mil 400 millones de BEP del 2011.

[email protected]
[email protected]

@migueljaimes2
Skype: migueljaimes70

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta