Doctorado Honoris Causa a Eduardo Galeano, Noam Chomsky y Joseph Stiglitz

0 557

Por: Miguel A. Jaimes N. – M sc. Ciencias

Martes, 18/08/2009 06:44 PM

Los distinguidos y controversiales escritores más conscientes de la era que recién finaliza y la nueva época que comienza, personificados en las almas de Eduardo Galeano, Noam Chomsky y Joseph Stiglitz, bien se merecen por parte de la reserva moral de las Universidades venezolanas representantes del nuevo pensamiento humano, ético y progresista en esta hora mundial, conceder “Doctorado Honoris Causa” a estos filósofos de la nueva humanidad.

La Universidad Bolivariana de Venezuela, la Universidad Nacional Experimental de las Fuerzas Armadas y la Universidad Rómulo Gallegos, deben entender que les asiste la responsabilidad académica, social, moral y concederles tan alta distinción a los más adelantados planteamientos concentrados en las verdades más trascendentes que han tratado de despertar al mundo de las amenazas cernidas sobre su futuro inmediato.

El suramericano Eduardo Galeano de nacionalidad Uruguaya, representa duras verdades desde su máxima obra “Las Venas Abiertas de América Latina” presentación actual de duras consecuencias vividas por la larga hora de la pavura explotadora.

Noam Chomsky expuso duras críticas al sistema financiero occidental, y en particular al de EE.UU. alerto como estos se quedaron con todo el beneficio del sistema productivo, siendo difícil clasificar la depravación moral de nuestro sistema financiero.

Sin embargo las críticas más duras fueron para el negocio montado alrededor de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos. Los bancos, «descubrieron que había dinero en la base de la pirámide de las clases sociales y decidieron ir allí y traerlo para la cima». «Robaron a los más pobres de los más pobres».

La jerarca plaga bancaria se olvido de su razón de ser, la diversificación del riesgo y la transferencia del capital de los ahorradores para los inversores, sencillamente, ellos evaluaron mal, calcularon mal el riesgo y el capital.

La gran base capitalista forzó la doctrina de la derecha sobre economías de mercado que claramente fallaron en la importancia de regular mercados, recordando que la experiencia de Chile cuando el dictador Pinochet, aconsejado por Milton Friedman, experimentó la desregulación de su sistema financiero y le costó a los chilenos -los cuales muchos aun no terminan de darse cuenta- un cuarto de siglo pagando deudas.

Por su parte Joseph Stiglitz vaticino la caída libre de la economía y una profunda recesión, este Premio Nobel de Economía, expuso que no se vislumbra un fin optimista a corto plazo para la crisis.

Atribuyo a los bancos de querer echar las culpas de lo ocurrido a los reguladores, y los comparó con «los ladrones que pagan caro a los policías para que vayan a dar una vuelta mientras ellos roban, y ahora vienen a decir que la culpa es de los policías».

Esto unido en una mezcla de corrupción entre el sistema financiero y los políticos estadounidense mas el continuo movimiento de desregulación asociado a la ideología de que los mercados se autorregulan, y una política monetaria demasiado expansiva, son la causa de que el mundo esté inmerso en la peor crisis de los últimos ochenta años.

Ex presidente del Banco Mundial, participo en las controversiales Conferencias de Estoril, que bajo el lema «Desafíos globales, respuestas locales», denuncio que los capitales conseguidos tras la ruinas de los países señalados del Tercer Mundo, pretende convertirse en un punto de reflexión internacional para hablar sobre globalización y agazapados abrir las trochas  del liberalismo de Davos y arruinar la utopía de Porto Alegre.

Considera que la raíz de la actual crisis nace en la corrupción al estilo estadounidense, este dio elevados aportes que la industria financiera hizo para las campañas electorales de demócratas y republicanos a lo largo de los años. «Invirtieron y consiguieron resultados, la desregulación» y la «ideología de que los mercados se autorregulan».

Este panorama compartido por estos tres investigadores coincidieron no ser optimista sobre las medidas adoptadas para hacer frente a la crisis mundial la cual se ha maquillado para horrorizar a los habitantes de un mundo cada vez mas acosado por los medios de comunicación. Denunciaron cuando la reunión del G-20 como estos explayaron la decisión de fortalecer el papel del Fondo Monetario Internacional y del Financial Stability Forum, instituciones que gestionaron las crisis en los años noventa y emprenden hacer lo mismo en esta hora.

Han recusado a la Administración Obama de apostar por «mantener vivos bancos zombis», incentivando la creación de instituciones de apoyo a la economía, pero llegando demasiado tarde, siendo demasiado pequeños y muy mal diseñados.

Estas orientaciones han permitido a muchos teóricos de la academia consciente compartir las verdades duras, sufrientes e injustas. La nueva academia en evolución de su pensamiento es la llamada a otorgar el sencillo reconocimiento a estos pensadores por un merecido Doctorado Honoris causa.

[email protected]

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta