Habitantes, vehículos y petróleo. Por Miguel A. Jaimes N.

0 564

Viernes, 06/06/2014 12:37 PM 

India, Irán, China, Rusia, Indonesia, Sudáfrica, Egipto, Estados Unidos, Brasil y México concentran el 56% de la población mundial. Su porcentaje de habitantes vienen a representar 4.000 millones de seres humanos. Si tomamos en cuenta que para 1950 existían sobre la faz del planeta no más de 2.700 millones de habitantes y en sesenta años —septiembre 2010— la masa poblacional ascendió a 7.000 millones y según la ONU la proyección para el 2020 será de 7.800 millones de seres humanos.

Únicamente en las regiones de América del Norte, Caribe Latino y no Latino, Mesoamérica, Cono Sur y área Andina, habitan 899.455.560 lo cual comprende más de 32 países.

Volvamos a los años cincuenta cuando eran conducidos sobre el planeta unos 55 millones de vehículos. Esto cambio drásticamente en 1999 cuando la cifra del parque automotor ascendió a 530 millones de unidades. Por esta principalísima causa en estos años (1950 al 2010) el consumo de crudo trepó de 10 millones a 90 millones de barriles al día.

En las regiones de EE.UU. más América Latina se cuenta con 387 millones de vehículos registrados, a una tasa de motorización de 430,45 por cada 1.000 habitantes. El 70% de este parque automotor se ubica en América del Norte donde diariamente ruedan unos 200 millones. Mientras Venezuela viene a ocupar el primer lugar en mortalidad por accidentes de vehículos con una tasa superior a 21,8% seguida de México e Islas Vírgenes Británicas con un 21,7%.

El descontrolado número de vehículos es la causa por la cual EE.UU. consumen uno de los cuatro barriles de petróleo que se producen diariamente en el mundo. Es decir veinticuatro millones de los noventa millones de barriles que devora diariamente esta estrella pensante.

Vayamos al Asia. En la república de la India actualmente se venden 1.000.000 de vehículos anuales. Esta impresionante cifra los colocará en el record asumido desde el 2006 al futuro 2030 para ir de once a ciento quince millones de automóviles y todos comenzarán a circular por una súper autopista llamada desde ya el Cuadrilátero de Oro. Vía con una longitud de 5.876 kilómetros de largo, sin dudas la más gigantesca de todo este planeta. Nada es más impresionante actualmente en todo el mundo que esta mega construcción.

Por eso el actual y presente mundo de las naciones petroleras tienen en sus agendas la nacionalización de sus industrias petroleras, ya las propuestas energéticas se proponen llegar al año 2030 con la escandalosa cifra de 120 millones de barriles de consumo al día. Indudablemente que existe una nueva fórmula energética para el desarrollo interno de algunas regiones en su futuro petrolero y para promover esté nuevo arco energético están Rusia, Irán y Venezuela.

Estudiemos el caso Ruso: bajo el mando de Putin se recuperó la Filial Yukos. Tras esa causa en el 2006 su Producto Interno Bruto (PIB) aumentó 6,7% más que cualquier otro miembro del G-8 (naciones industrializadas del mundo). En ese mismo periodo el PIB se cuadruplicó. Por eso veinte millones de rusos salían de la pobreza.

Esta historia comenzó en los días oscuros de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Cuando un personaje de 23 años Mijail Jodorkovsky aprovechando la Glasnost (Apertura) del ex líder del Partido Comunista Ruso Mijail Gorbachov con el desarrollo de la Perestroika (Reestructuración económica) —Jodorkovsky— se alió con quienes vendían la URSS a pedazos aprovechándose de sus empresas petroleras.

Para el año del desastre —1989— funda con sus socios el Bank Menatep, una entidad bancaria que les permitió adquirir por 350 millones de dólares una empresa de 31 mil millones de dólares. Una cafetería con venta de alcohol y computadores les servía de tapadera. Para 1995 adquieren la Filial petrolera Yukos en medio de un paraguas de transacciones ilegales.

Pero para el año 2003 Mijail Jodorkovsky anuncio su interés por entrar en política, financiando parlamentarios opuestos a la política energética de Putin, aliándose con empresas mundiales de petróleo: Exxon y Chevron, esto representó su condena.

Para Putin esto fue una amenaza considerable. Putin comenzó a pisarles los talones y asumieron una estrategia que más adelante les cobrarían, se atrevieron a ofrecer a estas trasnacionales petroleras la adquisición de una participación en Yukos.

Pero el 25 octubre del 2003 al descender de su jeep en Siberia en la instalación de Yukos es detenido, acusado de evasión de impuestos y fraude. Su error los hundiría y los encarcelaría junto a toda su directiva.

Le negaron fianza y el 31 de mayo del 2005 Jodorkovsky es declarado culpable y condenado a 11 años de cárcel. Pero en agosto 2004 junto a sus directivos de alto nivel aguardando juicio un tribunal de arbitraje se hizo con el control de Yuganskneftegas. Era la filial más productiva y la acusaron de evadir 3400 millones de dólares, es decir estaba en mora

Para el 19 diciembre 2004 el gobierno subastó por 9.350 millones de dólares a Yuganskneftegas ante el desconocido Baikal Finans Group y el 31 diciembre del 2004 la empresa Rosneft del Estado ruso asumió la propiedad de la empresa filial de Yukos.

[email protected]

http://www.aporrea.org/energia/a189448.html

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta