Habló Sifontes y delató a El Cuervo. Por Miguel A. Jaimes N.

0 628

Sábado, 17/09/2011 05:15 PM

Todo trascurría de forma tranquila un sábado quince de febrero del 2003 aquí en Caracas. Cerca de las residencias Four You, estaban el cabo segundo de la armada venezolana Pedro Sifontes, junto a él, andaba el coronel Yusepe Pillieri, quien llego con un objetivo claro: dio la orden para capturar y asesinar a Ángel Salas, Darwin Argüello, Félix Pinto, la novia de Argüello –Zaida Peroza–, a la novia de Félix Pinto y a una menor de 14 años, todos estaban participando en la toma militar de Plaza Altamira, y eran considerados por el ex general de la Guardia Nacional Felipe Rodríguez alias El Cuervo y el coronel Pillieri como soplones del gobierno, a quienes había que darles su merecido.

En aquella reunión – sábado quince de febrero del 2003- se pusieron de acuerdo quienes iban a realizar el homicidio. El encargo recayó en un teniente de la Guardia Nacional de apellido Colina y en otro teniente de este cuerpo de apellido Valera, quienes debían de eliminar a este grupo de soldados y sus novias.

Esto lo ordeno directamente el ex general de la Guardia Nacional Felipe Rodríguez, alias “El Cuervo”, quien, junto al coronel Pillieri pidieron que se asesinara a todas las personas antes mencionadas, ordenándole a Sifontes y a otro conocido con el alias “HJ”, quien era uno de los dueños de los vehículos destinados en dicha operación y dueño de la escopeta y de los radios de seguridad utilizados en la toma militar en plaza Altamira.

A eso de las nueve y media de la noche aparece otro personaje apodado El Armadillo, quien llega con una pistola cromada calibre 9 mm, otorgada directamente por el coronel Pillieri, testigo de esto fue otro personaje apodado El Zorro.

El coronel Pillieri les entrega la cantidad de tres millones de bolívares (2003), entonces, fueron y ejecutaron el plan acordado, asesinar a estos jóvenes, una vez consumado el crimen regresan a Plaza Altamira y se dirigen directamente al coronel Pillieri, El Armadillo le informa sobre el trabajo encomendado y esté –coronel Pillieri- llama desde su celular al general Felipe Rodríguez, diciéndole que el paquete estaba listo y entregado.

Definitivamente, atribuyámosle al pasar de esta atribulada vida que este mundo anda al revés, y vaya que esta volteado, ahora el ex general de la Guardia Nacional Felipe Rodríguez alias El Cuervo sale en libertad el pasado cuatro de marzo de este año 2011, tras haber obtenido un beneficio después de haber colocado sendos explosivos en contra de las sedes diplomáticas de Colombia y España, hechos ocurridos en el 2003 y habiendo cumplido apenas la mitad de la pena impuesta por ese delito.

Pero a este personaje nunca se le inicio un juicio por la participación en el asesinato de tres soldados y de la novia de uno de ellos, ni el intento de homicidio de otra joven.

Aún, cuando el cabo segundo de la armada Pedro Sifontes declaro bajo juramento ante la juez de control Deyanira Nieves Bastidas, nunca se ordenó investigar a esté personaje por el quíntuple crimen.

Por eso, Evaristo dice en la calle: la impunidad nos está matando.

Glosario:

El Cuervo: General expulsado de la Guardia Nacional, Felipe Rodríguez.

HJ: Hugo Johnny Ordoñez Dorado.

El Armadillo: Luis Gregorio Chacín Sanguines.

El Zorro: Gregorio Rafael Umanés Castillo.

Evaristo: El Pueblo.

[email protected]

http://www.aporrea.org/ddhh/a130378.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta