El escenario petrolero del Golfo Pérsico. Por Miguel A. Jaimes N.

0 572

Lunes, 21/11/2011 08:15 AM

Arabia Saudita, Angola e Irán son los principales países proveedores de petróleo hacia la República Popular China. Desde sus puertos salen exportaciones que traspasan el 25% de su consumo diario. Este, es el mayor de los países asiáticos y quema diariamente unos siete millones de barriles de crudo.

Pero los escenarios de la guerra activados por la pentagonización, ven este momento como uno de los mejores para balcanizar la zona en contra de Siria e Irán, desaviniendo la paz en la región y no sabiendo que es esté, es uno de los peores momentos para la guerra.

Sin dudas, es el peor momento para una guerra entre Estados Unidos e Irán o en contra de Siria, pero no es lo mismo para el resto de la OTAN, a quienes si les convienen en este momento el escenario de la guerra. Por eso los Estados Unidos han arriesgado la supremacía de su fuerza a esta organización, erigida como la bota militarista que hoy amenaza al globo terráqueo.

Por otra parte, las medidas que tomarán los países productores de importantes materias primas como el petróleo, no será tan fácil si se lo vienen a quitar, esto no tiene rostro de ser un paseo dominical, si hay guerra en el Golfo Pérsico, habrá recesión en el mundo, pues Irán cerrara completamente y por mucho tiempo El Estrecho de Ormuz y el petróleo se iría a 400 y 500 dólares por barril.

Esta zona es conocida como La Puerta de las Lágrimas, rodeada  por el Océano Indico, lugar por donde transita más del 60% del petróleo que se consume hoy día en el mundo. El consumo mundial de crudo en todo el planeta alcanza los noventa millones de barriles diarios, de éste, un 35% es aportado por la OPEP, organización a la que le han invadido y derrocado una cuarta parte de sus gobiernos, mientras las otras tres cuartas partes restantes, subyaces amenazadas por el poderío de la Organización del Tratado del Atlántico Norte en conjunto con el poder bélico de los Estados Unidos.

Tres serian las principales causas de un aumento por encima de los doscientos dólares por barril. La primera la incorporación de la gigante petrolera rusa como país miembro de la OPEP.

Segunda, una eventual guerra contra Irán o Siria. Y una tercera es la esperada explosión social en Arabia Saudita.

[email protected]

http://www.aporrea.org/internacionales/a133979.html

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta