La pandemia mental de William Dávila. Por Miguel A. Jaimes N.

0 512

Domingo, 03/04/2011 08:59 AM

El Diputado a la Asamblea Nacional William Dávila, atraviesa una enfermedad mental conocida como mitómano. Mentiroso compulsivo. Este fue el mismo que fue expulsado por los de su mismo partido, los adecos.

Individuo de malísima oratoria, ahora anda mintiendo y anda muy preocupado porque los centros nocturnos de Mérida están cerrados. Esto por la decisión que tomo la Ministra del Poder Popular para la Salud, para tender un cerco epidemiológico al avance de la gripe AH1N1 lo cual va dando buenos resultados.

Los periodistas le huyen, anda al ojeo de uno de ellos para lanzar sus más aturdidas interpretaciones. Recientemente monto un bodrio más, sentado desde una oficina con aire acondicionado y pastelitos fríos, juraba frente a los medios de comunicación que las plantaciones de plátano del Sur del lago de Maracaibo estaban infectadas de plaga y que este rublo básico en la comida diaria desaparecería y que con esto, se acabarían grandes sembradíos los cuales nunca más volverían a recuperarse.

Es decir, que el plátano desaparecería de la mesa de cualquier habitante de este país y que miles de campesinos se quedarían mirando pa´ San Felipe.

Este miembro de la mentira, presentaba sin ningún pudor una serie derruida de fotografías de unas plantaciones situadas ubicadas en República Dominicana, de quien sabe qué año, donde podían verse plantas de plátano enfermas.

Inmediatamente descubrieron al mentiroso más vago de la oposición venezolana y este sin ningún tupe, afirmo que había sido un error.

Ahora está alarmando al país y desprestigiando a la ciudad de Mérida, que en esa ciudad andina son cientos los casos diagnosticados por esta gripe.

El mentiroso William Dávila intenta arruinar a cientos de personas que viven entre otras cosas del turismo, pues se aproxima la Semana Santa y con esta eufórica fama que este cobarde golpista da, presume que nadie intentara ir a Mérida a pasar unos días de asueto en las próximas vacaciones.

Este diputado vago, anuncia que en el estado Mérida no hay vacunas, que los habitantes tienen  que hacer largas colas desde las tres de la mañana y que al llegar hasta el personal médico, este le anuncia que no hay vacunas.

Despreciable estilo de quien fue gobernador de esta ciudad andina y en donde tiene una cantidad de expedientes por corrupción. Ahora anda gruñendo que en esta entidad existe una pandemia y que el régimen la oculta.

El firmante del decreto Carmona, quien entra a la Asamblea Nacional escondido, pues el pueblo lo acusa de traidor, recorre ahora en estos trastes.

En días pasados se le vio atravesando la calle rumbo al  Hemiciclo, tapado con una ruana, pues el temor al pueblo, es de mucho culillo.

[email protected]

http://www.aporrea.org/medios/a120777.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta