Lucha global por los recursos. Por Miguel A. Jaimes N.

0 594

Domingo, 12/02/2012 04:42 PM

China el nuevo reto económico del Planeta, pero tengamos cuidado

Los incluidos anuncios que podrían señalarse de macroeconómicos referidos a la República Popular China, indican que el gigante asiático será la futura gran economía del Planeta. Pero pongamos y tengamos cuidado.

Veamos, para esto prepara y anuncia la creación de cuarenta y cinco millones de nuevos puestos de trabajo. En paralelo va desarrollando la inversión de cinco billones de yuanes, unos doscientos sesenta y cuatro mil millones de Euros, destinados al gasto social y a la modernización y ampliación de las nuevas líneas de producción más el fortalecimiento de las ya existentes.

Y por si esto fuese poco desde el año dos mil siete ha invertido más de cuarenta mil millones de dólares en toda Europa adquiriendo las principales marcas del mercado. Esta cantidad sobre Europa viene a significar un 2% del total de lo que hasta ahora han podido invertir otras trasnacionales afuera de sus fronteras.

La gran formula China: producción en masas y su trasformación en millones de productos ya garantizados y ubicados en mercados ávidos es combinada con su exitosísima formula de distribución, bajo las gigantescas líneas de comercialización en servicios y bienes básicos que amerita consumir el mundo.

Todo coloca a una China capaz de poder surtir y cubrir las demandas mundiales de los principales productos que el mercado capitalista ha engendrado en las necesidades de su población.

Sus inversiones petroleras, compras de bonos, subsidios a deudas externas de países quebrados como los recién adquiridos bonos de la deuda estadounidense, van colocando a un gigante asiático dentro de metas muy claras de desarrollo primordial. Tal y como lo señaló Giovanni Arrighi, estamos frente al gran burdel de la economía mundial y China no escapa a esto.

Por otra parte, las inversiones en seguridad y defensa mas las líneas de créditos abiertas a países como Venezuela para la adquisición de material bélico, acentúan unas buenas, mejores y cercanas relaciones con esta plataforma continental del mundo asiático hacia América Latina.

Las nuevas negociaciones no sólo abren los mercados a Venezuela, es que China lo hace dirigiéndolos primordialmente hacia todo el continente latinoamericano y caribeño.

Sus inversiones en las áreas petroleras como las desarrolladas actualmente sobre la República de Cuba donde el país antillano acaba de conseguir el décimo segundo bolsón de petróleo más grande del Planeta, el más próximo fue descubierto en el dos mil cinco y ya se anuncia que China junto a Rusia e Italia invertirán sin problemas en la obtención de ese crudo ubicado a kilómetros de profundidad del subsuelo antillano.

Pero no todas las cosas son Flor de Loto y debemos tener cuidado con un país que por algo llegará muy pronto a ser potencia económica.

Por ejemplo, China ya se adelantó y busca salirle al pasó a las sanciones impuestas contra Irán por la comunidad europea, comprar petróleo a otros países para reducir la compra iraní que en el fondo son las sanciones contra esta nación que China esconde sin hacerle frente.

China, compraba una gran cuota de 543.000 barriles por día (bpd) a Irán de los siete millones diarios de su consumo. En esta búsqueda los asiáticos van hacia nuevos compradores como Venezuela que para el año 2014 debe cubrirle una cuota diaria de un millón doscientos mil barriles y todo por obedecer en parte las sanciones de Europa – EUA.

Su finalidad en el insincero escenario mundial es estar bien con Dios y con el diablo, para esto debe seguir con la farsa de imposiciones tras el bloqueo impuesto contra Irán, mientras por detrás conversa con Rusia para impedir el expansionismo militar de Europa y EUA, eso fue lo que quiso decir cuando utilizó su veto en la Resolución contra Siria, pues ya varios países donde se aprovisionaban les cerraron las tuberías: Libia e Irán y para llegar a ser una potencia económica debe garantizar para esta futura década y media el aprovisionamiento de siete millones más de barriles, hasta llegar a los catorce millones diarios de crudo.

[email protected]

http://www.aporrea.org/internacionales/a138429.html

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta