Consejo Nacional Energético. Por Miguel A. Jaimes N.

0 576

Viernes, 16/05/2014 11:40 AM

Campo Boscán

Si tomamos el origen etimológico del concepto consejo, vemos que proviene del latínconsilium, traducido en dictamen, diferenciándose de concejo que proviene de la vozconcilium lo cual significa asamblea. Aclarado esto podemos definir un Consejo Nacional Energético como aquel órgano colegiado de la administración pública, con reglamento propio, creado por ley, encargado de regular e informar sobre materias específicas petroleras de interés a un país, entendido en un ámbito nacional.

Un Consejo Nacional Energético sería un órgano de la administración pública nacional encomendado para regular, planificar presupuestar, invertir, desarrollar, velar e informar a la nación sobre el uso correcto de los recursos energéticos y sus derivados para la aplicación en políticas de inversión, aprovechando la cantidad de divisas ingresadas al Fisco por las ventas petroleras. A la vez fortalecería e incorporaría otras instituciones encargadas de tratar el tema, teniendo entre sus aristas crear un espacio dedicado a los altos estudios para formar profesionales calificados, creando de este modo una cultura amplia, responsable y planificada sobre el recurso más importante para Venezuela.

Un ejemplo lo encontramos en la república vecina de El Salvador, quienes cuentan con un Consejo Nacional de Energía creado en el año 2007 encargado del uso racional y político de sus recursos energéticos. Cuentan con un órgano de consulta popular integrado por diversos personajes del sector privado, especialistas petroleros, instituciones universitarias, protectores del consumidor y medio ambiente trabajando de forma articulada. De este modo se ha notado un avance en su PIB traduciéndose en una mejor calidad de vida, infraestructura avanzada, aprovechamiento de sus recursos y sobre todo conciencia crítica petrolera.

La necesidad de crear en Venezuela un Consejo Nacional Energético es imperante para dejar de vivir a ciegas de una renta petrolera sin suficiente planificación ni conciencia y comenzar a tomar el asunto petrolero con la seriedad que se merece.

Antes de dar un concepto de lo que se denominaría un Consejo Nacional Energético, diríamos que es una instancia especial para tomar decisiones y poner en cuenta los diversos factores políticos, económicos, organizativos y de planificación que encerraría un organismo de este nivel, ente novedoso para el cual deben asumirse correctamente tópicos que concreten un concepto bien definido, y evitar una definición abstracta que disuelva la premisa. De esta forma es imprescindible tomar en cuenta en primer lugar el aspecto político, ya que dentro de la estructura del Poder Público Nacional se presentaría este organismo como una herramienta para cohesionar los diversos planes trazados por el Estado para un desarrollo energético; ahora bien, el Poder Público Nacional actuando específicamente en el Poder Ejecutivo, puede emplazar a través de los ministerios relacionados al área la conformación de un grupo de alto nivel que reuniría expertos de diversos puntos de vista que permitan desmitificar que el tema petrolero es solo cuestión de expertos; ingenieros industriales, ingenieros petroleros, químicos, asesores jurídicos, hasta ahora los únicos presentes en planes dentro de la industria petrolera. La creación de este organismo debe considerar la participación con miembros de PDVSA, pero también de empresas fundamentales dentro del área energética en Venezuela y de otros especialistas, investigadores que igual tienen mucho por decir en esta nación que debe asumirse como petrolera.

Es vital tomar dentro del marco de estas reuniones planes y proyectos del Estado, más expertos independientes en materia energética, y mostrar una vía expedita para la consecución de estos. Sin embargo, dentro de los principios de estas reuniones debe estar la realización de una estructura de trabajo en las que se tracen objetivos a corto y mediano plazo, es decir, la creación de una colectividad con un punto de vista político para condensar todos los propósitos del Estado en un órgano que cuente con personas calificadas que sirvan de soporte a PDVSA más organismos relacionados con el resto del reto de la nación energética más importante del planeta.

Ahora bien, para la conformación de este organismo deben tomarse en cuenta aspectos importantes en lo económico, ya que debe determinarse la rentabilidad con la inversión y el desarrollo, puesto que implica reorientar el gasto, planificar y desarrollar nacionalmente y lo cual no debe seguir admitiendo falla alguna. Así pues, calcular un presupuesto orientado por este organismo de estas características no es fácil. Es imperante que el país cuente con personal calificado y no reducido como hasta ahora para reorientar el desarrollo petrolero.

[email protected]

http://www.aporrea.org/energia/a188219.html

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta