Guatemala: los años del terror. Por Miguel A. Jaimes N.

0 598

Martes, 11/01/2011 10:10 AM

Trascurría el año mil novecientos setenta y cuatro en Guatemala el más centroamericano de todos los países de aquella región.

En humildes pueblos y convulsionadas ciudades se ven claramente puertas marcadas con cruces hechas de alquitrán, estas señalando la segura muerte. Ya están escogidos miembros de familias enteras que morirán en las próximas horas, con suerte días, pero de seguro serán asesinadas.

Para hacer aún más lúgubre aquella insuficiente vida, al borde de los caminos hay cabezas clavadas en lo alto de largas varas llamadas picas. Inocentes del olvido de ayer, olvidados de hoy.

La celada es muy clara, que todo sirva de escarmiento y advertencia a cualquier revolucionario que se atreva a desafiar los homicidas que arrebataron la libertad de la nación.

El crimen es convertido en espectáculo público. Por doquier se ven restos de seres humanos que arrastran voraces y confundidos perros, pues la señal está dada: maten a los comunistas.

Todas las víctimas son despojadas de su nombre, tampoco nadie sabrá lo que un día fue su terrorífica historia. Todos, desde los más niños, han sido testigos de cómo se asesinaba por mero placer.

La mayoría de las víctimas son arrojadas en la boca de un apacible volcán, hace siglos dejo de botar lava, pero algún día asqueado dejara ver los inocentes que descansan en su gruta antes de volver a expulsar fuego.

Otros fueron arrojados al fondo de la mar o lo más usual, se les enterraba en gigantescas fosas comunes bajo la inscripción NN, que representa Non Nato, que simboliza No Nacido.

Las más de las veces, el terrorismo de Estado opera sin uniforme. Se llama, La Mano, La Sombra, El Rayo, Ejército Secreto Anticomunista, Orden de la Muerte, Escuadrón de la Muerte.

El general Kjell Laugerud, recién llegado a la presidencia por falsificación de elecciones, se compromete a seguir aplicando en Guatemala las técnicas que El Pentágono había ensayado en Vietnam.

Guatemala fue el primer laboratorio latinoamericano de la guerra sucia, así fueron arrastrados todos sus inocentes.

[email protected]

http://www.aporrea.org/ddhh/a115449.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta