El tuit urgente para PEMEX: No a la Reforma Energética. Por Miguel A. Jaimes N.

0 595

Miércoles, 08/01/2014 02:54 PM 

#NoReformaEnergética. Es el inocente tuit que en este momento está suicidando a Pemex y a México. Hace años que las cuentas no marchan bien en aquella compañía petrolera. México dejó de ser la tierra de Pancho Villa, el Chavo y el inolvidable Negrete, para convertirse en el ensayo petrolero neoliberal de Latinoamérica, Estamos en vivo y en directo desde donde se anuncia al mundo la privatización de una portentosa industria petrolera, todo se da, mientras los principales productores mundiales nacionalizan y rescatan sus industrias petrolíferas.

Méjico y no México la que debemos nombrar según nos autorizan las decisiones de la «Realísima academia española». Nación a la que Venezuela en los años del segundo gobierno de Rafael Caldera (1994-1999) se le compraba 400.000 barriles diarios de crudo para ser enviados a la refinería de Boom en Alemania, todo para que desde nuestro país la clase política mostrara su «país saudita».

Méjico los dueños del gigantesco campo CANTARELL de los conocidos Mamuts, capaz de extraer más de 100.000 barriles diarios. Ahora con vientos y mareas nacionalistas y reclamos populares que muy poco importan, contra todo pronóstico se privatizan sus reservas. Méjico se divide en inconclusas y oscuras privatizaciones.

Desde esta nación se extrae diariamente 2.514.000 barriles, exportando el 46%. De eso un 73% va hacía un gigantesco país que no es latinoamericano, pero es su vecino, quien diariamente consume una espeluznantes producción 22 millones de barriles, los Estados Unidos de Norteamérica. Mientras un 16% parte rumbo a Europa y el restante 11% se trasteja hacia el Lejano Oriente.

En la vertiginosa inversión estadounidense —como era de esperarse— su producción excede el consumo, producen 5.500.000 diarios pero se gastan más del triple. Sólo El Pentágono acapara 425.000 barriles diarios para el gasto de las naves que mantienen patrullando sus bases alrededor del mundo, es la frialdad llamada: Control del espectro total sus Comandos unificados, diseminan como epidemias océanos y continentes perteneciente a los 7.000 millones de habitantes, quienes se encuentran acorralados.

En la mejicana Pemex las recientes pérdidas anuales ascienden a la gigantesca suma de 7.121 millones de dólares. La dirigencia de sus sindicatos petroleros es altamente corrupta, igual que su «clase» política.

Pero las cosas no marchan tan bien para otro gigante sudamericano: Brasil, quien construye en la amazonia junto a Venezuela la Refinería Abreu de Lima. Petrobras una gigante que en los últimos dos años (2011 — 2012) facturó un poco más que su socia PDVSA, su cierre fue superior a 127 mil millones de dólares, pero sus ganancias cayeron vertiginosamente en un 39%.

Mientras, Venezuela anuncia el primer lugar en Sudamérica con las mayores reservas de gas, ocupando a su vez en este reglón un merecido puesto de cuarto lugar a nivel mundial.

Pero en Europa la Noruega Statoil, empresa creada en 1972, una de las máximas proveedoras mundiales de crudo y gas, acaba de obtener —primer trimestre 2013— beneficios netos que llegaron a 2.100 millones de dólares en las áreas de exploración, producción y distribución.

Mientras la extracción iraquí sigue inmersa en serios problemas, pues la guerra civil acompañada de atentados, bombas y masacres, está causando serios daños a los sueños norteamericanos, quienes han levantado los más desesperados nacionalismos y diferencias triviales, imbuyendo a millones en opacas salidas.

Las potencias mega consumidoras de crudo no han apartado sus fórmulas desarrollistas desde la Guerra Fría. Su Doctrina fue impulsada después de la toma de la embajada iraní (1979) la cual duró 444 días, hoy expresada en la reconocida «Cancillería Carter».

Esta «Diplomacia» ha sido reformulada por los Republicanos Bush padre e hijo y ahora más recientemente desde las administraciones Demócratas de Clinton y del Premio Nobel de la Paz Barak Obama. Es decir la paz del petróleo en manos del terrorismo neoliberal.

Bajo estas nefastas consecuencias mundiales, el gobierno mejicano desnacionaliza su industria en la llamada Reforma energética, aun cuando en el subsuelo existe mucho petróleo, pero pocas son las inversiones para extraerlo y ese es el caso de Pemex. Hay que asegurar lo restante, esa es la política energética de EE.UU.

Por eso, está ficción de robo energético con mascara política, más mediática y publicitaria que nacionalista es amarrada por desprendidos conceptos legales, pero hasta los inmigrantes que cruzan las fronteras del Rio Bravo saben que lo padecido con Pemex es un robo ilegitimo, ilegal.

Este dibujo de Reforma energética es un despojo. Después mandaran un Spam, dirán que nuevamente la patria fue traicionada.

[email protected]

http://www.aporrea.org/internacionales/a179696.html

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta