Bin Laden y Al Qaeda: La mayor farsa. Por Miguel A. Jaimes N.

0 486

Miércoles, 04/05/2011 09:33 PM

Desde la hegemonía Bush sabían del paradero de Bin Laden, incluso el 11 de septiembre de 2001.

El 10 de septiembre Laden estaba hospitalizado, haciéndose diálisis por una afección en un riñón dentro de un hospital militar de Paquistán en la ciudad de Rawalpindi.

Ayudado por un equipo médico militar, los mismos, días después apoyaban a Washington a invadir su propio país. Si unos militares se han aprovechado del juego estadounidense han sido los paquistaníes.

La noche del 10 de septiembre, Laden fue trasladado secretamente hasta este hospital militar y le trajeron un equipo de urólogos. Fue cuidado al extremo, sufría de varios padecimientos, era considerado un hombre muy importante, incluso en ese mismo hospital era atendido con regularidad.

 El día de los atentados Laden estaba en el hospital, todos sabían que era el primer señalado. ¿Por qué no fue capturado? Tras las rejas Laden, nunca habríamos tenido esta leyenda mediática que duro diez años.

El Presidente Musharraf había declarado que Laden estaba enfermo de los riñones, pálido y demacrado, su mano izquierda inmóvil. Incluso la protección del gobierno paquistaní es tal, que le dice a los EE.UU. que podía morir en cualquier momento.

La seguridad paquistaní juega con El Pentágono al ocultarlo. Así, Laden se haya retirado del hospital horas antes del 11 de septiembre, pudieron haber dado con su paradero, pero no lo hicieron. La Casa Blanca necesitaba una estructura mundial tan grande como un fantasma para pelear: Al Qaeda.

Mientras asustaban al mundo, los militares de estos países negociaban. Nunca lo  detuvieron porque privarían a los medios de la psiquiátrica historia que acabamos de ver en estos diez años.

Pero la doctrina de Seguridad Nacional no esconderá su sosiego contra los musulmanes, esta cruzada aún no tiene fin, ahora se prepara para una nueva historieta. Seguro habrá un nuevo terrorista y bien podría salir de los mercenarios invasores en Libia.

[email protected]

http://www.aporrea.org/internacionales/a122768.html

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta