Duras sorpresas

    0 693

    Por: Miguel A. Jaimes N.

    La oposición no esperaba un triunfo electoral como el que acaban de recibir (6/12/2015) y el chavismo tampoco se imaginaba un revés tan sorpresivo. Ahora, ¿que afectó a las fuerzas de la revolución? Son varias las causas pero las más graves son las colas. Y en medio de este sorpresivo fenómeno se intentaba comprender algunas de las “exigencias” de los compradores las cuales eran aún más sorprendentes: mayonesa, mantequilla, salsa de tomate, más otros artículos importados muchos de los cuales por sus altísimos costos nunca habían podido ser adquiridos por las mayorías desde que comenzaron a llegar al país con las extravagancias que dieron origen a la renta petrolera.

    A todos nos sorprenden los voluptuosos precios. Por poner un ejemplo: los granos (caraotas, lentejas, garbanzos, entre otros) y en eso se hizo muy poco o casi nada para controlarlos a su valor real. A nosotros nos emborracharon las colas con el sobreprecio y en su intento de eliminación los resultados fueron muy tardíos.

    Mantuvimos un equilibrio sin comprensión por eso ahora hay que aceptar el actual e inusitado apabullamiento, esto es lo que intentará hacer la oposición desde la Asamblea Nacional.

    Aquí todos sabíamos que estábamos mal pero es difícil decirlo. Por eso, ser gobierno no debe eximirnos de decir los errores los cuales todos sabemos que están sucediendo. No ha sido fácil alertar sobre lo que pasaba. El mejor termómetro es todo lo que se ve en la calle.

    Y uno se pregunta: qué habría hecho Hugo Chávez con el tema del papel higiénico. No es posible que se caiga una revolución por no tener papel para ir al baño. Eso es inentendible.

    Chávez hubiese colocado una gran fábrica de papel higiénico para la zona andina y así sucesivamente para el resto de las regiones del país y luego habría anunciado: aquí está el papel higiénico en cantidades suficientes para todo el país.

    Lamentable o no, hay que entender las inclinaciones y apetencias de los venezolanos al comprar. Por eso gobernar es cosa seria y muy delicada. A la revolución bolivariana no le pasará nada que no le hayan advertido por múltiples vías.

    No es falta de recursos, dinero para mover el país ha habido. Aquí el principal modelo a vencer es la ineficiencia y la mala gerencia. La incompetencia nos mata. Como es posible que en algunas entidades bancarias fundadas en revolución como el Banco Bicentenario el servicio sea tan malo. Un ejemplo: no funcionan sus cajeros electrónicos y los fines de semana este mal se amplía junto a la banca privada y las autoridades responsables de velar por un buen servicio no hacen nada.

    En esto hemos hecho próspero el enfrentamiento y la intolerancia y esto hace mella en la población, debimos haber tenido mucho cuidado con manejos desmedidos y haber introducido propuestas de funcionamiento, esas medidas que Chávez llamaba eficiencia, debieron haber sido las prioritarias.

    Pero afrontar este duro momento aún es la oportunidad del chavismo. Ahora es que los seguidores de la revolución aprenderán a moverse de verdad y podrán derrotar a la oposición en próximas contiendas.

    Ganó lo peor de la derecha. Pero el chavismo sabrá moverse con más responsabilidad ante la nueva dificultad. Debemos estar tranquilos pues la embriaguez de la oposición no dará para tanto. La actual situación unirá al chavismo y sabrá hacerle frente.
    Cuando decimos que en Venezuela hay muchas cosas en riesgo no nos referimos a que los chavistas quieran quedarse con un motín. La derecha no sabe leer los nuevos tiempos, por ejemplo el caso Argentino puede tener sus días contados pues las ansias de odio, revanchismo y venganza los hundirán de seguro y muy pronto, ya han hecho de su propagación un sortilegio continental solo habrá que esperar que el hechizo se derrumbe.

    Hay que tener cuidado con estos éxitos de papel pues ganándole al adversario se desarrolla un impulso con tus seguidores los cuales necesitan respuestas, atenciones y los cuales sin esto será muy difícil dominar. Recuerden, los que no obtuvieron su triunfo siguen aquí. La oposición es torpe y vengativa y el poder de esté Estado con su gobierno no está solo en el poder legislativo. Se perdió una parte del poder pero el poder central, real está en el pueblo y con este fenómeno continental no podrá lidiar la oposición nacional la cual en cada contienda electoral está venida a menos.

    [email protected]
    [email protected]

    @migueljaimes2
    Skype: migueljaimes70

    ARTÍCULOS SIMILARES

    SIN COMENTARIOS

    Deja una respuesta