Medios de comunicación privados

0 569

Por: Miguel A. Jaimes N. – M sc. Ciencias

Jueves, 11/02/2010 07:53 PM

La actual situación de Venezuela respecto al latifundio radioeléctrico y mediático es uno de los más graves de este manipulado y manejado continente, quien durante años ha vivido atrapado por la mentira privada de las mafias comunicacionales.

De las 472 emisoras FM que existen en el país, solo 79 son comunitarias, por otra parte de los 65 canales de televisión, solo 6 están en manos del gobierno y 37 en manos de las comunidades.

En lo que corresponde a las emisoras AM, hay un total de 184 y solo 26 estan en manos del gobierno.

Las concesiones dadas por el estado a los medios privados pertenecen a la soberanía nacional, pero estos dueños de medios privados muy tramposos en su mayoría, las han traspasado como herencia a su misma familia, esto atenta contra la soberanía nacional, adueñarse de un espacio que es de la nación, es solo un préstamo, no son dueños hereditarios de los mismos.

Aparte que el estado da una patente de uso, estos dueños de medios agreden constantemente con opinadores de oficio, algunos de ellos no certificados, ni periodistas, menos locutores, pero mantienen editoriales y noticias diarias hacia la confusión, creando un terrorismo mediático.

Aparte es descarado el sabotaje de estos canales opositores en las cadenas presidenciales al interferir la señal y el sonido.

Autorizan la trasmisión de cuñas como las trasmitidas por Cedice y Asoesfuerzo donde abiertamente se ofende la imagen presidencial y a los militantes de la revolución. Un ejemplo aberrante de esto, es el llevado a cabo por El Diario La Nación en el Estado Táchira, donde con los dineros que da la revolución para que se inviertan en los tachirenses, se utilizan llevando adelante una férrea campaña, atacando al pueblo chavista, catalogándolo de “La Barbarie Roja”.

Una de las campañas más vulgares y terroristas financiadas con los dineros de la nación por parte del gobernador paramilitar Pérez Vivas, ante esto Conatel debe aplicar sanciones, ya que esta publicidad va en contra de valores morales e incita abiertamente a la violencia.

La Fiscalía debería abrir una investigación contra este tipo de campañas y de paso demostrar la desviación de recursos que son para obras sociales, para las necesidades de la gente y están siendo dedicadas a propagandas privadas que abiertamente incitan al asesinato de venezolanos que apoyan este proceso de cambios.

Otra acto de magnicidio lo desarrolla El Nacional, quien promociona un libro, por supuesto en contra del Presidente Chávez, pero el mismo es publicitado en la página de los obituarios, es decir donde se anuncia el fallecimiento de un ser querido.

Los medios de comunicación son verdaderas mafias, como alacranes se ponzoñan entre ellos mismos, sino, vean la salida de Federico Alberto Ravell de Globovision, después que lo utilizaron, ahora es echado por sus propios detractores, un jarabe de su propia medicina.

[email protected]

http://www.aporrea.org/medios/a95027.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta