Fuego en el Magreb. Por Miguel A. Jaimes N.

0 479

Domingo, 09/10/2011 11:13 AM 

¿Hasta donde llegará este incendio?

El Magreb es el sagrado suelo de los Bereberes. Su población es mayoritariamente musulmana y su hierático nombre significa: Lugar por donde se pone el sol. Está conformado por: Argelia, Mauritania, Sahara Occidental, Túnez, y Libia. Todos suman ochenta y cinco millones de habitantes.

Históricamente sus tierras han estado dominadas por Francia, Italia y España, países europeos encargados de saquear sus reservas y de imponer a la fuerza sus regímenes políticos.

Pero hubo un hecho de trascendental consecuencia vivido a partir del diez y siete de diciembre del dos mil diez. Un joven ingeniero de veinticuatro años, Mohamed Buazizi se inmola en plena plaza central de Túnez, esto, ante la negativa de la policía de devolverle la fruta decomisada que vendía para el sustento de su pobre familia.

Buazizi, agonizó en un hospital público y el cuatro de enero de dos mil once fallece, todo Túnez fue a su entierro y para finales de mes, el régimen despótico de Ben Ali, tirano que llevaba veintiún años en el poder, cayó.

Allí  comienza: La Revolución del Pan. La cual es extendida a Egipto, Bahréin y hoy hábilmente ha sido estacionada con la invasión a Libia por parte de la OTAN y amenaza con extenderse militarmente contra Irán, Siria y una gran revuelta que puede llegar a destronar los emires saudíes (Arabia Saudita).

La también conocida: Revolución del Jazmín está contaminada por intereses imperiales, estos, saben que hubo una revolución y la dejan, para que todo siga igual.

Pero, ¿qué es lo que defiende el gran capital internacional cuando el actual sistema económico hace aguas y todo indica que está llegando a su fin?

La respuesta está en el cuido y traspaso de los cuatro ciclos sistémicos de la gran acumulación del capital:

Podemos identificar un Primer Ciclo, conocido como el genovés que fue desde los  Siglos XV hasta principios  del siglo XVII. Las riquezas fueron obtenidas de los saqueos de Italia y España, esta última en el llamado “Descubrimiento de América”.

Cuando este Ciclo hizo aguas, toda aquella gigantesca base de dinero, joyas, perlas preciosas y oro pasaron al conocido Ciclo Holandés, periodo que abarcó desde los siglos XVI hasta finales del siglo XVIII.

Posteriormente, vino el gran Ciclo Británico el cual heredo todas aquellas increíbles reservas y las desarrollo desde la segunda mitad de los siglos XVIII, siglo XIX, llegando hasta los primeros años del siglo XX.

Actualmente estamos en el Ciclo Americano, iniciado desde finales del siglo XIX y que ha continuado hasta la actual expansión financiera, uno de los más largos, por eso se le conoce como El Largo Siglo Veinte.

Actualmente, todo indica que este siglo caerá, sólo que ha sido protegido desde la propuesta liberal, posteriormente el neoliberalismo y la actual globalización, la cual fracasa hoy, dejando la defensa a los señores de las guerras, estamos frente a un gobierno mundial militar: la Pentagonización.

Pero cuidado, esto caerá, y crearan otro sistema parecido a los anteriores donde el gran capital será nuevamente arrastrado con un nuevo elemento, las pletóricas reservas de petróleo acumuladas en el cartel OPEP. Por eso todas las guerras desde 1990 han sido contra los países miembros de esa corporación. Y el cuido de las grandes reservas almacenadas en los bancos centrales de cincuenta países y que están protegidos por la gran banca Suiza.

La pentagonización se ha caracterizado por las expansiones materiales del sistema-mundial capitalista. Cuando estas expansiones alcanzan su límite, el capital se desplaza al ámbito de las altas finanzas, donde la competencia militarizada entre Estados por el capital ofrece las mayores oportunidades para las expansiones financieras.

Por eso el actual largo siglo veinte ha sido protegido por varias doctrinas político-económicas, permitiendo avanzar los regímenes de acumulación en sus distintas fases, desde:

El Taylorismo (1912) (impuestos; flexibilización laboral).

El Keynesianismo (1930) (proteccionismo).

El Fordismo (1940) (producción en serie).

Neo keynesianismo y neofordismo (1970) (mixtura de modelos anteriores).

Financierización del capital (1980-1990) (neoliberalismo).

Contrarreforma liberal (1990) capitalismo organizado Vs. Capitalismo desorganizado.

Hoy estamos frente a la dominación de la Globalización, ejecutada por la actual pentagonización o regímenes de guerras. Esta última (pentagonización o regímenes de guerras) se inició a partir del dos de agosto de 1990 cuando la invasión contra Kuwait, primero por Irak y luego por EE.UU. El nuevo orden mundial se lanzó para apoderarse de cien billones de dólares, utilizando para ello a 500 mil de sus soldados.

Esta es la causa de las cinco razones que pudiésemos enumerar en la insurrección árabe: histórica, política, económica, climática y social. Lo cual cambio el curso de los acontecimientos en el Magreb Oriental, que justo se iniciaron en diciembre 2010 con la auto inmolación de Buazizi y de otros más en Egipto.

Para añadir otro aspecto geopolítico de crisis, tenemos que después de los grandes incendios que acabaron con miles de hectáreas de sembradíos en Rusia, esta suspendió en más de un 70% las importaciones a estos países, entre esos estaba Túnez, desabastecida, y lo interrumpido eran insumos para la dieta diaria de estos habitantes, y los precios se elevaron en un 49% siendo la segunda alza más grande de los últimos veinte años, la más cercana había sido en 1990.

Esto acelero la caída de Ben Ali, quien huye hacia Arabia Saudita, país que lo protege y quien no se atreve a deportado, oprobioso torturador al que le exhibían en los sótanos del ministerio del interior como atormentaban y asesinaban a quienes él tildaba de opositores. Hoy, exhibe un exilio dorado, pues al partir, aparte de llevarse miles de dólares y euros, también se robó tonelada y media de oro.

Por eso, hoy la OTAN y los EE.UU han criminalizado internacionalmente la política del Magreb y han descriminalizado por ejemplo las duras acciones de Indonesia e Israel, acusan de criminales a Sadam, Almanediya y Gadaffi, mientras se reparten a Argelia y Libia para los franceses, Marruecos, Irak y Kuwait para los americanos, Yemen para Al-Qaeda y Egipto para los ingleses.

Aquí  en Venezuela las cosas no cambian, pues a partir del catorce de febrero de 2011 es publicado en Gaceta Oficial número 39.615 que nuestro país tiene 296.500.944 en reservas, superiores a las de Arabia Saudita, ahora, ¿contra quién será la nueva guerra?

Este es el nuevo mapa de las reservas mundiales de crudo. Juzguen ustedes.

[email protected]

http://www.aporrea.org/internacionales/a131411.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta