Congo Petrolero

0 864

Por: Miguel A. Jaimes N.

Sábado, 25/04/2015

África es quizás uno de los continentes más ricos del planeta pero el mosaico de colonias que impuso Europa en el último siglo hicieron del continente negro una de las regiones más asoladas por las hambrunas, por eso los años de vida de cualquier ser humano no sobrepasan cuatro décadas.

La República democrática del Congo no fue la excepción. En los lemas de su bandera y escudo de armas puede leerse una consigna referida a Justicia, Paz y Trabajo. El centro de su capital es Kinshasa, allí habitan ocho millones de seres humanos, mientras su población total se extralimita a 80 millones de habitantes, mientras en todo el continente negro son cincuenta y cuatro naciones habitadas por mil millones de habitantes repartidos en 30 millones de kilómetros cuadrados.

A pesar de estar en el continente africano no hablan su propio papiamento, el idioma oficial es el francés. El promedio de vida en este mosaico de naciones divididas como consecuencia de la I y II guerras mundiales (1914—1918 y 1939—1945) sigue muy por debajo de la media mundial, es decir, uno de los más bajos del planeta.

Su sistema electoral es semipresidencialista. El Primer mandatario es Joseph Kabila y el Primer Ministro de aquella poco conocida y asolada región olvidada del mundo es Augustin Matata Ponyo.

Independizarse de Bélgica fue muy duro y  aún las consecuencias se pagan. Lo lograron un 30 de junio de 1960. Todo se desarrolló en una imponente área geográfica la cual asciende a 2.345.410 kilómetros cuadrados mientras sus fronteras se extienden sobre 10.744 kilómetros y sus costas apenas cubren 37 kilómetros.

La RDC geográficamente se ubica en el África Central, rodeada por las repúblicas Centroafricana, Sudan del Sur, Uganda, Ruanda, Burundi, Tanzania, Zambia y Angola esta última perteneciente a la OPEP. El Congo está situado sobre el rio Congo bautizado por la penetración y explotación portuguesa pues su nombre anterior era Nzadi, este se extiende hasta la región de Los Grandes Lagos. Su salida al Océano Atlántico lo hace a través de una estrecha franja de territorio conformada por unos 40 km de costas. Su espacio es el segundo más grande de toda África después de Argelia otro de los importantes países pertenecientes al mismo holding petrolero.

Sobre su territorio se han cometido todos los abusos inimaginables. Esta tragedia comenzó por parte de quienes por siglos se creyeron sus dueños; Bélgica, cuando el Rey Leopoldo II de aquel lejano país a través de lo que se conoció como la Asociación Internacional Africana implantaron una colonización brutal la cual llevó a la nación a llamarse el Congo Belga, país que llevó ese nombre hasta el primero de agosto de 1964 cuando comenzó a ser conocida como República Democrática del Congo, pero a partir de 1970 fue dominada por el dictador Mobuto Sese Seko quien a partir de 1997 la llamó Zaire.

Antes de la aprobación de la RDC esta era conocida como el Congo léopoldville actual capital Kinsasa, esto la distinguía de un segundo Congo, el Congo Brazaaville. Esa sería la causa por la cual el entonces presidente Mobuto la distinguió con la creación de la República del Zaire. La etimología de su nombre proviene del rio que se traga todos los ríos.

Mobuto Sese Seko fue autócrata y extremadamente violento y tras su derrocamiento inició una terrible guerra civil en la cual participaron fuerzas armadas de siete países. En esta espantosa ofensiva asesinaron más de siete millones de seres humanos.

Para los años 2003 al 2007 el país estuvo en una tensa calma bajo el mando de un gobierno de transición, pero a finales del 2006 un proceso de elecciones eligió a su actual mandatario Joseph Kabila quien hasta ese momento ejercía funciones de mandatario interino.

La saciedad de los reinos se llenaron del desarrollo de sus minerales lo primero en explotarse fue el petróleo, seguido por el hierro y el cobre, así fueron beneficiándose económicamente tras el robo de otros minerales como la explotación de marfil.

Hasta 1908 el Congo fue gobernado por el Rey Leopoldo y cuando este muere todo aquel territorio fue cedido a Bélgica y como un fuego su territorio fue sometido a una intensa explotación. A partir de ese momento sus recursos más sensibles definieron la paz de aquella región por guerras. Con esto comenzaba el modelo esclavista el cual hasta ahora en este nuevo siglo aún no desaparece. El país pasó de colonia antigua a un colonialismo actual. ¿Cómo lo podríamos llamar? Colonialismo moderno.

La suerte del Congo tiene mucho que ver con la terrible tragedia vivida en estos momentos en contra de Libia. Miles de inmigrantes ahogándose en el paso del Mediterráneo por ir a buscar en bajo en Europa. Pero rechazados por los mismos europeos quienes han sido los responsables del despojo de su petróleo.

[email protected]
[email protected]

@migueljaimes2
Skype: migueljaimes70

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta