No nos escondan la comida. Por Miguel A. Jaimes N.

0 544

Jueves, 20/06/2013 11:25 PM 

La comida es el bien de mayor importancia y necesidad nacional. Quienes aprovechándose de su acaparamiento con intenciones innobles impulsan constantemente el aumento de sus precios de manera injustificable, deben ser investigados y acusados penalmente por tan innobles intereses especulativos.

Los acaparadores están concentrados en cadenas de grandes corporaciones, manteniendo un modelo de especulación. A estos macarras deben aperturarles sendas investigaciones y sancionarles con las existentes leyes de la república.

Para esto debemos contar con los cuerpos de seguridad del Estado como el CICPC, quienes deben actuar inmediatamente. Para nadie es un secreto los delitos que se están cometiendo con los alimentos, las estafas y las alarmantes zozobras.

Se está atentando contra la seguridad nacional, desestabilizan sin piedad, fomentan caos, alarmas, manteniendo a la población en ansiedad y terror. Por eso y ante esto los organismos de seguridad deben provocar estabilidad y seguridad entre la población.

Es necesario que en el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, creen cuanto antes una División destinada a investigar la delincuencia organizada que viene operando a favor del acaparamiento y sobreprecio de los alimentos, los cuales son bienes y productos de primera necesidad. Sobre todo en los estados donde esta actual situación es dirigida por empresarios inescrupulosos al servicio de la oposición venezolana.

Hay regiones específicas como en los Andes (Táchira, Mérida y Trujillo) donde esta situación se da con más saña. Algunas de estas regiones han captado el mayor número de votos por parte de la oposición (Táchira y Mérida).

Si las sanciones no se fomentan, seguiremos creyendo que estamos frente a un Estado que tiene de todo pero que es tímido. La especulación de los alimentos viene creando un clima de inseguridad.

A lo largo de los productos de primera necesidad vienen fortaleciendo verdaderas mafias, las cuales para nada les importa los esfuerzos y luchas por parte del actual gobierno en haber creado una gigantesca infraestructura de alimentos tanto en su producción, importación, comercialización y distribución.

Los poderosos convenios con varios países del mundo en intercambios comerciales a partir de la renta petrolera, van dándonos cuenta que este país petrolero necesita fortalecer su producción interna. La necesidad es convertirnos en algunas áreas o rubros en autosuficientes.

Un día es la harina Pan, luego el papel higiénico, ahora es el atún, mañana, ya veremos.

[email protected]

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta